optimizar en la cocina

Aunque ahora reciba nombres en inglés como “trash cooking” y sea una tendencia de moda, este hábito es el de toda la vida de nuestras abuelas y madres. Básicamente, es la gestión de los alimentos para aprovecharlos al máximo y sacarles el mayor partido posible.

Lo cierto es que optimizar en la cocina alimentos y minimizar residuos es una tarea más que importante desde el punto de vista económico, medioambiental y ético.

Un dato revelador y que nos debe hacer reflexionar en pro de la sostenibilidad: según los últimos informes sobre la cuantificación del desperdicio alimentario, en las casas españolas se tiran de media a la basura 1,4 kilos de comida a la semana. Si hacemos el cálculo anual nos salen alrededor de 80 kilos. Esta cantidad nos lleva a la reflexión crítica y consciente, sin duda.

Así que aunando todas las razones éticas y medioambientales vamos a enumerar esos consejos:

CONSEJOS PARA OPTIMIZAR EN LA COCINA

  • Comprar a granel, de temporada, al pequeño productor, y pensado en nuestras rutinas. Para ello, las cestas de verduras son indispensables. Se adaptan en tamaño, son a domicilio, vienen directas del huerto y son naturales cien por cien (sin pesticidas y con el mimo de una agricultura respetuosa y local).
  • Utilizar aquello que se desecha de las verduras cuando cocinamos para hacer cremas o caldos. Una buena idea es guardarlos en la nevera en una fiambrera y cuando esté llena, la utilizamos.
  • Algunas pieles como las de las patatas, pueden darnos mucho juego y servirnos para hacer unas chips bien sabrosas. Solo hemos de limpiarlas bien y freírlas. También las podemos hacer con las sobras de chirivía o kale.
  • Si cocinamos un guiso y nos sobra, podemos reconvertir el excedente en croquetas (como tantas veces hemos oído), o en rellenos para lasañas, empanadillas, quiches o canelones. Estas últimas formas son más rápidas y fáciles y pueden encajar perfectamente en nuestro día a día.
  • La fruta madura puede servir para hacer mermeladas, postres o batidos y smoothies. No es posible hablar de optimizar en la cocina sin recurrir a los zumos y batidos. Cualquier fruta y verdura en combinación nos nutre, enriquece y alimenta en un segundo. Además nos hidrata y es un complemento ideal para el deporte. ¡Y para que los niños tomen su ración de frutas!
  • Con los restos de carne o pescado podemos hacer hamburguesas. Les podemos añadir arroz o legumbres y podemos tener otra cena o comida, además bien saludable.
  • Las ensaladas, revueltos o tortillas pueden constituir la base de unos tacos. Se especian y condimentan y de nuevo se convierten en otras opciones.
  • Las verduras de temporada tienen muchas opciones, hemos de ser originales y probar sus posibilidades. Por ejemplo, los tirabeques que sobraron del revuelto, se introducen en un arroz meloso, los calçots se reutilizan en una tortilla o los puerros nos sirven para hacer un sofrito en lugar de utilizar cebolla.
  • Podemos hacer conservas con las verduras de cada temporada. Así nos garantizamos consumir fuera de esta y poder disfrutar de esa verdura que tanto nos gusta. El ahorro es cuantioso y significativo.

Sin duda, la imaginación es una gran aliada a la hora de optimizar en la cocina. Es positivo no encasillar los alimentos y darles recorrido (unas espinacas pueden servirnos para una ensalada, un revuelto, una batido energético o un hervido y sopa…) Solo hay que buscar esas segundas opciones.

Optimizar en la cocina y la reducción de plásticos

Además, optimizar en la cocina nos dará la clave para no utilizar plásticos y comprar productos sin envases. Sabemos que este es un problema actual y que daña sin medida la naturaleza. Por ello, será óptimo, comprar sin plásticos, pensando y planificando los menús y recurriendo a alimentos de calidad.

En definitiva, optimizar en la cocina puede ser sencillo y fácil. Solo hay que redireccionar los alimentos que nos sobran en otras propuestas que además, ganan en sabor y apetencia.

Lo agradeceremos mucho a nivel ecológico, sostenible y de nuestra economía familiar.

Decide, come, ama

Llimera

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (3 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Llimera es un espacio que ofrece la posibilidad de una alimentación saludable y rica, pero también una manera de entender la vida de forma amplia y diversa. Por eso, nuestra conexión con lo que Llimera significa es más que un planteamiento sobre alimentación: es sentir de manera natural, es disfrutar de lo sencillo y cercano, es creer en la ecología y en los métodos sostenibles, es favorecer el bienestar integral de las personas, es amar a los animales. Por todo ello, en Llimera ponemos la energía en la capacidad de sentirnos bien. De hacer sentir bien. Y hemos adquirido el compromiso de trabajar por ello. Llimera, es por tanto, un volver a esta esencia, a esta sinergia con la tierra, a este amor por lo natural. Es de nuevo, evocar bonitas sensaciones y buenos momentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here