utensilio de cocina
revista cultivarsalud

Utensilios de cocina: buenas noticias, malas noticias y verdades ocultas.

Mi caso, como el de tantos otros, es el de alguien que creció creyendo que Coca Cola era una bebida saludable, que Colacao era ideal para quienes practicábamos deporte o que McDonalds era una marca de hamburguesas adecuadas hasta para los mas pequeños de cada casa.

Verdades ocultas

Por suerte el “Desbloqueo” de muchas verdades ocultas durante tantos años nos ha llevado a mejorar nuestra capacidad para discernir lo que “si” de lo que “no” y lo “bueno” de lo “malo”, también a tomar conciencia de que históricamente se fomenta la comercialización de infinidad de productos que atentan contra nuestro mayor activo, la salud.

Yo hoy quisiera arrojar algo de luz a uno de los “nacientes debates” clave para nuestra salud desde el área de la alimentación, sobre todo para quienes ya hemos entendido que “alimentarnos no es lo mismo que nutrirnos”, y que “no somos lo que comemos sino lo que nuestro organismo es capaz de absorber”, lo haré desde una óptica distinta que espero que ayude al lector a “discernir” y “tomar conciencia” en un área que no solemos tener en cuenta y que como digo es vital, los utensilios de cocina.

revista cultivarsalud

Una vez se ha sabido que nutrirse bien es muy importante para nuestra salud la tendencia de mercado ha dirigido la atención esencialmente a la calidad de los alimentos. Nosotros los concienciados, buscamos verduras y frutas libres de pesticidas, carnes procedentes de animales no hormonados, evitamos los procesados, las grasas saturadas, los azucares etc. Todo esto esta muy bien, pero solo es una parte del proceso, hemos descuidado las otras dos tan importantes como el propio alimento en sí, que son el “como cocinarlos” y el
“donde cocinarlos”.

Respecto al “donde cocinarlos” tengo buenas y malas noticias, empezaré por las malas como se suele hacer:

Malas Noticias

“Los utensilios con los que cocinamos los alimentos son por lo general los causantes de la contaminación de los mismos con metales pesados y otros materiales tóxicos”.

Fruto de ello se favorecen en mayor o menor medida ciertos problemas de salud entre los que se encuentran la obesidad, problemas digestivos, desordenes hormonales, enfermedades derivadas del sistema nervioso central (Alzheimer, Parkinson), cáncer, anemia, alergias, intolerancias, esterilidad, hipotiroidismo, enfermedades relacionadas con el hígado y otros.

Lo sé, suena dramático y alarmista, pero no cunda el pánico, ya pasamos antes por ahí cada vez que una de esas verdades ocultas sale a la luz, por suerte todo tiene solución.
Empecemos por evitar aquellos materiales altamente contaminantes en nuestra
cocina entre los que destacamos:

  • Aluminio
  • Acero Inoxidable
  • Teflón
  • Cerámicas
  • Vidrios
  • Barros
  • Cobre
  • Plásticos
  • Hierro

El Aluminio y el Plomo (muy presente en los esmaltados que se aplican a los vidrios y barros) son especialmente peligrosos para el sistema nervioso central (el Aluminio está prohibido para su uso en cocina)

El Teflón es un derivado del petróleo totalmente sintético que contiene PFTE (polifluorotetraetileno) muy tóxico y cancerígeno, cuando su propiedad antiadherente desaparece da paso al contacto del alimento con la capa interior que suele ser de aluminio, (la OMS recomienda cambiar las sartenes de Teflón cada 3 meses).

El Acero Inoxidable es muy mal conductor del calor por ello es que encontraremos un añadido en la base de la Olla o Cazuela cargado de metales buenos conductores que actúa como termodifusor y que acaba permitiendo el trasvase de dichos metales al alimento a través de los poros del acero inoxidable una vez este se somete a altas temperaturas.

Buenas Noticias

La buenas noticias son que como ocurre en el caso propiamente de los alimentos, en esta parte de la ecuación también hay alternativas para evitar los contaminantes! Haya calma pues.

No todos los utensilios están fabricados con materiales que contaminan, destaco un material que conozco a la perfección por cuestiones profesionales y que ofrece todas las garantías en cocina para preservar la pureza de los alimentos, me estoy refiriendo al Titanio, en concreto a la aleación 316Ti que es la que se utiliza en prótesis médicas e implantes.

Esta aleación no desprende metales y compacta a temperaturas medias convirtiéndose prácticamente en un anti adherente natural que no requiere de aceites o grasas para cocinar, es muy resistente a la corrosión y no reacciona ante los ácidos de los alimentos.

Existen muy pocos fabricantes en el mundo por su elevada dificultad en el proceso de fabricación, no obstante su alta calidad permite ofrecer una garantía de por vida.

Existe un fabricante de utensilios de cocina que combina el material Titanio 316Ti con una tecnología propia que le permite cocinar a baja temperatura con un efecto semi-vacío, lo que provoca una retención casi del 100% de los nutrientes de los alimentos en el proceso de cocinado y una conservación de los sabores naturales de los mismos. Sus precios están por encima de la media de mercado pero bien es verdad que cuentan con soluciones asequibles a cualquier bolsillo y son utensilios de cocina para toda la vida.

Nota; atentos por favor a los fabricantes que anuncian utensilios de titanio a precios de mercado, corroborar que no se trate de partículas o polvo de titanio, cuyas propiedades no evitan la contaminación, ni son anti adherentes.

En resumen nutrirse bien es salud, además del resultado de (1) seleccionar bien los alimentos que vamos a tomar, (2) aplicar la técnica correcta para cocinarlos (tiempo y temperatura) y (3) utilizar los utensilios adecuados.

Julio Llopis

Contribuimos desde el compromiso ético a que la sociedad alcance un estilo de vida equilibrado y consciente. Apoyar el desarrollo sostenible y proyectos socialmente responsables, teniendo presente: Cuerpo, mente y entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here