Las emociones y la alimentación
revista cultivarsalud

Nuestras emociones y la alimentación, en muchas ocasiones está muy relacionada con nuestro estado de ánimo. Pero también con nuestras relaciones sociales, familiares y laborales. Por regla general los grandes acontecimientos los celebramos alrededor de la mesa.

Si reflexionamos un poco más sobre los motivos por los que comemos de forma ansiosa, rápida, podemos observar que comemos porque nos sentimos tristes, aburridos, nerviosos. Y no porque tengamos hambre física real, hambre de estómago. ¿Has hecho la prueba? ¿Has visto como las emociones y la alimentación están relacionadas?

Comemos determinados alimentos según nuestro estado de ánimo

Te aconsejamos que tomes conciencia de ello y lo anotes en tu diario de alimentación. ¡Te sorprenderás! Hay momentos del día, mes, que podemos comer determinados alimentos según nuestro estado de ánimo. ¿Quién no ha comido chocolate o algo dulce después de un día complicado?

revista cultivarsalud

En cierta manera es normal que estén relacionadas las emociones y la alimentación. Si te fijas hay determinados sabores que nos recuerdan a nuestra infancia. Por ejemplo, el sabor dulce, nos ayudan a sentirnos mejor ya que producen serotonina y nos reconfortan.

¿Qué alimentos solemos echar mano de ellos cuando estamos así? Generalmente son alimentos grasos o con exceso de azúcares. Estos cambios generan desequilibrio en nuestro cuerpo, aumentado el peso y nuestro estrés.

Alimentos con Omega 3, curcumina y vegetales lácteos fermentados

La “nutrición emocional” se consigue gracias a las nutrientes de determinados alimentos que nos ayudan a conseguir un equilibrio emocional. Entre ellas destaca el Omega 3, grasas saludables que constituyen la base de un tipo de dieta especialmente antiinflamatoria, neuroprotectora y celosa del bienestar emocional. La encontramos en alimentos como aceites vegetales, nueces. Disminuyen las tasas de ansiedad y disminuye los síntomas de depresión.

La curcumina es una molécula mágica con más de 100 actividades beneficiosas en el organismo. Es capaz de mejorar el estado de ánimo, además es anticancerígena, antioxidante, antiinflamatoria.

Gran cantidad de vegetales y lácteos fermentados actúan como equilibradores de la flora microbiana intestinal, la microbiota. Es la encargada de producir la mayoría de la serotonina del organismo, principal neurotransmisor relacionado con el estado de ánimo. El 95% de la serotonina se produce en el intestino y entre otras funciones, regula el estado de ánimo, las emociones y el apetito.

El efecto de los frutos secos, frutas rojas, chocolate, té y café

Los  frutos secos son estupendos para nuestro estado de ánimo, es un ejemplo de la relación emociones y alimentación. En general, todos aportan diversos minerales, como el magnesio y el hierro, que impiden la fatiga neuronal y los estados de ansiedad asociados.

Las frutas rojas como las fresas, frambuesas, moras, cerezas, granadas, arándanos y otras nos levantarán el estado de ánimo. Son ricas en flavonoides, antocianinas, ofrecen sustancias saludables para aliviar el estrés y la ansiedad. Contribuyen a la producción de dopamina, que facilita las labores cognitivas y estimula un estado de ánimo equilibrado.

Finalmente, el chocolate, té y café. Destaca el papel antioxidante del té verde, el efecto estimulante del sistema nervioso central del café a mini dosis adecuadas, que aumenta el nivel de endorfinas. El chocolate negro, sin azúcares añadidos, reduce el cortisol, la hormona del estrés,  genera bienestar y un buen estado de ánimo.

Por ello tenemos que reflexionar y tomar conciencia de esos momentos complicados, responder a las siguientes preguntas: ¿Qué como?, ¿Cómo como?, ¿Para qué como?, ¿Cuándo como?

Fuente: Carmen Cuadra

Contribuimos desde el compromiso ético a que la sociedad alcance un estilo de vida equilibrado y consciente. Apoyar el desarrollo sostenible y proyectos socialmente responsables, teniendo presente: Cuerpo, mente y entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here