Própolis, defensor de tu organismo

2101

PRÓPOLIS, DEFENSOR DE TU ORGANISMO Y GRAN ALIADO INVERNAL:  ¿DE DÓNDE VIENE?, ¿QUÉ ES?, ¿PARA QUÉ LO PUEDES UTILIZAR?

Própolis, defensor de tu organismo. La apiterapia, que utiliza los productos procedentes de la colmena (miel, polen, jalea real y propóleo), es una antigua tradición que data de más de 10.000 años, y que en la actualidad está avalada por numerosos estudios y demostraciones científicos. De entre todos los productos apícolas, quizás sea el propóleo la sustancia menos conocida de todas, pero no por ello, esta sería la menos interesante.

PRÓPOLIS, DEFENSOR DE TU ORGANISMO ¿DE DÓNDE VIENE?

Si nos fijamos en la etimología, própolis o propóleo, es una palabra derivada del griego (Pro= “delante de” y polis= “ciudad), y su significado indica que el propóleo se encuentra en la entrada y en el interior de la colmena (polis de la abeja). Mediante esta sustancia, la abeja amortigua la entrada de condiciones climatológicas adversas (su presencia es indicativo de que se acerca un invierno frío y duro). Las abejas, construyen y mantienen sus colmenas con este material e impiden la entrada a elementos ajenos a “su ciudad”, bañando todos los rincones del interior de la colmena. Esta es quizá la propiedad más importante, ya que la temperatura en el interior de la colmena es de unos 34°-35° C. lo que la convierten en un magnífico “caldo de cultivo” para la reproducción de diversos microorganismos.

PRÓPOLIS, DEFENSOR DE TU ORGANISMO ¿QUÉ ES?

Del mismo modo, la presencia de la dulce miel atrae a golosos insectos e incluso animales de considerable tamaño que quieren acceder al interior, pero que en cualquier caso, estos quedan inmediatamente embalsamados y neutralizados impidiendo así, una posible infección provocada por la descomposición de los cadáveres. De esta forma, el lugar más estéril de la Naturaleza sea posiblemente la colmena.

En función de los vegetales de los que se alimenta la colmena, la composición química y las propiedades organolépticas, varían (esto puede suponer un problema que dificulte su mayor uso terapéutico por su difícil estandarización), dando unos colores que van desde claro a castaño-rojizo. Exhalan un aroma más o menos pronunciado de miel y cera, con un sabor frecuentemente amargo y a acre.

Una vez extraído el propóleo de la colmena, debe ser limpiado de todas clase de impurezas, como restos orgánicos de insectos, ramas, fibras de madera, ceras, etc. Una vez procesado bajo rigurosas medidas de control de calidad, ya se podrá comercializar en distintas formas de presentación.

PRÓPOLIS, DEFENSOR DE TU ORGANISMO, ¿PARA QUÉ LO PUEDES UTILIZAR?

Si el Própolis, defensor de tu organismo es capaz de ejercer una acción antimicrobiana y impidiendo cualquier infección que puedan provocar microorganismos como bacterias, virus y hongos, manteniendo de esta forma la colmena perfectamente aséptica, no es de extrañar que esta misma acción la pueda ejercer sobra las personas .própolis, defensor de tu organismo

Desde tiempos remotos se tiene conocimiento de esta sustancia. Ya en el Egipto antiguo, los sacerdotes lo utilizaron en forma de crema para embalsamar a sus difuntos o como uno de los ingredientes utilizados para ungüentos y bálsamos curativos. Aristóteles se define esta sustancia como el “remedio para las infecciones de la piel, supuraciones y llagas”.

En el siglo XI, se emplea el propóleo como desinfectante de las heridas producidas por punta de flechas. Incluso en la Edad Media los maestros constructores de violines como Stradivarius lo mezclaban junto con lacas y barnices para prolongar su duración y evitar su deterioro. Esta sustancia (própoleo) , alcanza su máximo apogeo durante las guerras de finales del siglo XIX, en la que las heridas de guerra eran tratadas con mezclas que contenían propóleo. Obtuvieron un excelente resultado según los médicos militares, ya que, además de ejercer una acción antiséptica, también era capaz de cicatrizar y regenerar los tejidos dañados, evitando así muchas muertes.

Con el descubrimiento de la penicilina (primer antibiótico), el propóleo, que durante muchos siglos ha sirvió en prácticamente todas las culturas como remedio indispensable para las infecciones, queda un poco en el olvido, a favor de los modernos tratamientos antibióticos de síntesis en laboratorio.

Sin embargo, actualmente, se evidencia una fuerte tendencia al uso de sustancias con acción farmacológica de origen natural, como es el caso del propóleo, debido al gran problema de las resistencias que ciertas bacterias presentan a determinados antibióticos.

PRÓPOLIS, DEFENSOR DE TU ORGANISMO, COMPOSICIÓN Y APLICACIONES

La excelente acción antiséptica observada, añadida a las propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes conocidas dese hace tanto tiempo y su uso en la medicina popular en el tratamiento de callosidades, heridas, quemaduras, etc. Esto dio paso a investigaciones en las que ciertos bioflavonoides contenidos en esta sustancia eran los responsables de la acción bacteriostática (detención del desarrollo de las bacterias). Además de esta sustancia, contiene resinas y bálsamos (un 50%), cera de abeja (un 30%), aceites esenciales (un 10%), polen y diversos materiales minerales: aluminio, bario, plata, boro, cromo, cobalto, estaño, hierro y muchos otros. También contiene provitamina A y vitaminas del grupo B, especialmente B3. Así, el propóleo es utilizado en enfermedades infecciosas y está considerado hoy en día como el antibiótico natural por excelencia.

Se muestra especialmente eficaz y activo sobre determinados microbios habituales de la infección, como los estafilococos y los estreptococos, frente a hongos como Candida albicans. Además de esto, el propóleo tiene una excelente acción antiinflamatoria, cicatrizante, anestésica y activadora de los distintos mecanismos inmunológicos.

Por todo ello el própolis o propóleo está indicado para prevenir y tratar los procesos infecciosos relacionados con las vías respiratorias. Muchos expertos en otorrinolaringología opinan que frente a gripes y resfriados, los antibióticos están contraindicados y es preferible recurrir a un producto natural con efecto antiviral como el própolis, que podemos encontrar en cualquier herbolario, supermercado ecológico o incluso en farmacia. Por otra parte, también lo usan  profesionales como profesores, locutores o cantantes que usan su voz como herramienta de trabajo.

Enlaces de interés:
  • En el capítulo del libro que escrito por Juan Serrano Gandía como primer autor, junto con un médico adjunto en Otorrinolaringología del Clínico de Valencia y el Jefe de Servicio del mismo departamento y Catedrático de la misma Universidad, se argumentan sus propiedades: FITOTERAPIA EN OTORRINOLARINGOLOGÍA. Serrano Gandía J., Ferrer Baixauli F., Marco Algarra J. TÍTULO: Farmacología aplicada en Otorrinolaringología. Ed. Iniesta Turpin, J. EDITORIAL: EUROMEDICE, Ediciones Médicas, S.L. AÑO: 2011. PÁGINAS: 297-315
1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (5 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Contribuimos desde el compromiso ético a que la sociedad alcance un estilo de vida equilibrado y consciente. Apoyar el desarrollo sostenible y proyectos socialmente responsables, teniendo presente: Cuerpo, mente y entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here