aprender idiomas para mejorar tu cerebro

Aprender un idioma nuevo diferente a nuestra lengua materna puede ser un verdadero reto que consume fuerzas y energías. Sin embargo, aprender un nuevo idioma tiene grandes beneficios para el cerebro y para nuestra autoestima. Por tanto, aprender inglés no solamente sirve para viajar y mejorar nuestro CV, sino también para mejorar nuestra autoestima y nuestras capacidades cognitivas.

¿Cómo mejora nuestro cerebro con los idiomas?

Aprender inglés, francés, chino, ruso o árabe, por muy difícil que pueda parecer, es como hacer crossfit para nuestro cerebro. Es un entrenamiento duro, pero entrena, tonifica y mejora nuestra inteligencia a todos los niveles y con  independencia de la edad con la que se estudie.

Los beneficios de los idiomas en los niños

Ser capaces de dominar y hablar otro idioma hace que nuestro cerebro crezca, o al menos lo hace el hipocampo y la zona dedicada al lenguaje, ya que se incrementan el número de conexiones neuronales.

Si se fomentan estas conexiones desde la etapa infantil, con técnicas como colegios bilingües o mediante los cursos de inglés en el extranjero, la capacidad de realizar tareas de resolución de problemas matemáticos o de reproducir patrones de memoria, como los juegos de color, se realizan con mayor rapidez.

En los adultos

También hay estudios que avalan que si se ha hablado más de un idioma durante la infancia, una vez llegada la etapa adulta se presenta una mayor flexibilidad cognitiva. Gracias a ello, es posible adaptarse con más facilidad a nuevas circunstancias.

En este sentido, también se desarrolla el razonamiento  lógico. Las personas que pueden pensar en varios idiomas tienen la capacidad de tomar decisiones más razonadas porque esto les permite alejarse de las implicaciones emocionales que encuentra en su lengua materna y, por tanto, actuar con mayor objetividad.

En la etapa adulta, también se ha demostrado una mayor capacidad de concentración y una mejor habilidad para realizar las funciones multitarea. Expertos en Recursos Humanos también encuentran relación entre la capacidad de ser políglota y otras aptitudes laborales, como ser capaces de asumir mejor ciertas responsabilidades.

Y para la tercera edad

El aprendizaje de idiomas retrasa el envejecimiento cerebral y a mantener nuestro cerebro activo y despierto, por lo que hablar otras lenguas es un gran aliado para frenar la aparición de enfermedades degenerativas, como son la demencia y del Alzheimer, por un período de hasta  4 o 5 años.

Estudiar un nuevo idioma requiere mucho esfuerzo, constancia y es algo que no se consigue en un día. Pero el esfuerzo que requiere llegar a ser bilingüe o políglota tiene premio para tu salud y se canjea durante todas las etapas de la vida.

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (3 votos, Valoración media: 3,67 sobre 5)
Cargando…

Especialista en bienestar, obsesionado con la felicidad. Me gusta compartir consejos prácticos para mejorar nuestro día a día e investigar nuevas líneas y tendencias saludables. Aparquemos el estrés y mejoremos el conocimiento de lo que nos rodea, de lo que nos puede hacer feliz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here