El pasado condiciona al presente ¿cómo?

150

¿Cómo condiciona nuestro pasado a nuestro presente?

No se si en algún momento de tu vida te has parado a pensar sobre el poder que tienen tus experiencias pasadas en tu momento presente. Sobre todo las negativas.

¿Eres consciente de cómo condicionan esas experiencias tus decisiones?
¿Sabes como pueden llegar a influir en cada acto tuyo diario?
Voy aún más lejos ¿Sabes cuales son esas experiencias negativas pasadas que tanto te están condicionando o ni siquiera las reconoces en el momento actual?

Te sorprendería saber cuanto poder le otorgamos a nuestras experiencias pasadas, en la mayoría de los casos de manera inconsciente e involuntaria. Pero es importante empezar a prestarle atención ya que te asombraría descubrir cuanto de presentes están esas experiencias traumáticas o negativas que un día sufriste en el pasado.

Hemos hablado ya en muchas ocasiones del poder de nuestra mente subconsciente. Ya sabes, y sino te lo recuerdo ahora, que es en nuestra mente subconsciente donde se van almacenando todos nuestras experiencias, vivencias y sucesos que de uno u otra manera han tenido impacto en nosotros y que nos han “dejado huella”.

Hoy vamos a centrarnos en el poder que tienen las experiencias negativas ya que en la mayoría de los casos, estás experiencias negativas, simplemente las hemos escondido pero aún no nos hemos liberado de ellas.
Es común ver como los patrones de conducta en los seres humanos se van repitiendo una y otra vez. Y el tema de hoy, créeme, es uno de los patrones más recurrentes cuando te dedicas al estudio de la mente humana.

Hemos aceptado como regla general que las malas experiencias las tenemos que ir guardando lejos de nuestra mente consciente. Cuanto más escondidas estén mucho mejor. En ocasiones hemos guardado estás experiencias en lo más hondo de nuestra mente porque nos causaban dolor, otras por pura vergüenza y otras muchas porque hemos asumido que el tiempo lo cura todo. Craso error.

Podemos hacer ver como si no hubiera pasado nada, podemos intentar olvidar nuestras experiencias más traumáticas pero jamás podremos engañarnos a nosotros mismos ni a nuestra mente subconsciente.

Es importante tomar consciencia de esas experiencias que nos marcaron negativamente en un pasado para que no sigan condicionando, ni nuestro presente ni nuestro futuro. Al no tomar consciencia de ello le otorgamos un poder, en la mayoría de los casos inconscientemente, que puede condicionar, literalmente, nuestras vidas.

Intentar esconder este tipo de experiencias simplemente es huir hacia delante intentando escapar de algo que, tarde o temprano, saldrá de nuevo a flote por la circunstancia menos esperada. Y aún hay más, mientras no salga a flote y permanezca escondido sigue y seguirá condicionando nuestras decisiones y por tanto nuestros actos.

Yo, al igual que tu y la gran mayoría de seres  humanos viví durante mi infancia y mi adolescencia una serie de experiencias duras que condicionaron totalmente mi manera de ver el mundo y por tanto de enfrentar la realidad. En el absurdo e inútil afán por ganar tiempo al tiempo y que estás experiencias se esfumaran como por arte de magia, no me enfrente a ellas y eso tuvo un alto coste para mi.

¿Cuáles son esas experiencias que están condicionando tus decisiones? ¿Sabes porque actúas frente a determinadas situaciones como lo estás haciendo? ¿Has repetido patrones de conducta que has visto, por ejemplo, en tu casa y juraste jamás cometer los mismo errores? Curioso verdad.

Hoy te invito a descubrir cuales son esas experiencias pasadas, desagradables o traumáticas, que a día de hoy siguen condicionando tu presente, ya sea de forma consciente o tal vez, en el peor de los casos, de forma inconsciente. Por eso hoy quiero proponerte un juego. ¿Aceptas?

Coge un papel y un bolígrafo y sin pensar demasiado, sin emitir juicios ni utilizar demasiado el hemisferio izquierdo te invito a que pongas las tres experiencias pasadas más duras o difíciles que te vengan a la memoria. Tiene que ser rápido, sin juicios ni análisis.

A continuación, detente. Quiero que las leas despacio, con calma y que las revivas por un instante. Revívelas y ahora piensa, siempre contándote la máxima verdad, cuanto pueden estar condicionando estas experiencias pasadas tu realidad actual. ¿Crees que no te condicionan? ¿Piensas que están superadas? Ni hablar, te equivocas.

Desde el momento en que decidiste escribir estás experiencias quiere decir que no están olvidadas, sino escondidas. Es por eso que pueden llegara a hacerte tanto daño, precisamente porque no somos conscientes de ello.

Estas experiencias que escribiste, de alguna u otra manera, están condicionando tus decisiones porque conforman parte de tus miedos, parte de tu sistema de creencias y por tanto, como estás percibiendo ahora mismo parte de tu realidad.

¿Qué hacer con ellas? ¿Es imposible cambiarlas o transformarlas? La gran noticia y te lo digo por experiencia propia, es que estás experiencias se pueden transformar, no solo para que nos jueguen a favor, sino para que además puedan ayudar a las demás personas.

Vuelve a leerlas. Obsérvalas y míralas. Ahora pregúntate algo muy poderoso:

¿Qué aprendizaje vital te han enseñado estas experiencias que no se aprenden ni en el colegio ni en ningún sitio? Si amigos, la vida, en cualquier caso siempre nos hace “auditorías gratis”. Esta es la magia.

Ahora cuando descubras que te han enseñado estas experiencias que no te hubieran enseñado en ningún otro lugar piensa algo más poderoso aún:

¿Cómo puede ayudar esta experiencia que tu y solo tu has vivido para que otras personas no pasen por lo mismo que yo pase.

¿Poderoso verdad?

Mi vida estuvo condicionada durante 36 largos años por experiencias que me esforcé en intentar ocultar. Ahora gracias a ellas estoy viviendo una vida plena y llena de abundancia ya que cuando entendí su lección y me dispuse a aplicar sus aprendiza

jes todo, como por arte de magia, cambió. Tu puedes hacer lo mismo.

Amigo, cuanto más tardes en abrir puertas y ventanas y airear tu mente subconsciente de esas experiencias que un día te condicionaron pero que a día de hoy no tienen porque estar vigentes, ante podrás transformar su poder. Es solo una decisión. Es tú decisión.

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (2 votos, Valoración media: 3,00 sobre 5)
Cargando…
Este soy yo y esta es mi historia, Facilitador de formaciones de ALTO IMPACTO y Experto en Liderazgo Inteligente y Motivación para el éxito de las personas. Facilitador del desarrollo personal y empresarial desde un Liderazgo que apuesta por la suma de talentos. Empresario en el mundo de la salud y creador del programa IN-PACTA de Liderazgo y creación de equipos de alto rendimiento con Coaching, PNL y mucho AMOR. Diagnosticado con una grave enfermedad del corazón a la edad de 7 años fue operado con la posibilidad de no poder practicar nunca más deporte y hoy día ha finalizado con éxito en varias ocasiones una de las pruebas más duras del planeta, el Ironman. Enseguida se dio cuenta de que lo único que podía fortalecerle era el deporte y ahora tiene éxito como empresario deportivo vendiendo “salud y bienestar”. Formó a más de 2000 personas en todo el mundo (EE.UU, Mexico, Suecia, Dinamarca, Italia, Portugal y España) en la que era la actividad física emergente llamada Spinning, creando su propio programa formativo Indoor Cycling GV. Actualmente lleva a las empresas toda su experiencia como deportista de Ultrafondo, empresario y facilitador del desarrollo personal y empresarial con su “Método VERA” para la consecución de objetivos desde el Liderazgo Personal Inteligente. Creador de programas de Liderazgo y Motivación de ALTO IMPACTO para personas y empresas como MENTALIDAD PARA EL ÉXITO, LOS 3 ESCALONES DEL ÉXITO, TU PASO DEFINITIVO AL ÉXITO, LA META Y CÚSPIDE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here