La Excelencia una forma de Vida

846

En estos días he asistido a una formación donde se hablaba sobre el tema de vivir desde la “Excelencia” o vivir desde la “Exigencia”.

La Excelencia una forma de Vida…

La Excelencia una palabra que suena fantásticamente bien pero que nos cuesta comprender y aplicarla a nuestras vidas.

Solemos vivir más desde la exigencia que desde la excelencia y eso es algo que quien más o quien menos lo ha podido sufrir de alguna forma, ya sea por su forma de ser o por vivir cerca de alguien donde la exigencia es su más fiel compañera.

Vivir desde la exigencia es algo de lo que puedo hablar en primera persona y hasta que no me di cuenta de ello mi vida era una continua insatisfacción, sin darme cuenta, que era igual de exigente con los demás como lo era conmigo misma, lo que me acarreaba tener y vivir diferencias con más de una persona…

Como en más de una ocasión digo que… Nos pasamos la vida viviendo en piloto automático, nos cargamos de obligaciones y de un montón de tareas para el día, más de las que nuestro día nos permite, nos exigimos una vida donde nos ponemos un listón muy alto, y donde suele pasar que terminamos la jornada, con la sensación de que no hemos sido productivos, y que se nos han quedado tareas por terminar.

Es ahi entonces cuando nos sentimos insatisfechos y con la carga de conciencia de que no somos capaces. Nos han hecho creer, que debemos de ser personas, de las que hagan cuantas más cosas mejor, y así ser más aceptados por los demás.

Lo que ocurre con esto es que cada día somos más exigentes con nosotros mismos y al mismo tiempo más insatisfecho e infelices por no poder llevar a cabo todas las múltiples tareas que nos hemos propuesto hacer. Vivimos exigiéndonos continuamente y lo peor de todo es que le estamos pasando el relevo a nuestros hijos.

Salen del colegio corriendo para casa porque en poco más de una hora se han de ir a la piscina, a piano a clases de inglés y un sin fin de tareas extra escolares en la semana que no dejan a nuestros hijos disfrutar de sus horas libres en tranquilidad, o quizás dejándolos que disfruten de ellos mismos, o dejarlos simplemente que sean eso “Ser” niños felices y sin presiones de tiempo y tareas.

Sin ser plenamente conscientes, le estamos mostrando esa vida exigente y a la velocidad frenética trasmitiéndoles nuestras mismas frustraciones.

Vivir desde la exigencia es agotador, además de acabar cansados en el día, terminamos frustrados y reprochándonos y echándonos la culpa y con la sensación de no ser suficientes.

excelencia-anif-garcia

Sin embargo si nos proponemos cambiar el chip y darnos la oportunidad de vivir desde la “Excelencia”, vivir en continuo crecimiento, con nuestra mente abierta, y aprovechando las oportunidades.

Ser personas de las que cuando nos encontramos ante dificultades las trasformamos en oportunidades y acciones positivas. Hacer de los problemas desafíos. Vivir desde nuestro “Ser”.

Proponernos vivir y cumplir nuestro verdadero deseo. Comprometidos con nuestro propósito de vida y con los demás. Ser de las que disfrutan del camino, de las que se han propuesto dar pasos hacia adelante, de las que cuidan su autenticidad en todo lo que hacen.

Vivir en excelencia es vivir cada día trabajando ser cada día mejor persona, tener espíritu de superación permanente. Ser de las que viven con pasión, autoestima positiva y con la voluntad de ser constante en lo que hacemos. Ser sinceros con nosotros mismos, poner foco en lo que hagamos desde la mejor forma que seamos capaces y podamos.

Una de las claves para vivir desde la excelencia es conocerse a uno mismo ser conscientes cuales son nuestras habilidades y fortalezas, ser de las personas que están en continuo aprendizaje y no tener miedo de salir de su zona cómoda, rodearse de personas que te sumen y te motiven y estar dispuesto de aprender de nuestras experiencias y superarnos aprendiendo de nuestros errores.

Las personas que consiguen vivir desde la excelencia son aquellas que se dan por completo a su propia causa y su pasión y además con la convicción y utilizando su creatividad y recursos.

¿De qué lado quieres estar, de las personas que viven desde la “Exigencia” o desde la “Excelencia”?

Vamos a proponernos ser de esas personas que dejemos nuestra estela y luz allí por donde pasemos. Proponernos ser mejores y la mejor versión posible de nosotros mismos. Vivir una vida en Excelencia Plena, vital y sobre todo de las que saben vivir Feliz…

“La Vida Es Como Una Obra De Teatro. No Es La Duración Sino La Excelencia De Los Actores Lo Que Importa”

img_2070

Anif García.
Wellness Mentor – Te Acompaño a Ser Más Feliz
Creadora del Programa Exclusivo Happy Wellness®

HAPPY WELLNESS SYSTEM ®

Fotos Gracias a Pixabay

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (3 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here