La Salud Es el Mejor Regalo

133

La salud es un asunto serio, y desde hace ya  bastantes años  me hice consciente de ello. Fui consciente,  cuando me di cuenta  como  una adecuada, equilibrada y sana alimentación   podían influir de manera muy  beneficiosa y positiva en mi bienestar físico, emocional e incluso mental.

Tras haber pasado hace un tiempo por  un episodio en mi vida complicado, y también decir que    gracias a este episodio, me hizo reaccionar  e interesarme y  hacerme consciente,  de cuales eran todas aquellas pautas que me ayudarían a una buena y estable salud física, mental y  emocional y el deseo de querer cambiar mi vida.

La Palabra bienestar es equilibrio mental, emocional y físico y está demostrado que nuestra alimentación y ejercicio físico son claves para sentirnos en  equilibrio natural.

Hace  tiempo que empecé a prestar la atención que se merecía a la alimentación, comencé a preocuparme y darme cuenta de  las señales de mi cuerpo, e incluso  de mi estado anímico, esto me hizo ver de qué manera podían  ser determinantes  ciertos alimentos y  algunas pautas  para  poder  sentirme bien o todo lo contrario.

Fue  en este momento cuando preste atención a mí alimentación, cuando me percate  de mi forma de comer y que comidas no eran las adecuadas, también supe  que habían ciertos alimentos  que  me provocaban hinchazón, digestiones pesadas, somnolencia, pesadez en el estómago e incluso dolor de cabeza y malestar en general.

Desde aquel entonces he ido incorporando a mi día a día y experimentando con alimentos que no conocía, y fui percibiendo   como  me iba encontrando mejor y la importancia que tenía una buena alimentación equilibrada y nutrida  en mi cuerpo.

Al mismo tiempo de ir conociendo nuevos alimentos y pautas, fui incorporando nuevos hábitos que eran claves para aquella trasformación alimenticia que estaba atrayendo a mi vida.

Hablo siempre desde mi propia experiencia, y  hablo de cómo me ha influido ciertos cambios, que fueron muy  necesarios para sentirme con una vida de bienestar plena y saludable, y digo esto solo por aclarar, que no hablo como experta en alimentación, sino como una persona que ha pasado por un experiencia de vida, y que gracias a ello,  poder compartirla  y  que pueda ayudar a otras personas que quizás se  sientan identificadas con lo que aquí explico, y de esta manera poder aportar mi granito de arena.

Yo siempre digo, que hay que ponerse en manos de profesionales, ya sean naturópatas, nutricionistas, profesionales del sector que puedan darnos esas pautas adaptadas a nuestro estilo de vida, una dieta y pautas  personalizadas  a nuestras necesidades vitales.

En mi caso me puse en manos de un Naturópata. En aquel momento de mi vida llevaba tiempo llevando una dieta, no se puede decir vegetariana del todo, porque comía huevos y pescado, pero  si es cierto que en mi dieta no entra comer ningún tipo de  carne animal y alimentos procesados.

Mi alimentación está basada en verduras, hortalizas, legumbres, frutas, cereales, semillas y productos frescos y de temporada y todo lo que se refiera a productos naturales y frescos…

También hacer referencia  que desde hace algo más de dos años, he  ido incorporando en mi despensa alimentos de origen ecológico,  así como también poco a poco utilizando en  casa cada vez más productos ecológicos, ya sean para mi alimentación, como para mi higiene y cuidado personal, e incluso para el cuidado del hogar.

Lo que pretendo es ir utilizando cada vez mas , alimentos,  productos  sanos,  que ayuden al cuidado de nuestro medio ambiente que tanta falta   hace,   prestemos la atención que    necesita y  poder aportar nuestro  granito de arena en su conservación y cuidado.

Dicho todo esto, me gustaría compartir  algunas de esas pautas y hábitos  que me han ayudado a trasformar mi vida y que me dieron ese impulso que necesitaba.

Una vez identifique cuales eran aquellos alimentos que no me estaban ayudando para nada, fui  incorporando otros que sí me daban la energía y el equilibrio que necesitaba. Empecé a notar cambios reales en mi cuerpo y en mi estado tanto emocional como físico. 

Cambios que pasaron por   eliminar de mi alimentación; Alimentos procesados, azúcares, leche de origen animal, harina blanca, bebidas con gas, zumos embotellados con azucares añadidos, azúcar blanca, aceites refinados, comida basura, patatas fritas de bolsa, lácteos, golosinas…

Así también hábitos poco saludables que acompañaban en mis comidas como; Comer viendo  la televisión, no masticar los alimentos, comer deprisa y de pie, hablar de temas conflictivos en las comidas.

Lo que hice fue sustituirlo por:

  • Dar el tiempo necesario a cada comida.
  • Saborear los alimentos.
  • Comer en calma.
  • Prestar la atención a lo que comía percatándome de la textura, sabores, olores, colores y degustando plenamente cada alimento en mi boca.
  • Poner atención  en cómo me sentaba  todo lo que comía.
  • Cuáles eran los alimentos con los que disfrutaba  y además  me aportaban las vitaminas y nutrientes que mi cuerpo necesitaba y me  estaba reclamando.

Además también fui incorporando pautas como:

  • Comer sentada y en silencio.
  • Masticar el tiempo necesario (se aconseja masticar  80 veces cada bocado dependiendo del tipo de comida).
  • Dar el espacio y tiempo a mis comidas desconectada del móvil, teléfono o cualquier distracción  o preocupación que tenga en el momento.
  • Ser consciente de que las comidas son un acto que se debe  respetar,  dar el tiempo el espacio y  respeto que se merece.
  • Agradecer todos los alimentos de lo que tenemos la gran suerte de  disponer y podemos comer cada día de nuestra vida.

Así como también fui conociendo e incorporando nuevos hábitos como tomar infusiones de plantas medicinales.  

Las  plantas medicinales es un hábito muy    beneficioso  y utilizadas en tantas culturas y desde hace miles de años,  está comprobado que los principios activos de las plantas tienen múltiples beneficios para nuestra salud.

Desde pequeña he visto a mi padre como  hacía infusiones de Romero y tomillo y como las tomaba cada noche antes de ir a dormir, así como también diferentes   tipos de infusiones a base de plantas naturales para la digestión y desintoxicación del organismo etc…

Las plantas medicinales han sido para mi muy familiares desde siempre, por esta razón desde finales del año 2016 conocí y empecé a consumir una infusión de hojas de Olivo llamada Olife de la empresa Italiana Evergreenlife.

Ha sido   todo un descubrimiento,  conocer todos los Beneficios increíbles de los que dispone. Gracias a esta infusión tomada  en ayunas, le doy a mi metabolismo 70ml de salud y vitalidad y chute de antioxidantes que bebo cada mañana nada más despertar. 

Esta magnífica   infusión  de hojas de olivo, está elaborada tras años de experimentos y Estudios y tras seleccionar hojas de olivo de origen certificado y cultivo ecológico, totalmente libre de aditivos químicos, procedentes de plantas centenarias y  ricas en  Oleuropeína, Ácido Elenólico, Hidroxitirosol, Tirosol y Rutina moléculas con múltiples beneficios para nuestra salud.

Se ha  comprobado  científicamente que estas moléculas tienen una función antioxidante, anti-radicales libres, reguladora de la tensión arterial, fluidificante de la sangre, vasodilatadora, energética, hipoglucemiante, hipocolesterolémico, reguladora del metabolismo de lípidos y carbohidratos.

Ahora también tras comprobar durante meses los grandes beneficios para mi salud me decidí también a formar parte de la familia de Olife y Evergreenlife 

Porque gracias a que hubo un tiempo que me hice consciente de que  la salud es un asunto serio, me he comprometido conmigo misma a seguir en este camino de los cuidados  físicos con todo lo que provenga de lo naturaleza y lo natural y que además me aporte y   ayude al equilibrio físico emocional y mental porque hay una frase que dice…

“La Salud Es el Regalo Más Grande, Cuídala y Protégete”

Anif García.
Wellness Mentor – Te Acompaño a Ser Más Feliz
Creadora del Programa Exclusivo Happy Wellness®

HAPPY WELLNESS SYSTEM ®

Fotos Gracias a Pixabay

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (5 votos, Valoración media: 3,40 sobre 5)
Cargando…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here