Los 51 Yoga Sutras de Patanjali, para el crecimiento personal (1ª parte)

Iniciamos con este artículo una serie de entregas en las que pretendemos acercaros a los Yoga Sutras de Patanjali, considerados los textos más importantes del yoga. Aclarando que no es una traducción literal, ni  un análisis, ni una explicación,  si no una interpretación totalmente personal, realizada desde el más profundo respeto a estas enseñanzas. Comenzaremos por el primer libro llamado Samadhi Padah.

SUTRA Nº 1, ATHA YOGÂNUSHÂSANAM

Este Sutra nos habla de la transmisión directa de las enseñanzas a través de la vía oral. El estudio del yoga hay que sentirlo, experimentarlo, vivirlo en primera persona, nos llega cuando estamos preparados para recibirlo. Hay que tomarlo con calma, sin prisas, permitiendo que cada cambio se asiente en nosotros poco a poco.

SUTRA Nº 2, YOGAH CITTA VRTTI NIRODHAH

El yoga es un estado de calma mental, de quietud, de capacidad de dirigir la atención hacia lo elegido. Yoga significa unión, integración, unidad con el todo, desde el sentimiento de la sensación de unidad con el presente.

SUTRA Nº 3, TADÂ DRASTUH SVARÛPE AVASTHÂNAM

Si la mente esta quieta surge la experiencia de nuestra verdadera naturaleza, conseguimos ser conscientes de nuestra esencia divina. Dejamos de proyectarnos en el tiempo, en el pasado o en el futuro, de alimentar pensamientos que nos dañan, comenzamos a ser conscientes del presente.

SUTRA Nº 4, VRITTI SÂRÛPYAM ITARATRA

Si no existe quietud, no es posible sentir esa naturaleza divina,  la reemplazamos involuntariamente por confusión, nos identificamos con los pensamientos que nuestra mente produce sin pedirnos permiso, los alimentamos y nos confundimos con ellos. No pensamos, somos pensados, nos creemos nuestros propios pensamientos, creemos que son verdad y seguimos produciendo mas y mas, nos perdemos en ellos, en recuerdos, en miedos y esto nos produce ansiedad. Estar presentes, conscientes, sentir la esencia requiere de una mente en calma.

SUTRA Nº 5, VRITTAYA PANCATAYYAH KLISHTA-AKLISTÂH

La mente tiene cinco actividades mentales, según como las usemos producen sufrimiento o no sufrimiento (klishta-aklistâh). Si usamos nuestro “equipo mental” para conocernos mejor y “ver” el presente no sufriremos, si por el contrario lo usamos para perdernos en sus pensamientos y proyectarnos al pasado o al futuro alimentando miedos, recuerdos, situaciones…….entonces, sin darnos cuenta, estamos decidiendo sufrir. Hacemos crecer  nuestro propio sufrimiento complicándonos sin motivo, no sabemos aceptar las situaciones que nos llegan, integrarlas con suavidad, adaptarnos a ellas. No es la mente la que nos produce sufrimiento, si no nuestra manera de usarla.

Continuara…….

Imagen: Wikipedia

Este artículo es una colaboración de Mar García

Marketing digital, S.E.O. , Gestión de contenidos y especializada en Wordpress. Maestra certificada para la enseñanza del yoga. Más de 15 años de práctica de yoga y meditación y otras disciplinas como Tai Chi o Chi Kung. Formada en educación emocional, Alimentación emocional, Técnicas de meditación y mindfulness. Tengo la firme convicción de que un mundo mejor es posible. Mi frase preferida: Hoy no sabia que ponerme y me he puesto feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí