Patanjali:51 sutras
Patanjali:51 sutras

Continuamos con el sutra 15:

PATANJALI: SUTRA Nº 15, DRISHTÂ ÂNUSHRAVIKA VISHAYA VI-VITRISHANASYA VASHIKÂRASAMJA VAI-RÂGYAM

Patanjali: este Sutra nos habla del desapego, de nuestra capacidad de poder llegar a el. Si no aprendemos a desapegarnos de pensamientos, deseos, creencias erróneas, etc, no podremos acceder al conocimiento que nos proporciona la meditación. Si la mente está quieta el alma es dicha, plenitud. Tenemos que desarrollar el desapego en todas las areas de nuestra vida para poder alcanzar el estado de yoga. No podemos posponer o condicionar nuestra felicidad a conseguir cosas, a objetivos materiales, o a deseos, ilusiones que creemos que nos harán felices en un futuro mas o menos cercano.

Nuestra felicidad está a nuestra disposición ahora y condicionarla, o limitarla hasta la consecución de cualquier objetivo, nos ata a que ese momento se produzca o no. De ahí la importancia del desapego, es cierto que es bueno tener ilusiones, pero hay que distinguir entre el apego y esas pequeñas cosas o deseos que te gustaría conseguir, que te hacen ilusión, pero sin atarte a ellos, sin que condicionen tu presente.

El yoga nos propone que un deseo, de cualquier tipo, no nos arrastre y paralice nuestra capacidad de sentirnos felices y completos en el ahora, en el presente.

SUTRA Nº 16, TAT PARAM PURUSHA KHYÂTEH GUNA VAL-TRISHNYAM

A aquellos que han comprendido su verdadera esencia no les perturbarán, ni distraerán acontecimientos externos, ni en su interior, ni en su exterior.

Habla del estado mental mas elevado, solo logrado por los grandes maestros. Hasta que no estemos convencidos plenamente de nuestra conexión con la “luz”, con la “fuente” y totalmente liberados del ego, seguirá existiendo apego. El despego se convierte en libertad, nos convierte en seres libres.

El desapego máximo es la entrega total a lo sagrado, al estado más elevado de conciencia.

SUTRA Nº 17, VITARKÂ VICÂRA ÂNADA ASMITÂ RÛPA ANUGAMÂT SAMPRAJNÂTAH

Lentamente comprendemos lo observado en su plenitud. Primero la comprensión es superficial, se va haciendo mas profunda y al final es total. Para entonces la unión entre el observador y lo observado es tal, que  pierde conciencia de lo que le rodea.

Nace aquí la “no dualidad” entre objeto-sujeto, la fusión con lo observado, el sujeto pasa a formar parte del todo. Pasa a una conciencia plena a un sentimiento pleno, a sentir en tres dimensiones, física, sutil y causal, pasa a comprender en una dimensión profunda. Llega a sentir lo sutil, el espíritu, la unión con el todo.

SUTRA Nº 18, VIRÂMA PRATYAYA ABHYÂSA PÛRVAH SAMSKÂRA SHESHAH ANYAH

Nos plantea la posibilidad de instalarnos en lo mas profundo, en la pura esencia, en la pura consciencia, en la pura dicha, en la mas perfecta unión con el todo. En el estado de yoga.

Cuando llegas al estado de yoga, ya puedes permanecer en el.

SUTRA Nº 19, BHAVA PRATYAYA VIDEHA PRAKRITI LAYÂNÂM

Hay personas, muy pocas, que sin practicar, ni disciplinarse en la meditación y el dasapego están en estado de yoga, son personas que ya nacen con un estado elevado de conciencia, almas puras, iluminados por nacimiento.

 Continuará……

Este articulo es una colaboración de Mar Garcia.

Imagen: pixabay.com

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (1 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Tengo la firme convicción de que un mundo mejor es posible. Me encanta la vida sana, practicar yoga, escuchar música, el cine, descubrir lugares nuevos y muchas más cosas ¡que pena que no me dé tiempo a todas! Mi frase preferida: Hoy no sabia que ponerme y me he puesto feliz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here