Seguimos nuestra andadura por los Yoga Sutras de Patanjali, con el nº 32:

SUTRA Nº 32, TAT-PRATISHEDA-ARTHAM-EKA-TATTVA-ABHYÂSAH
Como yoguis, una vez aceptados y reconocidos los obstaculos e impedimentos, debemos intentar superarlos, evitarlos, curarlos. Con ayuda del amor, aunque no es la única via, podemos superarlos todos.
Tenemos que ser conscientes del sentido de la vida, de cual es nuestra misión, nuestro objetivo, nuestro camino, e intentar seguirlo otorgándole un sentido espiritual, entonces nuestra vida tendrá un “Norte”, no perderemos el rumbo. De esta forma las interrupciones y obstaculos que vayan surgiendo no tendrán cabida, no lograrán enraizar en nosotros.

SUTRA Nº 33, MAITRÎ-KARUNÂ-MUDITÂ-UPEKSHÂNÂM SUKHA-DUHKHA-PUNYA-APUNYA-VISHYAYÂNÂM BHÂVANÂTAH-CITTA-PRASÂDANAM

Podemos ser muy fuertes, tenemos el poder para superar todos los obstaculos, si somos nobles, positivos, emocionalmente inteligentes, tolerantes, solidarios, empáticos y aprendemos a no juzgar a los demás. Debemos tomar distancia de las malas influencias, de lo innoble, de lo rígido, de la intolerancia, mediante el respeto, sin juzgar, ni interpretar solo entendiendo que todos tenemos un momento para evolucionar y practicando la comprensión y la compasión. Asi como tomar como ejemplo y acercarnos a las acciones nobles, puras, amorosas, dignas de elogio y a las personas que las practican.
Es esencial que cultivemos la inteligencia emocional para estar mentalmente mas tranquilos, relajados, fuertes y en consecuencia felices.

SUTRA Nº 34, PRACCHARDANA-VIDHÂRANÂBHYNÂM VÂ PRÂNASYA

En este sutra se nos plantea centrarnos en la respiración, y en intentar alargar la expiración,  para calmar nuestra mente. Dirigir la atención a nuestra respiración, observarla, meditar en ella, hace que disminuyan nuestros pensamientos. Las retenciones en lleno (con aire en los pulmones) favorecen la atención, por contra la expiración y las retenciones en vacio (sin aire en los pulmones) favorecen la calma, el desapego.

SUTRA Nº 35, VISHAYA-VATI VÂ PRAVRITTIR-UTPANNÂ MANASAH SHITI-NIBANDHINÎ

A través de la indagación habitual y consciente sobre el poder de nuestros sentidos podemos reducir las distracciones mentales. En la práctica, es importante abrirlos en cada acción en la que los usemos y sentir plenamente las sensaciones que nos transmiten, “percepción sensorial y acción consciente”.
Podemos practicar de vez en cuando la atención sensorial en nuestras tareas cotidianas, al comer, al escuchar música, al pasear, al oler unas flores o incienso, al acariciar, pero siempre con consciencia, sintiendo y evitando conflictos internos.
Así estaremos centrandonos en el presente, que está lleno de vida, de felicidad, de espiritualidad, de mágia.

SUTRA Nº 36, VISHOKÂ VÀ JYOTISHMATÎ

Este sutra nos invita a meditar en la luz sagrada del corazón, en ese espacio donde no cabe el miedo, la preocupación, los sentimientos negativos, en nuestro refugio espiritual, donde todo esta bien, donde todo está en paz, donde encontramos un sentido a la vida.

SUTRA Nº 37, VÎTARÂGA-VISHAYAM VÂ CITTAM

Es bueno apoyarnos en personas o cosas que nos contagien un efecto de calma, paz y sosiego, que nos ayuden a estar mas presentes. Un lugar (bosque, templo, altar…), un objeto (minerales, flores, inciensos…), personas que sean fuente de inspiración, que nos calman, nos entienden y nos transmiten energia. Tambien cuando tenemos algún problema buscar consejo en personas que ya han superado una situación parecida.

Continuamos en breve…..

Imagen: pixabay.com

 

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (Sin votaciones)
Cargando…
Tengo la firme convicción de que un mundo mejor es posible. Me encanta la vida sana, practicar yoga, escuchar música, el cine, descubrir lugares nuevos y muchas más cosas ¡que pena que no me dé tiempo a todas! Mi frase preferida: Hoy no sabia que ponerme y me he puesto feliz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here