linea del hara

Este texto es parte de la bibliografía de formación de la Escuela de Runología Uppsála. Este es el segundo de tres artículos. En el artículo anterior se presenta al símbolo del friggerok, la “rueca de Frigg” identificado por los pueblos nórdicos con el asterismo del cinturón de Orión. En este artículo, inspirado en el libro Manos que Curan 2 de Barbara Ann Brennan, se presenta una meditación que activa a las tres “estrellas” del friggerok proyectadas en la Línea del hara.
El propósito de la meditación es el de alinear los centros “corporales” de la línea del hara: Tan T’ien, Sede del Alma y Punto de Trofeo. Cuando esto se logra, uno se encuentra sincronizado con el Todo, sincronizado con la vibración de la Diosa, pulsando literalmente dentro del corazón de la Gran Madre. Con éste alineamiento, y al “encender” las tres estrellas del friggerok, desde el centro de la Tierra Madre hasta el Punto de Individualización, no sólo se armoniza una de las vibraciones más elevadas del campo sutil
sino que también uno se sincroniza con el objetivo universal o la Voluntad Divina. Esta misma meditación o muy similar es practicada por numerosas tradiciones chamánicas en todo el mundo. El trabajo de introspección sobre el símbolo del friggerokk proyectado en el cuerpo, en la línea del hara, es un puente que conecta nuestra identidad más oscura y oculta, nuestros aspectos mas sombríos, con el estado de Consciencia más elevado, desde lo profundo de la Madre Tierra hasta el Alto-Cielo.
Espero que este ensayo te sea de utilidad.

Para ver el ensayo completo haz click aquí

Pablo Runa
Coordinador de la
Escuela de Runología Uppsála

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (1 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here