Reduce, Reutiliza, Recicla

Un mundo más sostenible es el que reduce, reutiliza y recicla. Estas tres erres son las claves para contribuir a proteger el medio ambiente. Reducir, reutilizar y reciclar es más que fácil de lo que parece. Puedes hacerlo a diario, además, tendrás la satisfacción de que tu aportación contribuye a un mundo más limpio y sostenible. No olvides convertirlo en un hábito también entre los tuyos. ¡Comenzad desde hoy a practicar las 3R y… reivindicadlas!.

Reducir mediante un consumo responsable

Si reducimos el problema, reducimos el impacto que puede causar sobre el medio ambiente. La fórmula es convertirse en unos consumidores responsables comprando únicamente lo que necesitamos realmente. Evitemos todo aquello que tenga excesivo embalaje.

Reducimos el gasto energético del transporte dando prioridad a los productos elaborados lo más cerca posible de dónde nos encontremos. Con respecto al gasto energético ya sabemos la importancia del uso de bombillas de bajo consumo. Cuando salimos de casa, antes hay que controlar que el mayor número de aparatos estén apagados. Sobre todo la calefacción y los electrodomésticos de bajo consumo. La educación y el dar ejemplo en la familia es muy importante.

Para ahorrar agua recomiendan poner filtros enroscados al grifo. El agua saldrá a presión al mezclar agua con aire. Con este sistema conseguiremos ahorrar un 50% de agua en la cocina y en los baños.

Antes de comprar, hay que seleccionar aquellos productos que puedan ser reciclados. Así cuando termine su vida útil, podrás llevarlo a un punto de recogida seleccionada para su posterior reciclaje. El medio ambiente mejorará si se reduce, reutiliza, recicla.

Reduce, Reutiliza, ReciclaReutilizar

Comprar, usar y tirar perjudica al medio ambiente. Solo tendremos que cambiar los hábitos de cambiar el chip y dar una segunda vida a los productos. ¿Cuántas cosas tienes en casa que no utilizas? Estudia a ver si puedes darle otra utilidad.

Convierte en un hobbie el transformar objetos y también da rienda suelta a tu creatividad. Por ejemplo, con unas maderas inservibles puedes construir una estantería. También podrás reutilizar ropa, tarros de cristal. Además, si tienen hijos los tendrás entretenidos mientras aprenden a trabajar en equipo.

Los objetos más habituales a la hora de reutilizar son los cajones de fruta, tienen muchas utilidades. Sabías que con las botas de lluvia se pueden crear unas bonitas macetas colgantes. También conseguirás una original colchoneta pegando muchas botellas de plástico, flotará. Con la ropa vieja podemos hacer trapos o una manta para nuestro perro. Un columpio con un neumático es un clásico que siempre gusta a los más pequeños de la casa. La basura orgánica nos puede servir como abono natural para las plantas. Como última idea, podéis fundir hierros oxidados para crear nuevos objetos de metal.

Consejos para reducir el desperdicio de alimentos

Hacer una lista de la compra nos ayudará a comprar solamente lo necesario. Conviene que la hagamos después de revisar los alimentos que tenemos en casa. Una vez tenemos los alimentos en casa es importante conservarlos de manera correcta siguiendo instrucciones del etiquetado.

Hazte señales para comerte primero aquellos productos que antes hayas comprado. Recomiendan comprar productos de temporada, que no estén adulterados químicamente. Mide bien las raciones que debes cocinar para que no sobre y si sobra, almacénalo en tappers.

Con las sobras podemos hacer muchas cosas. Por ejemplo, hacer croquetas o empanadillas con las sobras de la carne del cocido. Hacer batidos con fruta madura o con el pan duro hacer una rica sopa de verduras. Las sobras de muchos alimentos pueden conformar un abono para enriquecer nuestro huerto urbano. Reduce, reutiliza, recicla y cambiaremos el mundo a mejor.

Objetos más fáciles de reutilizar

El cepillos de dientes cuando no sirva para la limpieza bucal, nos puede ayudar a limpiar las rendijas pequeñas de nuestra casa. Sobre todo sirve para limpiar la parte inferior de las ventanas.

La ropa que no queremos es muy práctico dársela a familiares, ONGs, amigos o a la parroquia. En el caso de que queramos comprar ropa nueva, en todas las ciudades hay tiendas de segunda mano donde podemos adquirir gran variedad de productos.

Reciclar

¿Sabes lo que tienes que tirar en cada contenedor? El amarillo es para envases, el verde para vidrio, el azul para papel y el gris es para el resto de basura. Con este gesto contribuimos a generar nuevos productos a través del reciclaje y disminuir el uso de materias primas para poder elaborarlos. Además, reduce los gases y tóxicos que puedan generarse durante la fabricación de nuevos productos. Recuerda que aparte de colocar los residuos habituales en su respectivo contenedor hay elementos especialmente tóxicos como las pilas o los electrodomésticos que tienen que llevarse a puntos específicos de recogida.

Hay campañas originales creadas por fundaciones y ONG que persiguen cuidar el medio ambiente y colaborar con sus proyectos gracias a los ingresos que se generan. Por ejemplo, Oxfam Intermón y Eurekamovil quieren que conviertas tu viejo móvil en semillas. También los puedes transformar en libros escolares o bidones de agua para mejorar la situación de comunidades desfavorecidas. Estas son nuestras conclusiones con las que se reduce, reutiliza y recicla los objetos cotidianos.

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (2 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Soy David Cortecero periodista, blogguer y comunity manager. Me gusta la naturaleza, la información de ocio cultural y de medio ambiente. Me encargo de www.miravalencia.com, una revista de ocio a través de la cual queremos que la gente se sienta bien, con buena energía y disfrute de la vida con la familia o amigos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here