Inicio Blog Página 87

Los “pesados”: vampiros de energía vital por excelencia

A lo largo de este capítulo, vamos a estudiar algunas de entre aquellas formas de reclamación atencional de índole vampírica más descaradas que existen, y que debido al que en todos los casos es su carácter fastidiosamente insistente, nos empujan a decir que quiénes las emplean ocasionalmente se están poniendo “pesados”, así como a decir que quienes lo hacen sistemáticamente son, en el sentido más amplio de la palabra, unos “pesados”.

      Siempre que suframos las consecuencias de cualquiera de estas formas de reclamo atencional, podremos comprobar que quiénes en realidad se estarán poniendo pesados ––cuanto menos en el sentido literal de la palabra––, seremos nosotros mismos; pues al vernos forzados a conferir una constante atención y, consecuentemente, a transferir un continuo caudal de energía vital sobre el que quiera que sea nuestro demandante atencional, iremos sintiéndonos cada vez más debilitados, y por consiguiente, más y más pesados. Por lo que ni que decir tiene que, de ahora en adelante, siempre que caigamos en las redes de cualquiera de entre tan absorbentes individuos, dispondremos de una gran oportunidad para detenernos a reconocer conscientemente, tanto los flujos de energía vital que sobre estos últimos transferiremos, así como las consecuencias, en todos los casos, obviamente, debilitadoras, que la transferencia de los mismos habrá de ocasionarnos.

Probablemente, la más común de estas formas de reclamo atencional, es la que emplean los “los parlanchines”; que son aquellas personas que habitualmente se dejan llevar por los que pudieran aparentar ser unos incontrolables ataques de verborrea pero que, ciertamente, de incontrolables tienen más bien poco; ya que si se permitiesen ser mínimamente honestos consigo mismos, no tendrían más remedio que el de reconocerse a sí mismos el estar usándolos con la intención de capturar la atención de quienes se hallan en su compañía, de un modo a todas luces no menos caprichoso que indiscriminado.

       Estas son los típicos individuos a los que, en muchas ocasiones, para tratar de quitárnoslos de encima, acabamos diciéndoles: ¡¿Es que nunca te cansas de hablar?!

       Y es que siguiendo estos derroteros, muy difícilmente llegarán a fatigarse. Todo lo contrario; al capturar tan insistentemente la atención de sus interlocutores, conseguirán que estos les transfieran importantes cantidades de energía vital; lo que, obviamente, les permitirá sentirse cada vez más crecidos y estimulados para, mientras sea su deseo, continuar con sus interminables peroratas.

       Seguramente todos nosotros habremos tenido ocasión de comprobar cómo algunas de estas personas llegan a tales extremos que, cuando ya no se les ocurre nada más que decir, entonces, como si de emisoras de radio ambulantes se tratasen, se limitan a dar voz a sus pensamientos conforme estos van acudiéndoles a la mente, sin mostrar el más mínimo grado de consideración incluso hacia quienes entre tanto puedan estar intentando concentrarse en cualquier otro quehacer.

Luego nos encontramos con “los preguntones”; que son aquellos individuos que, cuando no se les ocurre nada mejor que hacer, tienen por costumbre someter a otras personas a unas no menos innecesarias que constantes preguntas; con lo que además de terminar conduciendo a estas últimas  a experimentar una sensación de acorralamiento fuera de todo lugar y sentido, los empuja también ––pese a en no pocas ocasiones estar apercibiéndose, cuánto menos intuitivamente, de los tejes y manejes de sus usuarios––, bien a sentirse forzados a responder a sabiendas puras banalidades, o incluso a sentirse culpables en caso de que finalmente optasen por ignorarlas, dejándolas sin respuesta.

Otra de entre estas modalidades de reclamo atencional es la que combina las dos anteriores. Los “parlanchines preguntones”, son aquellos individuos que no solo no dejan de hablar,  sino que a cada momento te están preguntando si has comprendido lo que te están diciendo; un pauta de comportamiento o reclamo atencional esta última que, generalmente, tienden a manifestar aquellas personas que, pese a intuir lo poco o nada que pueda estar interesándole a su interlocutor lo que quiera que sea que le están relatando o explicando, no tienen la consideración de detenerse a procesarlo mentalmente para así no refrenar los que, por norma general, en muchos de estos casos tienden a ser sus impulsos puramente demostrativos; por lo que en una última instancia, terminan repitiendo una vez tras otra si se comprende lo que están diciendo para así compensar el grado de distanciamiento u oclusión atencional que, así sea consciente o subconscientemente, estarán percibiendo en las víctimas de las que, en tales circunstancias, serán sus más que exasperantes monsergas.

Mucho más puntualmente, podemos encontrarnos también con “los reclamadores de sonrisas”; que son los típicos guasones que actúan como si todo lo que dijeran debiera de resultar gracioso a sus interlocutores; siendo esta la razón por la que, generalmente, tienden a acompañar cada una de sus no menos cansinas que presuntamente divertidas sentencias, tanto con unas artificiosas carcajadas, como con unas miradas de complicidad en extremo atenazadoras, con las que intentan presionar a sus víctimas para que caigan en la siempre molesta hipocresía de devolverles una sonrisa forzada. En caso contrario, tenderán a sentirse desatinadamente culpables; ya que no podrán evitar el conjeturarse que su interlocutor atencional albergará muy buenas intenciones hacia ellas. Pues al fin y al cabo, se supone que lo que este último estará buscando es divertirlas y, en consecuencia, en cuanto alberguen la más mínima intención de ignorarlos o incluso de desairarlos para así librarse de ellos, lo normal es que sus sentimientos de culpa salgan a relucir de inmediato para refrenar sus, más allá de las apariencias, muy justificados impulsos defensivos. Por consiguiente, observaremos que a las víctimas de semejantes forma de reclamo atencional, siempre les resultará bastante más difícil que en los casos anteriormente referidos, el encontrarse justificadas para mandar a freír espárragos al que quiera que esté siendo su chupóptero en particular.

Y cómo no podía ser de otra manera, también están aquellos individuos que, en lugar de utilizar una sola de entre estás formas de reclamo atencional para ir picoteando la energía de sus interlocutores, van saltando alegremente de una a la otra. Ahora comentan esto, luego preguntan aquello otro antes de volver a hacer algún otro comentario no menos fuera de lugar que el primero; después se animan a lanzar alguna que otra estéril bromita a la espera de que sus acompañantes les sigan el rollo y les den alguna muestra de lo graciosas que les han resultado; y así se la pasan erre que erre forzando a quiénes les rodean a prestar una no menos vacua que continua atención a todas y cada una de sus banales ocurrencias, hasta conseguir que los niveles de energía vital de estos últimos, acaben a ras del suelo; o incluso hasta que hastiados ya de sus constantes acometidas, procedan a mandarlos a tomar por el saco. Puesto que no son pocas las ocasiones en las que quienes sufren el cansino influjo de cualquiera de todas estas formas de conducta recientemente referidas, terminan  reaccionando en un mayor o menor grado violentamente a las mismas para ver si así consiguen sacarse de encima el injustificado acoso “atencioenergético” al que están siendo sometidos.

Por supuesto, también se da el caso de aquellas personas que tratan de llamar insistentemente la atención de quienes les rodean, repitiendo siempre las mismas cosas; individuos estos últimos, normalmente todos ellos de carácter muy infantil, que siguiendo estos monotemáticos derroteros, pueden llegar a ponerse extremadamente “pesados”.

Cabe ahora reseñar, que resulta particularmente revelador, comprobar cómo a través del uso que le damos a nuestro lenguaje, acabamos dándole voz a aquello que en el nivel energético percibimos intuitiva y, usualmente, subconscientemente, en cada uno de los casos referidos; pues de un modo u otro, interpelaciones tales como “que pesado eres”; “mira que llegas a ser cansino”; “eres más pesado que una vaca en brazos”; o “eres un plomazo”; vienen todas ellas a dar voz a las sensaciones de debilitamiento, cansancio, o pesadez, que sufrimos en cada una de las ocasiones en las que otra persona reclama nuestra atención con tanta ferocidad.

       Ahora bien; sin dejar de ser cierto que se dan muchos casos de personas que tienden a abusar sobre manera de cualquiera de estas últimas formas de reclamación atencional referidas ––así como también de otras esencialmente similares––, tampoco deja de serlo que cualquiera de nosotros puede llegar a manifestarlas ocasionalmente para tratar de evadirse de cualquier sentimiento de incomodidad que nos inspire ésta o aquella otra circunstancias puntual en la que repentinamente nos hallemos involucrado en la compañía de otras personas; como sin ir más lejos lo es aquélla en la que, a lo largo de una conversación, se produce de pronto uno de esos incómodos silencios que, en no pocas ocasiones, nos empujan a hacer, decir, o preguntar, cualquier cosa fuera de lugar; obviamente no porque el curso natural de las circunstancias nos invite a ello, sino para así intentar constatar que el ambiente no se haya visto enrarecido debido a que nuestro interlocutor haya podido desarrollar algún sentimiento de rechazo hacia nuestra persona, por ejemplo, como consecuencia de algo que, sin ser ésta nuestra intención, hayamos podido hacer o decir, y que le haya molestado. Y es que, indefectiblemente, cuando nos descubramos a nosotros mismos reclamando la atención de nuestros semejantes de formas forzadas, artificiosas, o doblemente intencionadas ––todas ellas vampíricas––, podremos comprobar ––siempre y cuando volquemos la mirada hacia nuestro interior y seamos honestos con nosotros mismos––, como en cualquiera de estos casos, fue siempre un foco de ansiedad o intranquilidad interno nuestro, el que nos empujo a  efectuar dichas reclamaciones atencionales; pues como ya se dijo en “vampirismo educacional”, son nuestros vacios de conciencia, vale decir nuestros temores o inseguridades personales, los que después de capturar nuestra atención y pegarnos el vampirazo a nosotros  mismos, nos instigan a buscar la forma de compensar la energía que de este modo estaremos perdiendo, a través de la captura de la atención de quienes nos rodean, y consecuentemente, de la obtención de su energía.

       Tal y cómo ya se ha indicado y cómo, no me cabe la menor duda, todos nosotros habremos tenido ocasión de constatar durante algunas de nuestras interacciones personales pasadas junto a otras personas, todas estas formas de reclamación atencional que acabamos de analizar, pueden empujar a quienes sufran su asfixiante influjo, a pasar a lo ofensiva mediante la manifestación de otras formas de reclamo atencional con las que tratar de invertir el efecto reloj de arena que determina del lado de quién cae la energía; tales como pueden serlo la verbalización de las interpelaciones anteriormente referidas; la proyección de miradas cargadas de reproche; suspiros de hartazgo deliberadamente dramatizados; o incluso reacciones en mayor o menor grado violentas. Y es por esta razón que, cuando sintamos estar siendo víctimas de alguno de estos reclamos de atención, convendría que antes de proceder a contraatacar o enjuiciar a nuestros hostigadores energético atencionales, nos parásemos a observar con detenimiento si en efecto estas reclamaciones están respondiendo única y exclusivamente a los impulsos acaparadores de atención y energía de sus manifestantes, o si por el contrario, responden a su vez a alguna otra forma de reclamo atencional que, en una primera instancia,  nosotros mismos pudiéramos haber estado empleando sin ni tan siquiera habernos dado la oportunidad de advertirlo.

Pongamos un ejemplo: imaginémonos que justo después de haber tenido que enfrentarnos a algún importante problema que todavía no sabemos cómo vamos a resolver y que, por consiguiente, nos ha creado un foco de ansiedad interno que ha acaparado gran parte de nuestra atención, regresamos a casa al encuentro de nuestra pareja, y que por la razón que sea, pese a no poder evitar evidenciar que algo nos tiene particularmente preocupados o incluso enojados, no queremos o no nos animamos a hablarlo con ella.

       Pues bien; de este modo, estaríamos creando alrededor de nuestra persona, ni que decir tiene que mediante el que estaría siendo nuestro grado de distanciamiento o retracción atencional, un siempre inquietante velo de misterio que empujaría a nuestra pareja, a preguntarse cual podría ser la razón de nuestro desconcertante talante; lo que traducido al nivel energético significaría, que estaríamos llevándonos con nosotros una cantidad extraordinaria de su energía.

      Obviamente, lo más natural en circunstancias como éstas, sería que la persona que estuviese sufriendo las consecuencias de esta forma de reclamo atencional de carácter indirect0 ––ya que en definitiva no estaría siendo empleada con el propósito de capturar su atención––, directamente procediese a preguntarnos qué es lo que nos sucede. Si bien pudiera suceder que susodicha persona, sintiéndose en un mayor o menor grado cohibida por el que en casos como estos bien pudiera ser nuestro serio talante, no se atreviese a entrar al trapo de un modo tan directo, y comenzase a tantearnos utilizando alguna de las formas de reclamo atencional anteriormente referidas; como podrían serlo la de ponerse a hablar de cosas carentes de importancia alguna en ese momento; el bombardearnos con un sinnúmero de preguntas también fuera de lugar;  o el comenzar a bromear o a hacerse la graciosa para, dependiendo laque pudiera ser nuestra reacción, tratar de averiguar si lo que nos sucede es que estamos enfadados con ella por alguna razón que desconoce. O incluso si se da la circunstancia de que llegasen a percibir nuestro distanciamiento en el mismo momento en el que nos están relatando o explicando alguna cosa, preguntarnos entre frase y frase si realmente estamos comprendiendo lo que nos están diciendo para así asegurarse de que, pese a nuestro grado de oclusión atencional, sus palabras no estuviesen cayendo en saco roto.

       Lo que, en definitiva, se está ahora buscando dar a entender, es que en muchas ocasiones, algunas de las formas de reclamación atencional manifestadas por otras personas que, a simple vista, bien pudiéramos llegar a considerar vampíricas por estar fuera de lugar, en realidad podrían no serlo tanto o no estar tan fuera de lugar como pareciera; ya que estas últimas, bien pudieran estar respondiendo  a otras formas de reclamo atencional mucho menos evidentes, que nosotros mismos pudiéramos estar manifestando sin permitirnos reconocerlo. Por lo que si en lugar de detenernos a intentar dilucidar que grado de responsabilidad pudiera correspondernos a  nosotros mismos en la que quiera que sea la batalla en pos de la energía ajena en la que nos hallemos involucrados, procedemos directamente a proyectarla toda sobre los demás, correremos el riesgo de terminar echando más leña a una hoguera que, a fin de cuentas, nosotros habríamos prendido sin darnos cuenta; como sin ir más lejos lo habríamos hecho en el último ejemplo referido, al no tener la consideración de prever que nuestra pareja igualmente advertiría que algo nos preocupaba, y que lo único que conseguiríamos al guardar silencio al respecto, vale decir manteniéndonos inusualmente distantes, sería empujarla ella a crearse sus propios focos de preocupación interna que, como ya hemos visto, bien podría tratar de compensar de cualquiera de la maneras ya referidas.

       Si bien así como cualquier forma de reclamación atencional por distanciamiento, puede propiciar que quienes sufran su influjo se pongan en mayor o menor grado “pesaditos” para así tratar de invertir el efecto reloj de arena que, en una primera instancia, hará caer la energía del lado de la persona distante, lo cierto es que sucede exactamente lo mismo a la inversa. No en vano una de las formas de conducta que, más habitualmente, puede llegar a manifestar una persona que sufre el influjo de cualquiera de las formas de reclamación atencional características de los “pesaditos” es la de, en la medida que les sea posible, mantenerse atencionalmente distantes de ellos. Pues sucede que estas dos modalidades de reclamación atencional, son complementarias; ya que ambas dos, se retroalimentan naturalmente la una a la otra hasta tal extremo de que, cuando un individuo particularmente atosigador, se vincula con otro todavía más atosigador que él, será siempre el primero el que termine por refrenar sus impulsos atosigadores para acrecentar aquellos otros que habrán de empujarlo a mantenerse en mayor o menor medida más distante del segundo de lo que haría en caso de hallarse en la compañía de otros individuos menos atosigadores que él. Y, consecuentemente, sucede exactamente lo mismo, cuando un individuo particularmente distante, se vincula con otro que se mantenga todavía más distante que él; puesto que entonces podremos observar como será este último, el que termine refrenando sus impulsos más naturales hacia el distanciamiento atencional para acrecentar aquellos otros que le empujarán a comportarse de un modo mucho más atosigador de lo que, en él sería habitual, en caso de no hallarse en la compañía del que, en este último caso referido, habría pasado a convertirse en la horma de su zapato. Y es que “el efecto reloj de arena”, no solo entra en juego a la hora de  compensar las ganancias o pérdidas  de energía vital de los unos, con las pérdidas o ganancias, respectivamente, de esta misma energía de los otros. El efecto reloj de arena, empuja siempre a cualesquiera que sean los individuos que participan en un intercambio atencional, a compensar los unos con los otros las que quiera sean sus muy diversas formas de conducta. Siendo siempre el que posee más enraizada o retrotraída su atención hacia cualquiera de las mismas, el que para bien o para mal, termina incrementándolas a costa del detrimento de las de sus opositores; empujando por consiguiente también a estos últimos, cuanto menos mientras se hallen en su compañía, al desarrollo de las formas de conducta opuestas y complementarias a estas primeras.

Foto

Medicina Integrativa: ¿Es un modelo coherente?

Tras finalizar mi ponencia “Beneficios de la Medicina Integrativa” tuvo lugar el correspondiente turno de preguntas. La última de ellas, más que pregunta fue un comentario de cierta desaprobación, en parte, por lo expuesto en la conferencia además de ciertas intervenciones de otros asistentes.

Quién formulaba tal descontento era un médico que había asistido al reciente Congreso del Bienestar Integral. Cierta o mucha razón no le faltaba, él mismo lo afirmó al comienzo de su intervención en el sentido de sentirse un tanto desplazado.

Créanme que intento ser equilibrado en todas mis intervenciones en el sentido que la realidad tiene varias aristas sin que ello tenga implícito distorsionarla. Sin embargo, ese equilibrio tiende a desplazarse ya que en mi argumentación puedo destacar las debilidades del actual paradigma de la medicina convencional y minimizar sus enormes éxitos.

Afirmaciones que hacen referencia a cierto autoritarismo por parte de los médicos o que la medicina que practican es eminentemente sintomática no sentaron nada bien a quién probablemente sea comunicativo con sus pacientes e intente ir más allá de de paliar determinados síntomas. Cada uno de mis lectores tendrá sus experiencias personales al respecto.

La gota que colmó el vaso fue un ejemplo que conté en la conferencia derivado de una conversación previa con un amigo apiterapeuta. Resulta que una paciente aquejada de una determinada patología autoinmune recurrió libremente a mi amigo a que la “pinchara con abejas” a causa del dolor que padecía. Mi amigo me refirió que la mujer había decidido libremente que inicialmente no tomaría la medicación prescrita por la neuróloga con el objeto de comprobar en su cuerpo hasta donde podía llegar esta desconocida técnica denominada no convencional. Los resultados no se hicieron esperar, la paciente notó una franca mejoría. Posteriormente, tras una revisión con su neuróloga esta decidió repetir una resonancia magnética ya que la evolución de la paciente no se correspondía con lo esperado. Una vez confirmada la mejoría, la médico le comunicó a su paciente que no había dudas, “en contra de lo esperado la enfermedad estaba remitiendo… como consecuencia de los fármacos prescritos”. Aquí es donde viene el problema ya que la paciente confesó a su médico que inicialmente no los había tomado por haber decidido apostar por la apiterapia. La reacción de la neuróloga fue desproporcionada, tachándola de irresponsable por no seguir las pautas prescritas…

En el intenso debate que mantuvimos el médico asistente y yo, ambos coincidimos en la desafortunada intervención de su, o mejor dicho, nuestra colega profesional (ya que ambos estudiamos acerca de la salud de las personas). Sin embargo, nos distanciamos en la interpretación que damos al método científico que avala a las medicinas científicas, alopáticas o convencionales de las tradicionales. Evidentemente, en eso nos llevan ventaja. Sin embargo, siempre reitero que la ausencia de pruebas no lleva implícito el hecho de su no validez; solo indica que hay que realizarlas. ¿A quién le interesa hacerlo? Desde luego que a la neuróloga no. Bien distinto habría sido que esta profesional se hubiese interesado en una técnica tradicional que SI funcionó en su paciente. Probablemente solo le llevase de tiempo un simple café y una pequeña tertulia con mi amigo. Por otra parte, en muchas ocasiones si existe esa validez científica pero lamentablemente no se aplica en el día a día. En otro artículo hablaré de ello.

Evidentemente con esta experiencia no se demuestra que todos los pacientes aquejados de esta patología deban de recurrir a la apiterapia sino que se debe investigar más al respecto. Ello me lleva a insistir en la necesidad de modelos integrados. Estos utilizan las mejores modalidades de tratamiento posible tanto de las medicinas no convencionales como de la medicina actual basándose en las necesidades y el estado de cada paciente. Debe integrar éxitos de los dos ámbitos y se debe ajustar a la persona, utilizando el enfoque más seguro, menos invasivo y más rentable a la vez que incorpore una comprensión integral del individuo.

En un determinado receso del Congreso me acerqué a mi colega profesional y le comenté que debemos estar más unidos, comentario que, en parte, compartió y desde aquí le quiero agradecer.

En definitiva, ¡sumemos! conocimiento y esfuerzo.

Huertos Urbanos 2. Reutilizando de materiales

En nuestra anterior entrada hablabamos del sustraro , elemento imprescindible para la creación de nuestra futura huerta.

Pero hay que tener en cuenta tambien donde vamos a colocar este sustrato, es decir, donde  vamos a realizar nuestro huerto.huerto-palet-reciclado

Muchas y diversas opciones se presentan en este punto, alguna ya la vimos en el video demo .

De esto vamos a hablar hoy :

1. Entre los recipientes que podemos tener se pueden contar , las macetas ,  los maceteros , los contenedores , y un sinfin de  objetos, que adaptados,  nos pueden dar un juego muy interesante.

2.Un ejemplo lo constituiría este palet ya no utilizable , que mediante la llamada malla antihierba, clavos o grapas y sustrato convenientemente preparado, lo hemos comvertido en una sencilla pero productiva huerta urbana.

3.Tengamos en cuenta que nuestro huerto no tiene por que ser  necesariamente horizontal. En este momento se están poniendo muy de moda los huertos verticales, donde el espacio necesario para el mismo se reduce considerablemente .

4. Un ejemplo no menos original que el anterios  lo formarían estas botellas recicladas y convertidas en divertidos maceteros en los que nuestras plantas encontrarían el optimo desarrollo.vertical-garden-bottl...

5.Existen empresas en el mercado que comercializan sistemas para poder cultivar plantas de forma vertical. El riego es la parte mas delicada y el drenaje de este sistema también lo es , porque puede provocar problemas a las plantas que vivirán en las alturas mas proximas al suelo .

6.Se recomienda para los huertos verticales, el cultivo por ejemplo, de las tan ansiadas plantas aromáticas, cada vez mas utilizadas en la cocina. Se trataría de tener en vivo y siempre disponible lo que vayamos a necesitar en la elaboración de los alimentos .huerta-vertical

7.Un tema importante es el de los problemas a nivel de enfermedades y plagas que nos vayamos a encontrar a lo largo del cultivo, que al ser ecológico tendrán una solución diferente  en cuanto a su corrección, al que tendría, en el cultivo de un huerto tradicional y que abordaremos en su momento.

 Beautiful plants. Beautiful world.

Foto portada:www.ikkaro.com

Foto palet /huerta:unjardinvertical.blogspot.com

Foto jardín botellas :unjardinvertical.blogspot.com

Foto jardin botellas horizontal : unjardinvertical.blogspot.com

 

Harvard elimina la leche y demás lácteos de la dieta saludable

La Escuela de Harvard de Salud Pública eliminó la leche de su guía de alimentación saludable,llamada Healthy Eating Plate, sustituyéndola por agua, preferentemente.

Con esto, Harvard envió un mensaje fuerte al USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) y expertos en todo el mundo con el lanzamiento de su guía, misma que reemplaza la pirámide alimenticia.

Los expertos en nutrición e investigadores de la universidad la realizaron, basada en una nutrición sana, libre de la presión política y grupos de la industria que podrían verse afectados.

La mayor prueba de ello es la ausencia total de productos lácteos, debido a que “un alto consumo de estos alimentos aumenta significativamente los riesgos de padecer cáncer de próstata y cáncer de ovario”.

Fuente: http://www.vanguardia.com/actualidad/mundo/204199-harvard-elimina-la-leche-y-demas-lacteos-de-la-dieta-saludable

Abonos 1: introducción

Los abonos , tambien llamados fertilizantes, son productos naturales o artificiales que sirven para nutrir a nuestras plantas de los elementos minerales que necesitan para su crecimiento y desarrollo.

1.Muchisimos tipos de abono podemos encontrar, y en este primer contacto con este tema tan sólo vamos a dar una visión general de ellos.592px-Hestemøj

2.Una primera división sería . Orgánicos  e  inorgánicos o minerales.

3.El ejemplo mas conocido de orgánico sería el estiercol de caballo .

4.El ejemplo mas conocido de inorgánico sería la urea.

5.Tres son los elementos que en mayor cantidad se necesitan para alimentar a un vegetal .

6.El Nitrógeno  (N), el Fosforo (P)  y el Potasio (K)abonos_fertilizantes

7.Estos tres simbolos químicos aparecen siempre en cualquier abono sea sólido o líquido que compremos, y nos indica la cantidad de cada elemento que aparece  en nuestro abono.

8.En terminos generales :

a)El Nitrógeno, es el causante de que nuestras plantas …crezcan.

b) El Fósforo, es el causante de que nuestras plantas ….sean resistentes,  y formen un buen sistema radicular.

c) El Potasio, es el causante de que nuestras plantas ….florezcan y den buenos frutos.

Beautiful plants .Beautiful world.

Fotografía saco : www.vitivinicultura.net –

Foto estiercol : Malene Thyssen.

Foto abonos : agricultura.neeoos.com

 

 

 

 

Aromaterapia

Es la ciencia que enseña el uso de las plantas aromáticas para la salud y el alimento entre otras opciones.

1.Como es bien sabido, muchos medicamentos naturales o artificiales, tienen su origen en las plantas o en parte de ellas .mmmm_z

2.Semillas, hojas, flores, tallos , etc etc son el material de partida de de remedios que han hecho y hacen muchisimo bien al hombre.

3.Muchas veces lo que utilizamos son extractos de estos vegetales. Un ejemplo de esto son los llamados aceites esenciales que se obtienen por ejemplo de la destilación de flores.

4.Estos aceites se utlizan por ejemplo mediante masajes corporales con objeto de que penetren profundamente en la piel, o en el baño, proporcionando un efecto relajante muy placentero.

5.También la inhalación es otra forma de utilizarlos , resolviendo problemas de dolores de cabeza , conjestión nasal y problemas respiratorios.eucalipto-medicinal-propiedades

6.En próximas entradas hablaremos de plantas utlizadas para la obtención de aromas , como por ejemplo la manzanilla o camomila, el tomillo , el eucalipto , el geranio , la ya citada lavanda , la menta , la rosa , o el interesante árbol del te  entre otros muchos .

Beautiful plants .Beautiful world.

 

Foto Hierbabuena : Marta Fernández

Manzanilla :Ignacio Sanz.

Eucaliptus: www.cuidadoysalud.com

 

 

PINTALABIOS CON ALTOS NIVELES DE METALES

pintalabios, cultivarasalud

Algunos de los metales tóxicos encontrados en los pintalabios podrían tener efecto a largo plazo.

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California, Berkeley (Estados Unidos), analizaron 32 diferentes pintalabios y brillo labiales que se encuentran comúnmente en las farmacias y grandes almacenes y detectaron plomo, cadmio, cromo, aluminio y otros cinco metales, algunos de ellos en niveles que pueden suscitar potenciales problemas de salud. Sus resultados serán publicados este jueves en la revista ‘Environmental Health Perspectives’.

“La búsqueda de estos metales no es la cuestión, sino el nivel de la materia”, aseguró la investigadora principal, Katharine S. Hammond, profesora de Ciencias de la Salud Ambiental. “Algunos de los metales tóxicos se están produciendo en unos niveles que podrían tener un efecto en el largo plazo”, alerta esta experta.

pintalabios

Estos productos de especial preocupación porque se ingieren o se absorben poco a poco, por la persona que los usa, señalan los autores del estudio. Los investigadores definieron uso medio y elevado de maquillaje para los labios sobre la base de los datos de uso encontrados en un estudio previo, de forma que uso medio se definió como una ingesta diaria de 24 miligramos de maquillaje de labios por día, mientras ponerse el pintalabios y aplicarlo de nuevo varias veces al día podría caer en la categoría de alto uso, con 87 miligramos ingeridos por día.

Con las ingestas diarias aceptables derivadas de este estudio, el uso promedio de algunas barras de labios y brillos de labios daría lugar a una excesiva exposición al cromo, un carcinógeno relacionado con tumores estomacales. Un alto uso de estos pintalabios podría resultar en el potencial de la exposición excesiva al aluminio, cadmio y manganeso, que, con el tiempo, la exposición a altas concentraciones de manganeso se ha relacionado con la toxicidad en el sistema nervioso.

El plomo se detectó en 24 productos, aunque a una concentración que fue en general más baja que el nivel de ingesta diaria aceptable, pero los niveles de plomo aún expresaron la preocupación de los expertos por los niños, que a veces juegan con el maquillaje, ya que ningún nivel de exposición al plomo es considerado seguro para ellos, dijeron.

Los autores del estudio creen que no es necesario tirar el brillo de labios en la basura pero la cantidad de metales que se encuentran hacen indicar la necesidad de una mayor supervisión de los reguladores de salud. De hecho, en la actualidad, no existen normas en Estados Unidos para el contenido de metales en cosméticos y en la Unión Europea se considera que el cadmio, el cromo y el plomo son ingredientes inaceptables en cualquier nivel en los productos cosméticos.

Fuente: Europa Press

Foto: FLICKR/BIBIGEEK

Guia básica de Trastorno Obsesivo Compulsivo

Este espacio está en construcción, en breve podrás encontrar toda la información relativa a TOC, tanto para pacientes como para familiares.
Gracias por visitarnos!!

Distinción entre trastornos y malos hábitos de sueño

Este espacio está en construcción, en breve podrás encontrar toda la información relativa a TOC, tanto para pacientes como para familiares.
Gracias por visitarnos!!

 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo, rhoncus ut, imperdiet a, venenatis vitae, justo. Nullam dictum felis eu pede mollis pretium. Integer tincidunt. Cras dapibus. Vivamus elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet. Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies nisi. Nam eget dui. Etiam rhoncus. Maecenas tempus, tellus eget condimentum rhoncus, sem quam semper libero, sit amet adipiscing sem neque sed ipsum. Nam quam nunc, blandit vel, luctus pulvinar, hendrerit id, lorem. Maecenas nec odio et ante tincidunt tempus. Donec vitae sapien ut libero venenatis faucibus. Nullam quis ante. Etiam sit amet orci eget eros faucibus tincidunt. Duis leo. Sed fringilla mauris sit amet nibh. Donec sodales sagittis magna. Sed consequat, leo eget bibendum sodales, augue velit cursus nunc,

Muebles reciclados y reciclables para biblioteca

Aquí os dejamos esta original forma crear el mobiliario y la filisofía de un espacio dedicado a la cultura. Recientemente se ha inaugurado la nueva biblioteca cívica “Movimente en Chivasso” (Torino, Italia). Un espacio cultural dedicado a los libros, que ha sido decorado en su totalidad con un mobiliario poco usual para estos efectos, pero muy original.
El diseño y la idea es de Nicoletta Savioni y Juan Revuelta  del  estudio A4Adesign que, para la ocasión, ha diseñado una colección de muebles integramente construidos en carton ondulado alveolar (de panal de abeja), destacando además que todo procede de cartón reciclado y todo es reciclable!

bibliotecachivasso2bibliotecachivasso3

Constituye  el mobiliario básico con más durabilidad y más ecológico que decora la zona de exposición de libros, la zona de terminales de ordenador para el público, y los distintos espacios de lectura para niños y adolescentes. Sin duda alguna este modelo de biblioteca interesante y sostenible, será imitado por otras ciudades del mundo, proponiendo nuevos espacios para la cultura, más modernos y sobre todo más respetuosos con el medio ambiente.

La biblioteca Movimente, ubicada en un centro de transporte (estaciones de tren, autobús y aparcamientos), será la sede de una gran cantidad de libros (30.000 volúmenes), y pretende ser un centro social referente, propulsor de la cultura y del conocimiento y de la sensibilidad por espacios realmente integrados con el cuidado del planeta.

Lo último

que es un panel solar

¿Qué es un panel solar?

¿Qué son los paneles solares? Si nos preguntamos qué es un panel solar, la respuesta es que los paneles solares son dispositivos tecnológicos que pueden...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies