Para mantener una buena postura de meditación, y evitar dolores e incomodidades durante su práctica, es importante sentarse sobre los isquiones, sobre un cojin o manta enrollada, con las caderas mas elevadas que las rodillas, la pelvis ligeramente inclinada hacia delante y el mentón recogido levemente hacia la garganta, esto nos permitirá además mantener nuestra espalda y cervicales rectas y alineadas.

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (Sin votaciones)
Cargando…
Tengo la firme convicción de que un mundo mejor es posible. Me encanta la vida sana, practicar yoga, escuchar música, el cine, descubrir lugares nuevos y muchas más cosas ¡que pena que no me dé tiempo a todas! Mi frase preferida: Hoy no sabia que ponerme y me he puesto feliz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here