8 Consejos para eliminar los callos

¿Qué son y por qué se forman los callos?

Los callos son como pequeñas almohadillas de cuero que por lo general se forman en los pies (a menudo en las manos), debido al roce continuo de la piel con superficies extrañas. Por ejemplo, cuando estrenamos zapatos particularmente incómodos o en el caso de las manos cuando hacemos un trabajo con ellas constante y de fuerza.

Estas almohadillas son una forma, desarrollada por nuestro cuerpo, para proteger la piel en las áreas que previamente han sido sometidas a abrasión. Los tacones, la sequedad, los calcetines sintéticos o no exfoliarnos a menudo pueden generar callos en diversas áreas de los pies. Las más afectadas suelen ser los talones, el borde del dedo gordo o en la almohadilla del pie.

Poner de vez en cuando los pies a remojo y luego usar la piedra pómez será de gran ayuda. También es importante que al terminar apliquemos una crema hidratante especial para pies el resultado serán unos pies bonitos.

También hay una serie de remedios naturales que pueden ayudar a hacer que desaparezcan. Ten en cuenta, que antes de recurrir a estos consejos, siempre es mejor hablar primero con un médico.

Además, estos remedios deben tomarse con la debida precaución ya que, aunque en líneas generales son totalmente inocuos, algunos no se recomiendan para aquellos que sufren de diabetes o tienen otros problemas que podrían dar lugar a complicaciones. Siempre es recomendable consultar con un médico antes de llevarlos a cabo.

Cáscara de plátano y ajo

La primera solución que se propone es una cataplasma natural de plátano y ajo para ser aplicada en la parte para suavizar los callos. Raspa el interior de la piel de un plátano y usa 2 dientes de ajo aplastados que después se van a mezclar con la pulpa obtenida previamente.

Aplica la mezcla sobre el callo y ciérrala con una gasa estéril. Cambia la venda 2 veces al día, durante un par de días. Luego, con una piedra pómez, frota suavemente la superficie y el callo saldrá fácilmente.

Otros usuarios han leído: Propiedades del ajo para el cabello

Pan y vinagre

La segunda solución consiste en la preparación de otro tipo de compuesto, siempre se aplicará sobre la parte afectada. Esta vez, los ingredientes son: un trozo de pan rallado y ¼ de taza de vinagre. Pon el pan en remojo en vinagre durante 30-40 minutos.

Luego, toma la mezcla y aplícala sobre el callo, después cúbrela con una gasa estéril y déjala durante toda la noche. Por la mañana enjuaga con agua corriente y retira la parte difícil, siempre muy suavemente, con piedra pómez. Después hidrata la zona con una crema especial para pies.

Te recomendamos: Crema reparadora para pies secos

Ajo y aceite de oliva

Machacar un diente de ajo, mezclar con el aceite de oliva y aplicar en la zona afectada por el callo. Tapar bien y dejar actuar durante toda la noche. Por la mañana retirar sin enjuagar y repetir la operación hasta que desaparezca la callosidad.

Quizás te interese leer: Aceite de oliva para el cabello

Limón y vinagre

Mezclar una cucharada de jugo de limón y 1 cucharada de vinagre blanco. Aplícalo en el callo con una gasa y mantenla durante toda la noche. Por la mañana, enjuágala y limpia la zona con la piedra pómez. Si el callo no se retira, repite la operación varias veces, unos días más tarde.

Bolsas de té usadas

Aquí hay otro uso interesante de bolsitas de té. Después de preparar una bebida sabrosa, coge la bolsita de té usada y ponla en la superficie del callo con una gasa. Deja reposar durante una hora. Repite este método todos los días durante una semana o dos, si es necesario, hasta que el callo desaparezca.

Te puede interesar: Como reutilizar las bolsas de te usadas

Baño de pies con agua y manzanilla

6 consejos para eliminar los callos

Periódicamente, también puede tener un baño de pies con agua caliente y manzanilla: esto te ayudará a suavizar las partes más duras de los pies. Es importante que al finalizar el baño exfolies la zona con una lima para pies o piedra pómez y apliques crema hidratante para mejores resultados.

Mira esto: Lima exfoliante para pies

El aloe vera

Aloe vera también se puede utilizar para esto. Sólo tienes que desplegar un poco de gel y aplicarlo sobre la zona callosa, masajeando hasta su completa absorción. Repítelo en unos pocos días, hasta que la parte dura del pie se ablande.

Higos

El higo posee interesantes propiedades antiinflamatorias y también refresca y alivia.

Extrae la pulpa de un higo, haz una masa con ella y aplica en el callo, cubre con un vendaje y calcetines y deja actuar durante toda la noche. Por la mañana lava los pies con agua tibia para retirar los restos de higo, lima con piedra pómez y no olvides aplicar la crema hidratante.

Quisiéramos reiterar que estos consejos no están comprobados y no pueden sustituir por completo la opinión de un médico, especialmente si hay condiciones particulares de salud que podrían crear complicaciones.

Licenciado en periodismo. Apasionado del periodismo deportivo, saludable y ambiental. Me gustan los animales, el fitness, la nutrición deportiva sana, la música y conocer otras culturas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí