7 claves para un corazón sano y fuerte

236

Tomemos más en serio la salud de nuestro corazón, te damos 7 claves para un corazón sano y fuerte.

El día 29 de septiembre es el día mundial del corazón…

Y nos recuerda de que podríamos cuidar más nuestro corazón. Porque en España, en un año, mueren cerca de 230 000 personas a causa de alguna enfermedad cardiovascular, según la Fundación española del corazón.

Conocemos muy bien las causas de la muerte por trastornos cardiovasculares: una alimentación no correcta, la hipertensión, valores altos de los tryglicerides ( grasa en la sangre), la diabetes, el sobrepeso y el fatal sedentarismo ( falta de ejercicio físico) fastidian mucho el corazón.También el estrés suele ser nombrado como factor de riesgo importante. Lo bueno es que en casi todos estos factores podemos influenciar positivamente. Podemos cambiar nuestra situación, mejorar las circunstancias para nuestro corazón.

Miremos los 7 pasos para un corazón fuerte y sano:

  1. Una alimentación sana

    Con mucha verdura y fruta, con alimentos frescos, poca carne, poca grasa animal, rica en vitaminas y ácidos grasos insaturados y con poca sal. La sal acumula más líquido en el cuerpo, lo que carga más el corazón. Los trigliceridos y el colesterol podemos mantener en un nivel saludable con una dieta rica en en ácidos grasos Omega -3, se encuentran sobretodo en pescado azul como atún, salmón y caballa, rica en vitaminas sobretodo C,E y D porque protegen el sistema circulatorio y el sistema imunológico. Reduciendo el consumo de carne y embutidos etc. y con un aceite virgen de oliva bueno podemos regular bien los trigliceridos y el colesterol.

  2. Un cuerpo equilibrado con unos pocos kilos demás

    Pero no sobrepeso ( un Body-Mass-Index de 30 o más es demasiado). Cada kilo que sobra es una carga para el corazón. Pero bajo peso también es un riesgo. El sobrepeso también aumenta el riesgo de tener diabetes, y la diabetes debilita al corazón. Bajemos nuestro peso con una alimentación equilibrada y con ejercicio físico para quemar más calorías.

  3. No al humo

    Mejor que dejemos de fumar. La nicotina multiplica el riesgo de cardiopatías. Cuando dejamos de fumar el riesgo se reduce a la mitad después de dos años y después de diez años ya no hay más riesgo.

  4. Ojo con la hipertensión sanguínea

    Podemos armonizar nuestra tensión sanguínea con la alimentación sana y con el ejercicio físico regular, con relajación, y si es necesario con medicamentos. Muy importante es la actitud interna positiva. Si somos plenos de inseguridades, desconfianza y miedos, nos será mucho más difícil tener la presión sanguínea regular. El Hatha Yoga enseña cultivar una actitud positiva y gestionar bien las emociones para vivir con más equilibrio.

  5. Necesita entreno para estar bien

    Por eso es imprescindible que nos movamos más. La doctrina que dice que personas con una cardiopatía no pueden esforzarse ya está descartada. También el corazón débil o dañado necesita ejercicio regular. Hay que hablar con el médico sobre qué deporte será el más adecuado. Si practicamos tres veces a la semana durante solo 30min un ejercicio que nos exige esfuerzo físico bajamos un 40% el riesgo de padecer cardiopatías. Pueden ser actividades como nadar, caminar copiosamente, o practicar Nordic Walking, que entrena muy bien todo el cuerpo, y bailar es una actividad muy agradable y saludable. Divertirse sanamente también fortalece el corazón.

  6. Cuidado con la prisa y el estrés crónico

    El estrés aumenta la tensión en nuestro cuerpo y a lo largo sube la tensión sanguínea a niveles peligrosos que perjudican al corazón. Es muy importante aprender a llevar las obligaciones y responsabilidades diarias con más calma y organizarse bien para no tener constantemente prisa. El estrés crónico nos lleva a comer mal, a fumar más y a beber más alcohol ( para sentirnos más relajados) y a movernos menos ( porque estamos ya muy cansados). Todos estos malos hábitos aumentan el riesgo de cardiopatías enormemente. Por eso “desestresemos” nuestra vida para proteger nuestro corazón. Aprender a meditar es un medio excelente para poder cambiar hábitos. Y vale la pena cambiar, porque con nuevos hábitos saludables, nos sentiremos más contentos y felices.

  7. El corazón necesita relajarse

    Para poder llevar la vida moderna tan acelerada nuestro organismo necesita pausas con calma y silencio para recuperar fuerzas y para soltar tensiones. Estudios científicos demuestran que la relajación profunda es una manera muy eficaz para cuidarse y contra trastornos de estrés que son la hipertensión, dolores musculares, dolor de cabeza y migrañas, trastornos digestivos, taquicardias, insomnio y ansiedad. En una relajación profunda todos los músculos se relajan y se regeneran, ( también el corazón, que es un músculo importante), el sistema nervioso se calma y equilibra y el sistema circulatorio se regula y armoniza también. Por eso no podemos hacer nada mejor para nuestro corazón que aprender a relajarnos bien conscientemente, permitirnos pausas de relax cada día y mejorar de esa manera también nuestro sueño nocturno. Las clases de Hatha Yoga, que entrenan suavemente todo el cuerpo y terminan con una relajación profunda, serían un excelente nuevo hábito en nuestra rutina saludable para el corazón. Encontrarse con otras personas con la misma motivación nos apoya en ser perseverantes y lo hace más divertido y agradable el cuidado de nuestro corazón.

    Autora: Martina Kahrens, profesora de Yoga, instructora de Relajación y Desarrollo Personal en Centro Tara Pollensa. www.centro-tara.com

Para más información: www.alimentosvitaminas.com www.fundaciondelcorazon.com www.centro.tara.com

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (2 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Contribuimos desde el compromiso ético a que la sociedad alcance un estilo de vida equilibrado y consciente. Apoyar el desarrollo sostenible y proyectos socialmente responsables, teniendo presente: Cuerpo, mente y entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here