EJERCICIO 1: respiración controlada

Cierra los ojos:
Respiración profunda y lentamente contando mentalmente hasta tres
Empuja el aire inspirado hacia el estómago, y poco a poco llena completamente los pulmones.
Aguanta la respiración durante unos tres segundos, no te apresures, tómate tu tiempo y finalmente exhala lentamente y  cuenta hasta cinco. No tengas una respiración forzada, mantenla suave y regular

Repite el ejercicio, centrando la atención en el recorrido de la repiración desde la barriga al pecho.

Usa la nariz para inspirar y espira por la boca, te será más efectivo el ejercicio, aunque si ves que no te es cómodo, haz ambas respiraciones por la nariz.
Al exhalar trata de liberar tu mente de las preocupaciones e inquietudes que puedas tener en esos momentos y visualiza como tus pensamientos se van con cada respiración, mantente en calma y relajado.
Concéntrate en tu respiración y trata de repetir el ejercicio durante diez minutos y verás como una vez estes “metido” en ese ejercicio de respiración, comenzaran a desaparecer tus pensamientos desagradables.

Practiqua durante unos días y pronto descubrirás lo fácil que es conseguir un estado de relajación que te permita eliminar las tensiones y malos pensamientos que generán stress.

>>> (Ej: la relajación muscular)

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (Sin votaciones)
Cargando…
Me gustan la personas que toman decisiones y son valientes, me gustan los que se informan y aprenden, los que se parecen por dentro y por fuera, los que ven la parte buena, los que se caen y se levantan. No me gustan la mediocridad, la mentira ni la injusticia. Me gusta dar de comer....

2 Comentarios

  1. […] Para lograr la máxima relajación es esencial para hacer los ejercicios con regularidad y no dejar más de cuatro días entre una sesión y otra. La duración del ejercicio varía entre 30 y 45 minutos, durante el cual es muy importante no ser molestado. Es esencial vestirse con prendas cómodas que no nos aprieten, oscurecer un poco el entorno y asegurarse de que la temperatura sea agradable. Acostarse en una superficie semi dura, abrir los brazos a lo largo del cuerpo, mantener las piernas ligeramente separadas, deja que tus pies cáigan por si solos, antes de comenzar el ejercicios respirara profundamente utilizando las técnicas descritas en la página anterior (ver). […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here