con la gripe a cuestas

Como todos los años, con la llegada del frío, empiezan a proliferar los catarros, resfriados, gripes y otros procesos respiratorios. Y aunque los resfriados son de carácter banal, no ocurre así con la gripe, que afecta cada año a muchas personas a pesar de las medidas preventivas que se puedan llevar a cabo.

Malestar general y cansancio, fiebre, dolores musculares y óseos, tos y mucosidad suelen ser los síntomas más comunes que se padecen durante una semana más o menos, si no existe un problema de base que puede hacer que se complique la evolución, como puede ocurrir en pacientes con problemas respiratorios crónicos, cardiopatías, etc.

Para ayudar a aliviar los síntomas de la gripe, el tratamiento convencional suele consistir en fármacos para bajar la fiebre y analgésicos, además del consiguiente reposo y cama durante el tiempo que sea necesario. Y aquí es donde podemos emplear los medicamentos homeopáticos que nos servirán de ayuda para encontrarnos mejor y acortar el curso de la enfermedad.

Aunque en homeopatía es muy importante los síntomas característicos de cómo “vive” el paciente su enfermedad, hay algunos medicamentos que cubren de manera significativa muchos de los síntomas que solemos padecer cuando “agarramos” una gripe: GELSEMIUM, EUPATORIUM, BRYONIA, ARSENICUM ALBUM o RHUS TOX entre otros. Ya hablamos de Gelsemium y Bryonia en entradas anteriores, así que ahora daré unas pequeñas pinceladas de EUPATORIUM para que veáis por qué es recomendable que forme parte de nuestro botiquín de invierno:

EUPATORIUM está indicado en las gripes en las que duele todo el cuerpo , especialmente la espalda, las articulaciones y las pantorrillas, pero no se mejora estando quieto. También duelen los ojos, la cabeza y el pecho al toser, de forma que hay que sujetarse el pecho con las manos para que duela menos. Hay bastante sed de bebidas frías aunque producen escalofríos, pero se suda poco, produciéndose una mejoría del estado general cuando aparece un brote de sudor.

Catarro con estornudos y ronquera, náuseas y vómitos al beber acompañan un estado de gran postración. La fiebre comienza con escalofríos y temblores intensos, desproporcionados con el frío que se siente, y precedidos de gran sed y dolorimiento generalizado.

Como los otros medicamentos homeopáticos que hemos mencionado anteriormente pueden estar indicados para síntomas similares a los de EUPATORIUM, lo mejor es recurrir al consejo de un médico homeópata que indicará el medicamento más adecuado para nuestro caso. Recordad que son medicamentos, por lo que son de venta exclusiva en farmacias, que no tienen efectos secundarios y que no presentan interacciones con otros medicamentos.

¡La homeopatía siempre ayuda!

Silvia García Gómez. Departamento Científico Iberhome

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (2 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Contribuimos desde el compromiso ético a que la sociedad alcance un estilo de vida equilibrado y consciente. Apoyar el desarrollo sostenible y proyectos socialmente responsables, teniendo presente: Cuerpo, mente y entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here