Doula, por favor

170

DoulaSon las 0:02 de un día cualquiera. Sin horarios, sin prisa, con muchísima paciencia, y sobre todo con una gran pasión: acompañar.

También sostener y respetar. Me preguntan: qué es ser doula. Ciñámonos a lo que es en la actualidad, porque ir a su etimología griega sería desfasarnos.

En realidad, hace unos días, hablando con una especial periodista, me pasó esto que sucede a veces, que te vienen sucesos, ideas a la cabeza, sin apenas pensar. Sí, me di cuenta de Qué es ser doula.

Cuando hace cientos de años, miles, la mujer se sentía ubicada en su círculo tribal, madres, abuelas, congéneres sin más, pero entre todas reunían tanta sabiduría, que poco más hacía falta, embarazarse, parir, criar, formaba parte de un ciclo divino.

No lo es menos ahora, no vayamos a pensar. Es solo que hemos evolucionado tantísimo, las mujeres, que nos equiparamos con los hombres, hasta el punto de dejar, un pequeñito espacio para el sentir femenino. Ojo,… no digo que no seamos femeninas, lo somos y mucho, tampoco que no seamos buenas madres, ídem de lo anterior.

Lo que digo y reivindico, es que Viva la Diferencia. Permitamos que nuestra generosa naturaleza, que nos regala el placer de  reproducir un ser humano (o dos, o tres, o…) en nuestro interior, desborde por cada poro de nuestra piel.

Douleando una se confunde entre féminas. Es tan placentero, ir codo con codo, revivir esas etapas, que brindan chispas de colores, observar de cerca, atender necesidades, y estrechar un vínculo con la naciente familia.

doula acompañante en el embarazoLa vida es hermosa querida criatura. El bebé precisa que sus necesidades sean atendidas, al 100 %. Tú, si estas embarazada, también. Es muy sencillo, pero no siempre nos permitimos el placer de compartir, de regalarse. Ser acompañada por una doula, es crear una relación especial, de mujer a mujer, volver al círculo.

El instinto, el natural, que conservamos intacto, nos revela inquietas, buscadoras de aventuras, es como si al concebir un hijo, nos despertara la curiosidad más felina. Sigámosle pues. Cojamos de nuevo la batuta (eso, dicen, se nos da bien), hagamos esa piña. Busquemos lugares y personas que nos despierten el “recuerdo”.

Quizá te preguntes, a que venía empezar diciendo la hora en la que escribo este discreto texto, bien te despejaré la incógnita. Simplemente por constatar que en algún momento del día, las doulas miramos el reloj. La Doula tras el partoSin misterios. Ahora sí. Vamos haciendo camino, viviendo el presente, y disfrutando de Ser Mujer. Menudo privilegio, créeme.

Tendamos esa mano amiga, confidente, discreto personaje, y vivamos la experiencia más maravillosa de nuestra vida.

Artículo escrito para cultivarsalud.com por  Joana Llavata

 

 

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (Sin votaciones)
Cargando…
Contribuimos desde el compromiso ético a que la sociedad alcance un estilo de vida equilibrado y consciente. Apoyar el desarrollo sostenible y proyectos socialmente responsables, teniendo presente: Cuerpo, mente y entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here