NO TODO LO QUE HUELE ES AROMATERAPIA

319

No todo lo que huele es Aromaterapia ni sirve para la Psicoaromaterapia

Siempre me gusta hacer notar este punto, para distanciar nuestra práctica de otras formas de trabajar con aromas.

En el contexto de la Aromaterapia y la Psicoaromaterapia, únicamente trabajamos con aceites esenciales y extractos aromáticos (absolutos, extractos al CO2, incluso plantas frescas) absolutamente naturales y auténticos. “Auténtico” significa que dicho aroma no tiene ninguna mezcla de sustancias artificiales u otras sustancias naturales, que es tal cual nos da la planta y que no ha sido modificado o alterado artificialmente por la mano humana. Así nos desmarcamos del uso de cualquier tipo de aroma artificial, esencias reconstituidas, esencias típicas de las industrias de la perfumería, la cosmética, la alimentación o la ambientación, que suelen ser extremadamente perjudiciales para la salud humana y desde luego, no tienen el equilibrio y finura energética de las esencias que produce el reino vegetal. Las peores, sin duda alguna, las que se manejan en el ámbito de la ambientación y detergencia, extremadamente agresivas químicamente y muy baratas, por lo que se emplean masivamente en productos de gran consumo y son una tentación para todas aquellas empresas sin escrúpulos que mal usan el término “aromaterapia”.

Por desgracia, y especialmente en nuestro país y en Latinoamérica, mi experiencia me ha demostrado que la mayoría de empresas y esencias que se usan con el barniz de “aromaterapia”, no llegan al nivel mínimo exigido por cualquier profesional bien formado e informado. Hay muchísimas adulteraciones, muchísimas esencias reconstituidas, adulteradas, rectificadas, etc., que no encajan en los parámetros de exigencia que tenemos los aromatólogos y aromaterapeutas serios.

Si se quieren conseguir los mejores resultados en Psicoaromaterapia, hay que ser conscientes de la importancia capital que tiene una calidad excelente, que supone como mínimo los siguientes puntos:

 1) Correcta denominación botánica del aceite esencial empleado, y quimiotipo si procede (no todas las plantas producen quimiotipos al ser destiladas, contrariamente a lo que dicen algunas casas que han prostituido el sentido original del término simplemente para vender más).

2) Correcta extracción, cada planta necesita un tiempo mínimo de destilación para extraer todos los principios necesarios para que sea equilibrado, un aceite esencial mal destilado está desequilibrado, es indiferente si tiene un aval ecológico o no y por lo tanto no nos va a dar el beneficio óptimo que podría.

3) Correcto envasado y manipulación: cuando hablamos de información y energía, cómo se trate, almacene, procese tiene máxima importancia, esto no se determina con análisis físico-químicos.

Es importante trabajar con máximas calidades que sólo pueden proporcionar empresas especializadas y con suficiente preparación técnica y conocimiento de los aceites esenciales, mucha gente vende, pocas conocen suficientemente para garantizar esas calidades.

Empleo correcto de los aceites esenciales

Desde mi punto de vista, hay una gran diferencia entre “oler” y “sentir”. A mí me gusta trabajar la Psicoaromaterapia desde lo segundo. No me interesa hacer “concursos”, ni en mis clases, ni en mis terapias, no busco que la persona se sienta orgullosa de haber reconocido (etiquetado con un nombre) un aceite esencial. De hecho, es un impedimento para que le ayude en su proceso. Lo importante es lo que te hace sentir el aceite, qué te dice, dónde llega en tu cuerpo, mente y emociones. Para ello, a veces, la etiqueta nos confunde y sirve de poco (¿es limón, naranja o bergamota?).

bergamota, red cultivarsalud

El aroma de bergamota es uno de los mas usados.

Sentir entonces el aceite esencial es tan sencillo como abrir la botella y aspirar unas pocas moléculas o tan complejo como realizar una mezcla sofisticada y aplicarla en algún tipo de mecanismo de difusión, simple o sofisticado, pasando por aplicarlo sobre la piel o en el caso de la Aromaterapia clínica, ingerirlo.

En Psicoaromaterapia, el énfasis principal suele hacerse a través de diferentes técnicas y procedimientos de olfacción. Adecuadamente aplicados, los aceites esenciales nos sirven tanto para solucionar problemas físicos como mejorar estados emocionales, moderar respuestas automáticas desproporcionadas, transformar nuestros defectos y potenciar nuestras virtudes, acompañar a cualquier tipo de tratamiento, terapia y psicoterapia (apoyándolos) o mejorar nuestro sistema inmunológico. Por supuesto, también para hacernos sentir mucho mejor, porque si conseguimos un tipo de aroma o mezclas de aromas que nos gusten mucho, su presencia durante todo el día (a modo de perfume o agua de tocador, de “spray” en difusión ambiental) es tan importante como escuchar una bonita canción que nos cambia el estado de ánimo y nos arregla un día gris y pesado.

No hay una sola manera de entender y practicar ni la Aromaterapia ni la Psicoaromaterapia, digamos que hay estilos diferentes y que nadie tiene “la verdad absoluta” porque los resultados están muy matizados por las experiencias personales individuales

Colaboración de: Enrique Sanz Bascuñana

Ultima entrega: 2 de Julio.

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (2 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Contribuimos desde el compromiso ético a que la sociedad alcance un estilo de vida equilibrado y consciente. Apoyar el desarrollo sostenible y proyectos socialmente responsables, teniendo presente: Cuerpo, mente y entorno.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here