Respirando la enfermedad II.

160

Continuamos hablando  del “arte del aliento”, la respiración de meridianos, una manera fácil y realmente barata de beneficiar a nuestra salud. Post anterior aquí

EL ELEMENTO TIERRA.

Meridianos de bazo y estómago.

En esta ocasión vemos como la respiración aplicada a los meridianos de estómago y bazo, influyen y equilibran todo el sistema digestivo y está ligado estrechamente al sistema inmunitario.

La respiración que aplicaremos en los meridianos para el elemento tierra consiste en inspirar desde el dedo gordo del pie hasta el pecho en la zona costal debajo de la axila y en espirar desde el borde inferior del ojo hasta el segundo dedo del pie.

Meridiano estómago

meridiano-estomagoComienza debajo del ojo en la mitad del inferior del ojo descendiendo hasta la comisura labial. Gira un poco hacia el lado y desciende por la parte anterior del cuello anterior, cruza el tórax por la línea del pezón y en el abdomen se aproxima a la línea media, continúa por la cara anterior del muslo y pierna, por fuera del borde de la tibia. el pie por la parte media y el dorso del pie, para terminar en el segundo dedo.

 La respiración que debemos utilizar es la exhalación desde la cabeza hasta el pie.

Lo aplicaremos para los dolores de cabeza (frente y sien), en las inflamaciones y dolor de garganta. Por su relación con la digestión y el apetito ayuda en la anorexia, la inflamación abdominal, la gastritis, la colitis,  la diarrea, la úlcera gastroduodenal  y la anemia.  También es útil en los dolores de cintura y cadera, en los dolores de rodillas y la hipertensión.

Meridiano bazo

meridiano-bazoComienza en el dedo gordo, continúa por el borde interno del pie. Sigue el borde interno de la tibia, cruza la rodilla y la cara anterointerna del muslo, asciende en el abdomen por fuera de la línea que desciende desde el pezón, hasta el pecho en la línea de la axila.

La respiración que utilizamos es la inspiración desde el dedo gordo del pie al pecho.

Lo aplicamos para la pereza, pesadez del cuerpo, astenia, vómitos, náuseas, anorexia, inflamación abdominal, gastritis, úlceras del estómago, úlcera duodenal, anemia. Dolores en el frente del cuerpo, en las piernas y en el  pecho.

Fuente: Centro Tagore

 

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (1 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…
El viaje dentro del mundo del conocimiento y de las terapias ha sido intenso, productivo y lleno de vicisitudes. Acupuntura, masaje, homeopatía, osteopatía craneosacral, sales titulares de Schuesler. Y ha sido al experimentarlas, vivirlas, recibirlas y compartirlas que he comprendido que venimos a la vida con un viaje que realizar, con unos dones a desarrollar y la enfermedad está profundamente vinculada con no aceptar el viaje y con no actualizar esos dones. A través de la terapia bioestructural se facilita el viaje, se desbloquean los dones y descubrimos con asombro que el mundo que creíamos vivir no es el mundo que podemos vivir. Si necesitas ayuda en el viaje, si quieres llegar ha vivir desde es lugar que está destinado a ti en este mundo estoy a tu servicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here