terapia bioenergetica

La terapia bioenergética busca aumentar nuestro bienestar por dos caminos fundamentales, el verbal y el muscular, vamos a conocer algo más sobre ella.

Bioenergía: conceptos fundamentales.

La Terapia Bioenergetica, se inspira, práctica y teóricamente en las llamadas terapias Raichianas, aunque tiene una línea de trabajo propia. Uno de los conceptos fundamentales es el propio termino Bioenergía, que parte de la base de que existe una energía vital de la que emanan todas las manifestaciones del universo: los hindúes lo llaman Prana, los chinos lo llamaron chi, los japoneses ki…. Esta energía vital, Reich la bautizo como Bioenergía y no se considera de manera trascendente o intangible, sino en base a los efectos tangibles que produce en los seres vivos ( de ahí el nombre de Bioenergía, la energía en función de su actividad biológica), como la respiración, la excitación, el movimiento, los gestos… Cada individuo constituye un sistema energético en el que se intercambian flujos de energía; de carga y descarga. En la medida en la que seamos capaces de ser conscientes y controlar esos impulsos vitales, encontraremos el equilibrio psíquico y corporal.

Según la terapia bioenergetica no tenemos un cuerpo, somos un cuerpo

Otro aspecto fundamental de la Bioenergética es que no tenemos un cuerpo, somos un cuerpoEl conjunto de nuestras experiencias y sensaciones, las percibimos gracias a nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo no es una máquina, sino un organismo que está vivo y que tiene sus normas y lenguaje propio; basado en gestos, posturas, movimientos etc. También posee una memoria muscular que guarda en nuestras células, a modo de registros, todas las experiencias que tenemos a lo largo de nuestras vidas. De ésta manera, observando un cuerpo podemos descubrir gran parte de  los bloqueos y ansiedades que posee una persona.

Hablemos del carácter y la terapia bioenergetica

Cuando hablamos de Bioenergía, llegamos a un concepto esencial: el carácter. Las defensas mentales y emocionales que las personas desarrollamos desde la infancia, como forma de bloquear aquellos impulsos vitales que nos conducirían al placer o la realidad, modelan nuestro carácter. Estas defensas o patrones de comportamiento, se superponen a modo de capas, relacionadas entre si, y nos mantienen aislados o protegidos ante lo desconocido. Esta forma de carácter en las personas nos  conduce a mal uso de defensas mentales como: la negación, el recelo, proyección etc. e impedir la manifestación de emociones como: el cólera, el pánico, terror, tristeza, desesperación, dolor, etc.

Con la lectura del cuerpo se permite a los profesionales realizar un análisis caracterial que establece una tipología de estos, siendo los más frecuentes carácteres:

  • Esquizoide.
  • Oral.
  • Psicópata.
  • Masoquista.
  • Rígido, entre otros.

Si el cuerpo determina nuestra personalidad….

La bioenergética, se fundamenta en un postulado a la hora del trabajo terapéutico: si al final es el cuerpo el que determina cómo es nuestra personalidad, podremos de alguna manera influir sobre ella mediante nuestras propias funciones corporales y transformar o suprimir los bloqueos que tanto nos dificultan ser. En definitiva la Bioenergética ayuda al individuo a recuperar su primera naturaleza, que es la que conserva la libertad, la belleza y la gracia de la que normalmente están dotados todos los animales desde que nacen.

Se practica en sesiones individuales y de grupo, alternando las fases de trabajo corporal con la verbalización de situaciones características.
La duración de estas terapias suele ser de una hora semanal para casos individuales y se pueden hacer seminarios de un fin de semana al mes cuando la la terapia se desarrolla en grupo. De uno a tres años es el plazo normal para que la terapia bioenergética logre su objetivo: disolver la coraza muscular, liberando al individuo de las estructuras defensivas de su carácter que le impiden la relación abierta y libre con el universo.

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (2 votos, Valoración media: 4,50 sobre 5)
Cargando…
Me gustan la personas que toman decisiones y son valientes, me gustan los que se informan y aprenden, los que se parecen por dentro y por fuera, los que ven la parte buena, los que se caen y se levantan. No me gustan la mediocridad, la mentira ni la injusticia. Me gusta dar de comer....

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here