Mesa de mayolas

Huertos verticales / Jardines verticales

El espacio en nuestras viviendas es reducido. La necesidad de algo “VERDE”  es de obligado cumplimiento en estos tiempos de estrés, de inmediatez, de internet y de móvil con Whats App.

El hombre se aleja por momentos, más y más de  la naturaleza y de hecho, cada vez la hecha  más de menos porque la necesita. A partir de estas premisas nacen los Jardines verticales y como colofón los huertos verticales.

Convertir una pared de una casa en un jardín, conlleva dos aspectos, uno decorativo y otro bioclimático. Lo que está claro es que no estamos inventando nada, las plantas durante millones de siglos han crecido tanto en tierra como en los troncos de los árboles  o en las paredes húmedas de las cuevas, por poner dos conocidísimos ejemplos.

Realmente lo que estamos haciendo es imitar a la madre naturaleza  proporcionándonos espacios verdes, naturales, bioclimáticos y con un sinfín mas de propiedades beneficiosas para el hombre.

Si un acuario es un segmento de un río de agua dulce trasportado a nuestra casa para relax y placer del acuarista, un Jardín vertical es lo mismo pero trasladado al ámbito de la jardinería domestica.

Por ende, un huerto vertical es la forma de tener nuestra “comida” a mano, sin tener que ir a comprarla sabiendo perfectamente lo que nos comemos.

Podríamos definir esto como el volver a los orígenes de las huertas de siempre, pero  en el siglo XXI. Orígenes puestos al día, con las tecnologías actuales pero respetando le idea madre.

Pimientos, tomates, berenjenas, zanahorias, cebollas,  etc. etc. Son ahora posibles cultivarlas en nuestro huerto vertical urbano. Nosotros vamos a llevar el control del cultivo, por fin vamos a saber lo que nos  vamos a comer.

Hay también varias vertientes  dentro de estos huertos caseros, entre ellas la de plantas aromáticas o medicinales.

A quien no le gusta tener a mano el romero para su paellita de los domingos o coger un poco de perejil para aderezar tal o cual plato. Un poco de poleo , hierbabuena , stevia, menta o la híper-popular hierba de olivas….  Y sobre todo, teniendo claro que nuestra planta ha sido cultivada de una  forma totalmente NATURAL.

No conviene dejar de comentar la importancia formativa que conlleva una práctica de este tipo.

Cuantos chavales nos dirían si les preguntáramos el origen ……que las zanahorias vienen de la caja donde las compramos en el supermercado o comercio  más cercano. Si las famosísimas granjas – escuela intentan paliar esta falta de formación,  nuestro huerto o jardín vertical  nos permite  poner nuestro granito de arena en casa.

Todo esto es sencillo, si se tienen el material adecuado y unos mínimos conocimientos de cultivo de plantas,  si nos sigues en los diferentes trabajos de “ecotonio “ los tienes ya con total seguridad.

Sólo te falta decidirte y convertirte en un agricultor- domestico del siglo XXI . Te animas !

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (1 votos, Valoración media: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Contribuimos desde el compromiso ético a que la sociedad alcance un estilo de vida equilibrado y consciente. Apoyar el desarrollo sostenible y proyectos socialmente responsables, teniendo presente: Cuerpo, mente y entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here