conciencia, red cultivarsalud

¡Reflexiones hacia la Conciencia!

En la charla de este lunes 12 en L’Espai La Nau de la Universidad de Valencia ha quedado bien claro que estamos ya cayendo por el precipicio como humanidad y que lo único que podemos hacer es ver la forma de hacernos menos daño en la caída.

La charla era del Cambio Climático y Jorge Reichmann, el ponente, ha expuesto el paralelismo del TITANIC para explicar la situación al final de la ponencia:

-¿Todavía podemos evitar que el TITANIC se hunda?
-¡No, no podemos!
-¿Entonces?
-Podríamos haberlo evitado con un cambio de rumbo en los años 70, ahora ya es tarde. Entonces lo que todavía es posible es hacer algunas rectificaciones en el rumbo para ganar tiempo y cuando el barco choque contra el iceberg en breve, que los botes salvavidas estén en condiciones y en el tiempo que podamos ganar, ¡construir algún bote salvavidas más!
Simplemente! Eso es todo.

Jorge Reichmann empieza la conferencia con un par de conceptos que yo considero muy interesantes. Se trata de “Tecnosfera” y “Biosfera”.

Y son interesantes porque dan cabida a otro que no se ha enumerado en la charla pero encaja con sendos conceptos, el de “Noosfera”: el conjunto de seres vivos dotados de inteligencia, según Vladimir Ivanovich Vernadsky, que lo acuñó por vez primera. Y en el diccionario de la RAE: conjunto de los seres inteligentes con el medio en que viven.

La noosfera es la envoltura mental del planeta. Al igual que la Biosfera es la envoltura de vida del planeta, Bosques, animales, océanos… y la Tecnosfera es la envoltura tecnológica, la industria, maquinas, polución…

Según José Argüelles, el más contemporáneo en usar el término, en sus estudios de “El Tiempo y Tecnosfera”, la Tecnosfera es un proceso que hace de transición entre Biosfera y Noosfera.

A nivel temporal, se referiría a un tiempo en el cual pasamos de la pre-historia, atravesando ya la Historia, para dirigirnos a…la Post-historia.

Pero para no perder el hilo de la charla, Jorge empieza hablando de los cambios que ha habido en algunos países de Sudamérica en que los dirigentes y gobiernos han hecho un giro hacia la conservación de la vida y del planeta. Pero que, ahora con un poco de perspectiva se ha visto que ni siquiera esas potencias han sabido seguir por el camino que ellos mismos habían elegido.

En Ecuador, lo que ha sucedido con el triste abandono del proyecto “Yasuní-Itt”. En Bolivia cuando Evo Morales después de proclamar una ley por la cual considera la Tierra lo que es ciertamente, un ser vivo…ahora se dedica a poner sus esfuerzos en reclamar ser una potencia nuclear más… -estará detrás de esto el tio Ed, me pregunto?-

Bromas aparte, Venezuela que en su quinta enmienda escoge proteger la vida en el planeta y conservar la Naturaleza, en el punto 3 de su decálogo de la patria se contradice, eligiendo la vía del desarrollo de todas sus reservas petrolíferas para convertirse en una superpotencia petrolera.

Y continuando con la charla, en un momento se habla de los 2 grados centígrados de aumento de la temperatura media del planeta Tierra, que parece que es lo acordado por los organismos encargados a nivel internacional del cambio climático, como lo deseable. Como el objetivo deseable…-pues parece que las previsiones son de 4-7 grados, para final de siglo.-

A saber; con unos 6 grados, por poner una media, la población mundial quedaría reducida a unos pocos miles de personas, ¡menos de un millón en todo caso!  Teniendo en cuenta que vamos a por los 8mil MILLONES de personas, pues nos podemos hacer una idea de la catástrofe humana a la que nos enfrentamos. Además esos pocos miles de personas que podrían sobrevivir en una Tierra con 6 grados más ¡de media!, deberían hacerlo hacinados en los polos.

Con lo cual no es muy difícil entender que los 2 grados son también excesivos, como apuntan los científicos. 2 grados es algo cuyas consecuencias serían catastróficas, y este es el marco en el que se trabaja, el acuerdo al que se pretende llegar en la esperada cumbre del clima de final de este año en París.

Acuerdo, que ya se ve difícil de alcanzar, pues se lleva posponiendo desde el año ’92, de la cumbre de Rio…

Y es que la realidad, a pesar de todas las cumbres del Clima que han habido en estos años, Kioto, Johanesburg… es que las emisiones no están haciendo más que aumentar, e incluso en estos últimos años de una forma más acelerada que anteriormente.

Si nos esperamos al 2020 para hacer los cambios pertinentes entonces las Reducciones deberían ser ya del 15% de las emisiones de CO2.

Algo totalmente imposible, pues no solo no estamos consiguiendo reducirlas en un 2-4% en tanto tiempo, sino que las estamos aumentando.

La situación ciertamente no parece muy halagadora, vaya, nada en absoluto!

Además, como se ha manifestado ya desde la vertiente mercantil, Reducir el 6-7% las emisiones, por no hablar del 15% recomendado, es totalmente inviable para el desarrollo económico actual.

Por la parte que corresponde a las grandes economías, que es la parte que produce dichas emisiones, “nasti de plasti”.  Además de que son los que dirigen el rumbo del mundo. Vaya, los que toman todas las decisiones.

¿Y entonces? ¡Pues estamos en Emergencia! Y debe saberse y así poder actuar en consecuencia…aunque como se decía con la parábola del Titanic, sea solo para salvar algunas vidas más.

Según Kevin Anderson, la solución es técnicamente posible, pero políticamente o sucede un milagro o no se tomarán las decisiones necesarias para salvar esta civilización a tiempo.

Pues la política debería ser la que tomara decisiones vinculantes, ¡drásticas en este caso ya!

En el 2008-2009 estuvimos cerca de que la historia nos diera una sorpresa, con la Victoria de Al Gore en las elecciones de Estados Unidos -2000- (aunque le fuera arrebatada la presidencia), el 15 M en España y más acontecimientos que parecían un posible cambio de timón en este barco a la deriva, de cara al iceberg.

Pero las cosas tomaron un mal rumbo, y ahora ya sabemos dónde estamos: la derecha gobierna en España, políticas más productivas agresivamente en el resto del mundo,… como hemos apuntado antes, ni siquiera las nuevas políticas de Sudamérica en el fondo están haciendo un buen trabajo. …o al menos no el trabajo necesario.

Arrastrados todos por la dirección del mercado libre y el consumo como único golpe de timón nos encontramos mirando atónitos el iceberg frente de la proa del translaticio llamado humanidad mirando también a timón, dirigido por estas potencias económicas a cualquier precio ( Zara, Mercadona… por poner ejemplos del país) que sabemos que en el momento del choque fatal saldrán volando con sus helicópteros ya preparados, mientras la humanidad se hunde en ese barco del que se le ha exprimido hasta la última gota antes del colapso definitivo.

¿Por qué el ser humano no es capaz más que de mirar como las manos de su agresor toman el mando de la vida de todo un planeta entero?

¿Cómo es posible que no tengamos la capacidad de saltar sobre esas manos con eficiencia como para sacarlas del timón y tomar el rumbo hacia la vida?

Parece que una de esas macro soluciones inmediatas que deberían tomarse es dejar la mayor parte de los combustibles fósiles que todavía hay por extraer, en el subsuelo. Pero como decía el director de Repsol referente a las prospecciones en Canarias: el mundo no entendería como dejar estas reservas bajo tierra, teniéndolas.

Cuando la realidad es que si la humanidad supiera la situación a la que nos enfrentamos, lo que no entendería es porque las petroleras continúan extrayendo combustibles fósiles.

La cuestión es, como se ha abordado también en la charla, que “hablando de la realidad no ligamos”, como decía un integrante de un partido político tipo Podemos, Compromís, Equo…

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (Sin votaciones)
Cargando…
Contribuimos desde el compromiso ético a que la sociedad alcance un estilo de vida equilibrado y consciente. Apoyar el desarrollo sostenible y proyectos socialmente responsables, teniendo presente: Cuerpo, mente y entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here