comprar con los cinco sentidos
Vicen, de la tienda Pepita y Grano
revista cultivarsalud

La filosofía de comprar con los cinco sentidos, a granel, es posible gracias a las tiendas “Pepita y grano”. La revista cultivarsalud ha entrevistado a Vicen, la responsable de la tienda en Valencia, sobre la filosofía de un comercio saludable, sostenible con el medioambiente. Vicen dejó atrás casi 30 años de dedicación a la psicología para reinventarse en el sector  de la alimentación natural y nutrición. Quería satisfacer la necesidad de un sector de la población de tener conocimiento de lo que come y de donde provienen los alimentos. En Pepita y Grano tienen sacos donde aparece la procedencia de cada producto. Priman la calidad, productos españoles y legumbres de temporada. Una forma de comprar que nos hará sentir como compraban nuestras abuelas.

Experiencia sensorial

Vicen promueve una forma de comprar que se convierte en una experiencia sensorial donde vamos a comprar con los cinco sentidos. Los clientes pueden probar los productos antes de llevárselos, tocarlos, olerlos, ver los colores que tienen y escuchar su sonido mientras nos lo llevamos a la boca.

Cuando un cliente entra por primera vez en al tienda, le animan a abrir lo que quiera, probar lo que le apetezca y que huela. Esa es la filosofía de “Pepita y grano”, un espacio que invita a comprar sin prisas. Además, cada bote que exponen es diferente al resto, tienen multitud de formas, colores y alturas que dan mucha personalidad al local. Tienen 450 referencias de productos, incorporan productos nuevos cada semana. La tienda se hace con el cliente, “el jefe es el cliente, es quien marca la dirección. Si no tenemos el producto, lo pedimos”, dice Vicen.

Promueven los productos artesanales de calidad por encima de la cantidad

revista cultivarsalud

Recuperan un estilo de vida que potencia lo artesanal de calidad por encima de la cantidad. Quieren recuperar el intercambio de conversaciones, experiencias entre dependientes y las personas del barrio. Este movimiento se llama slow shopping donde el cliente puede entretenerse y disfrutar de comprar con los cinco sentidos. Cada detalle está pensado para que los clientes se sientan a gusto.

Además, no tienen plásticos, premian al cliente que acude con el recipiente con un 5% de descuento. El papel tampoco es necesario. Tienen botes de cristal que reciben, los esterilizan y los regalan.

Un lugar para aprender

Para que los clientes tengan toda la información y un contacto directo con la tienda organizan talleres saludables. Podemos aprender a elaborar repostería sana, recetas de alimentación saludable e incluso para que los niños aprendan.

Venden productos únicos, difícil de encontrar hoy en día

Una filosofía de comercio que se convierte en una despensa del barrio donde potencian comprar con los cinco sentidos y de forma sostenible. Vicen nos cuenta que a la tienda acude gente que le gusta cocinar, que tienen especias muy raras. Entre las novedades está “arroz verde vietnamita, se fríe y a la gente le gusta”. También tienen sal de trufa blanca, fruta deshidratada sin azúcar añadido, que es difícil de encontrar en el mercado. También frutas sin aceite de girasol. En Pepita y Grano Valencia encontrarás legumbres de todo tipo, arroces de colores o chocolates exquisitos. Encontrarás cereales de los que no habías oído hablar nunca, pastas vegetales, harinas variadas y especias infinitas. También infusiones de todo tipo, sales, frutas deshidratadas o frutos secos. Tienen su espacio para productos para celíacos, productos veganos, vegetarianos.

Soy David Cortecero periodista, blogguer y comunity manager. Me gusta la naturaleza, la información de ocio cultural y de medio ambiente. Me encargo de www.miravalencia.com, una revista de ocio a través de la cual queremos que la gente se sienta bien, con buena energía y disfrute de la vida con la familia o amigos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here