Comer ajo crudo sin masticar

0
2160

Historia del ajo

Antes de comenzar con el tema de comer ajo crudo vamos a conocer algo de su historia. El ajo es una planta conocida desde la antigüedad y ha sido usada en la alimentación por los egipcios en el tercer milenio antes de Cristo y más tarde por los griegos, chinos, indios y los romanos.

Los ajos que conocemos hoy en día (bulbos), se han utilizado desde muy antiguo como condimento para la alimentación, usándolos crudos en ensaladas o incorporados a las salsas, guisados, platos a base de pescado o de verduras. También es un ingrediente principal y muy usado en la elaboración de embutidos, como el salami con sabor a ajo y en la industria conservera para aperitivos en aceite y vinagre, etc.

Formas de comer ajo 

Los posibles beneficios y efectos son muchos, porque el ajo puede ser considerado como un antibiótico natural y un antioxidante a tener muy en cuenta. Si se come crudo, la alicina, el compuesto más importante que contiene, tiene la capacidad de permanecer intacto.

La  beneficios en nuestra salud son aún más evidentes. Por supuesto, consumir ajo crudo no es muy fácil, sobre todo por el sabor tan molesto. Sin embargo, hay estrategias que nos garantizan la oportunidad de comer sin tener muchos problemas.

Cómo comer ajo crudo

Para ser capaz de consumir el ajo, sin ese olor característico y al mismo tiempo disfrutar de los amplios beneficios que otorga a nuestra salud, se puede tragar como una píldora, sin masticar.

También podemos comerlo crudo en muchos platos de nuestra gastronomía cuya preparación se fundamenta en este ingrediente, lo que nos garantiza una magnífica oportunidad de comer una dosis de ajo crudo todos los días, disfrutándolo y sin darnos cuenta.

El ajo se debe masticar o tragar

Ya sea entero, a trocitos o triturado y colocado como complemento en los alimentos o masticado, el ajo como alimento, mantiene y proporciona igualmente sus propiedades beneficiosas. Es obvio que tragarte un ajo entero puede resultar muy incómodo y digerirlo será más difícil por el estómago.

El ajo se mastica o se traga

Masticar el ajo o ingerirlo en trocitos supone facilitar los procesos de digestión que ya son difíciles para muchas personas. Por lo demás, la elección es de cada uno según su preferencia.
Puedes añadir ajo a trocitos a las ensaladas por ejemplo.

Es recomendable comer ajo crudo con el estómago vacío (en ayunas), aunque se puede ingerir mejor en comidas en cualquier momento del día y así podemos disfrutar de los beneficios que conlleva.

Comer ajo en ayunas sin masticar

Para aprovechar más sus beneficios hay quien recomienda comer ajo en ayunas sin masticar. Indudablemente daño no te va a hacer y parece ser la mejor forma de sacar un buen partido de sus propiedades. Recomiendan comerlo sin masticar para evitar que después huela el aliento, pero también hay quien opina que cuando lo tomas sin masticar realmente no aprovechas bien sus beneficios y que es mejor masticarlo o comerlo triturado. Si optas por esa opción, pero quieres evitar la posible halitosis, puedes tomar y masticar después unas hojitas de menta, manzana o lechuga que ayudarán a neutralizar el mal aliento.

Beneficios del ajo para la salud

Entre los beneficios del ajo para la salud entontramos:

  • Se caracteriza por ser un alimento particularmente saludable, ya que contiene propiedades antibacterianas
  • Es un potente antibiótico natural
  • Ayuda a combatir la hipertensión y ayuda a controlar el colesterol
  • Ayuda a regular la flora intestinal

Uno de los compuestos del ajo es la alicina es un antioxidante y puede luchar contra la acción de los radicales libres, que son los principales responsables del envejecimiento celular.

De esta manera hay menos riesgo de que puedan surgir diversas formas de cáncer. En concreto, un estudio llevado a cabo en China, los sujetos que consumieron ajo crudo con regularidad, por lo menos 2 veces a la semana, tenían un 44% menos de probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón.

También se encontró este beneficio en los sujetos que corren el riesgo de cáncer de pulmón, así como en el caso de los fumadores. En este caso la probabilidad de incurrir en el tumor a los pulmones disminuyó en un 33%.

Hoy en día, la planta del ajo se cultiva en todos los continentes y es muy conocida por su uso culinario. En España se cultiva principalmente en zonas de Castilla La Macha (meseta central). Es una planta perenne resistente y de cultivo anual.

También encontramos beneficios del ajo rojo para el pelo sobre todo debido a su contenido en minerales, vitaminas y aminoácidos.

Cuándo cultivar ajo y qué variedad elegir

El invierno es la época más propicia para iniciar el cultivo de esta hortaliza siendo su período de siembra de noviembre a marzo; de hecho, para cultivar ajo simplemente se necesitan dientes de ajo que se enterrarán a una profundidad de 3 centímetros en macetas lo suficientemente grandes.

Para encontrar los dientes de ajo, puedes acudir a comercios especializados o sembrar los que se utilizan en la cocina.
Sí te preocupas de que sean de cultivo ecológico, cultivarás ajos sin químicos sintéticos y evitarás  la presencia de sustancias que entorpezcan la germinación y obtendrás unos ajos de calidad.

La elección de la variedad de ajo también es importante y suele ser mejor optar por variedades autóctonas que crecen bien en el clima en el que vives. En España, el ajo crece de forma espontánea en el campo y hay más de 30 tipos diferentes de ajos silvestres. El ajo cultivado se seleccionó a partir de estas variedades silvestres y actualmente hay muy buenas variedades de ajo. 
El diente de ajo se planta con el ápice hacia arriba y los dientes deben estar separados por al menos 15 centímetros. 

El crecimiento del ajo será más rápido dependiendo del tamaño del bulbo porque es la mayor presencia de energía en el bulbo lo que permite el crecimiento del brote de ajo, por lo que los dientes más grandes brotarán más que los pequeños.

El tiempo de cultivo del ajo varía según la variedad que se elija y de media se necesitan 60 días antes de que se pueda cosechar el ajo .

No hay mucho más que decir, el ajo es un alimento que se debe ingerir mínimo dos o tres veces por semana ya que ayudará al organismo a combatir y frenar diversas enfermedades.

Artículo anteriorAceite de árbol de té: Que es y usos.
Artículo siguienteCuriosidades sobre Gandhi

Biografía de Javier Labrada

Los usuarios/colaboradores de Revista cultivarsalud.com se comprometen a difundir información que sea verdadera y correcta de acuerdo a los conocimientos actuales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here