Tés e infusiones. Todo lo que necesitas saber.

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

¿Te has preguntado alguna vez quién inventó las infusiones de hierbas?, ¿O quién fue él que por primera vez descubrió el té? ¿Cuántos tipos de té habrá en el mundo? Té o infusión de hierbas: ¿Cuál de los dos es mejor? El mundo del té y las infusiones es enorme, en este artículo te contamos cosas que debes saber acerca del Té y las distintas preparaciones que se pueden hacer.

Tés e infusiones: un poco de historia

Fue el gobernante y gran maestro Shen Nong (según la mitología china), quien por primera vez descubrió el té: según parece, se encontraba sentado debajo de una planta de Té y estaba hirviendo un poco de agua para desintoxicar y purificar su cuerpo, cuando de repente, una ráfaga de viento hizo quitar algunas hojas de la planta, que terminaron cayendo en la copa del maestro. El maestro se dio cuenta de que la copa tenía otro color y un aroma que lo atrajo hasta el punto de que el gobernante no pudo evitar probar un sorbo y así descubrió sus grandes virtudes. A partir de ese día, ordenó que se cultivaran cientos de esas plantas para todos sus súbditos.

Otra historia del descubrimiento de la planta de Té, según el Budismo, cuenta que el té fue descubierto por el monje indio Bodhidharma, un día cuando se estaba autocastigando por haberse quedado dormido durante la meditación de la mañana, se quitó los párpados y los dejó caer al suelo, de donde «mágicamente» nacieron dos plantas de té que fueron enviadas por los dioses para ayudar a los monjes que intentaban meditar a mantenerse sin dormir.

El origen de las infusiones lo encontramos en la antigüedad 

En la época greco-romana, la gente ya tenía el conocimiento de ciertas plantas y sus cualidades. Para extraer todas sus virtudes y beneficios las hervían en agua caliente.

Durante la Edad Media es cuando las preparaciones de infusiones de hierbas, se hacen cada vez más completas y sofisticadas, siendo también el principal aporte farmacéutico de la época, a menudo dispensado en secreto por brujas y hechiceros, que eran de alguna manera como los «médicos» del momento…
Fue más tarde cuando los chinos que ya conocían el Té, comenzaron a cambiar sus hojas de preciado Té por las hojas de otras plantas que traían los visitantes y comerciantes de occidente.

Tés e infusiones: ¿cuántas existen en el mundo?

Si la cantidad de combinaciones que se pueden hacer entre plantas para infusiones es casi infinita, dependiendo de la parte del mundo en la que nos encontremos, catalogar los tés es un poco menos complicado.

Existen seis tipos principales de té en el mundo: té negro, té verde, té blanco, té oolong, té amarillo, té Pu ‘er el té o postfermentato. Todos pertenecen a la misma familia botánica, la Camelia Sinensis o Assamica, una planta de tayos leñosos que se cultiva principalmente en Sri Lanka, China, India, Japón y Kenia, y que luego se exportan a todo el mundo. No podemos olvidar que después del agua, el Té es la bebida más consumida mundialmente.

Algunos tipos de Té 

Tipos de té: té blanco

El té blanco es el té con el sabor más sutil y delicado, pero cuidado, es muy rico en teína (molécula exactamente igual a la cafeína que potencia y estimula el sistema nervioso disminuyendo el sueño y reduciendo la sensación de cansancio).

En la taza, el líquido presenta un color amarillo muy claro y parte, o la totalidad, de las hojas de este tipo de té se caracterizan por tener algo parecido a un suave plumón plateado: son los cogollos. Es el té menos sometido a procesos: las hojas y los cogollos se secan durante un tiempo (unos dos días) y esto provoca que la oxidación sea leve y natural. 

Gran parte de la producción de té blanco proviene de la provincia china de Fujian, pero hoy en día también hay tés blancos de India, Sri Lanka, Malawi, … Sin embargo, uno de los tés blancos más famosos del mundo es el chino  Bai Mudan. El té blanco por lo general en boca tiene un sabor dulce, floral, con notas que pueden variar desde heno a melocotón.

Consejos para la preparación del té blanco:

Cantidad: 3 g por taza (aproximadamente 2 cucharadas de té por 220 – 250 ml de agua)
Temperatura: agua a 80° C
Tiempo de infusión: 4 minutos

Tipos de té: té amarillo

El té amarillo en sí mismo, es una verdadera rareza. Se produce solo en ciertas áreas de China, como las provincias de Sichuan y Hunan. Proviene de un error cometido en un lote de té verde. Después de la cosecha y la cocción, las hojas se someten a un proceso llamado «men huang» (se apilan y se envuelven en una tela especial). Esta fase provoca una ligera oxidación y un amarilleamiento de las hojas, elementos que garantizan el sabor dulce y suave de este té. Posteriormente, las hojas se secan y se envuelven nuevamente en la tela. Este proceso se repite varias veces hasta el secado final.

¡Hay que tener cuidado, ya que en Occidente algunos tés verdes se venden como tés amarillos! El sabor es similar en algunos aspectos: fresco y herbáceo, pero definitivamente es más dulce y sin la astringencia o aspereza típica de muchos tés verdes. Entre los productos más famosos de esta familia de té, cabe destacar Jun Shan Yin Zhen, Meng Ding Huang Ya y Mo Gan Huang Ya.

Consejos para la preparación té amarillo:

Cantidad: 3 g por taza (aproximadamente 1 cucharada de té por 220 – 250 ml de agua)
Temperatura: agua a 80° C
Tiempo de infusión: 2-3 minutos

Tipos de té: té verde

El té verde es definitivamente el tipo de té más conocido gracias a sus propiedades. El sabor puede variar desde heno, hasta hierba recién cortada; desde castañas hervidas hasta espinacas, esto varía según la zona en la que se produzca. En cualquier caso, la característica común y principal es que es un té no oxidado. Para evitar esta reacción química (la misma que afecta a una porción de manzana cortada y dejada al aire) las hojas se «cuecen» o se estabilizan. 

En China, se utilizan hornos o sartenes grandes tipo wok (por ejemplo, Chun Mee), mientras que en Japón es típica la cocción al vapor (por ejemplo, Sencha). El objetivo es siempre el mismo: las altas temperaturas destruyen las enzimas responsables de la oxidación.
Luego las hojas se enrollan (se retuercen, se aplanan como agujas de pino, se curvan, se enrollan como bolitas, etc.) y finalmente se secan.

Consejos para la preparación té verde:

Cantidad: 2,5-3 g por taza (aproximadamente 1 cucharada de té por 220 – 250 ml de agua)
Temperatura: agua a 80° C (para tés japoneses incluso 75° C)
Tiempo de infusión: 2-3 minutos

Hay seis colores de té, pero algunos también hablan de té morado.
Té blanco (Bai Hao Yin Zhen); té verde (Mao Feng); té oxidado o negro (Keemun)

Tipos de té: té azul verdoso

En mi opinión, después de documentarme para escribir este artículo, la familia oolong (té chino tradicional que queda entre el verde y el negro en oxidación, lo cual le da un característico tono azulado), es la más interesante. Este tipo de té también se denomina azul o azul verdoso, debido a los reflejos de las hojas de algunos ejemplares, o incluso semi-oxidado. Su característica es que la oxidación varía del 20 (pero en algunos casos incluso del 12%) al 80%. Dependiendo del grado de oxidación, el sabor del té puede recordar más a un té verde (pero con notas más dulces y florales) o a un té completamente oxidado (pero aún con notas vegetales).

Las hojas (normalmente utilizadas las más maduras y de mayor tamaño a diferencia de otros tipos de té), se recolectan, se dejan secar unas horas y luego se mezclan, casi «agitándolas», para dañarlas y romper su estructura celular y así favorecer la oxidación. Tan pronto como las hojas alcanzan el nivel de oxidación deseado, se estabilizan con calor, se enrollan y finalmente se secan.

Hay oolongs japoneses, también californianos, pero las zonas de producción más famosas son Taiwán y la provincia china de Fujian , en particular la zona de las montañas Wuyi. Prueba el Tie Guan Yin, el Alishan, el Da Hong Pao, el Dong Ding, … Descubrirás un mundo nuevo y extenso.

Consejos para la preparación té azul verdoso:

Cantidad: 2,5-3 g por taza (aproximadamente 2 cucharaditas de té por 220 – 250 ml de agua)
Temperatura: agua a 85 – 90° C (dependiendo del grado de oxidación)
Tiempo de infusión: 4 minutos
Se recomienda lavar las hojas o una infusión muy corta de tan solo unos segundos antes de la infusión propiamente dicha.

Tipos de té: té rojo

El té rojo no es el que conocemos por el nombre de rooibos… ¿Qué es entonces? En China este es el nombre que se le da al té que está completamente oxidado, para entendernos, el que en Occidente solemos llamar negro. Para los chinos, el verdadero té negro se fermenta, por lo tanto, se produce una reacción química totalmente diferente.

Consejos para la preparación té azul verdoso:

Cantidad: 2-3 g por taza (aproximadamente 1,5 cucharaditas de té por 220 – 250 ml de agua)
Temperatura: agua a 85° C
Tiempo de infusión: 3 – 5 minutos

Diferencias entre: tés e infusiones

Las infusiones (tisanas), son una mezcla de dos o más plantas, algunas de las cuales son plantas básicas por los principios activos que contienen y por las propiedades que aportan (infusiones para la retención de líquidos, digestivas, relajantes, adelgazantes, laxantes, infusiones para dormir mejor, drenantes, desintoxicantes, etc.). Las otras plantas que se añaden a las infusiones son de ayuda, bastante neutras y dan sabor y aroma a la preparación.

Las infusiones se preparan hirviendo agua y dejándolas en infusión durante el tiempo recomendado; se pueden consumir tanto inmediatamente, en caliente, como después de varias horas de reposo, frías, a lo largo del día.

Los tés son plantas de la misma familia, tienen propiedades excitantes y beneficiosas, según el tipo. Todos los tés contienen teína o cafeína, excepto el té rojo Rooibos , por ejemplo, que se llama incorrectamente té, ya que proviene de otra familia, la de las legumbres, y no proviene de la Camellia Sinensis, por lo que no contiene cafeína, ni teína.

Es preferible consumir el té de inmediato, una vez elaborado hirviendo el agua y dejándolo infusionar unos minutos, según el gusto y tipo de té, ya que el sabor podría alterarse con el paso del tiempo.

Cada tipo de té tiene sus propias características y peculiaridades, desde cultivarsalud te invitamos a que leas algún libro más especializado sobre las características de los distintos tipos de té, cómo prepararlos y sus orígenes.

Alfredo José Corbín Ordóñezhttps://www.cultivarsalud.com/

Me gustan la personas que toman decisiones y son valientes, me gustan los que se informan y aprenden, los que se parecen por dentro y por fuera, los que ven la parte buena, los que se caen y se levantan. No me gustan la mediocridad, la mentira ni la injusticia. Me gusta dar de comer…

Los usuarios/colaboradores de Revista cultivarsalud.com se comprometen a difundir información que sea verdadera y correcta de acuerdo a los conocimientos actuales.

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies