Cosmética sólida, una cosmética más respetuosa

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

La cosmética sólida está en auge. La hayamos utilizado o no sabemos que existe y que cada vez son más empresas las que desarrollan productos en este formato.

Las marcas de cosmética natural son las que apuestan en mayor medida por este tipo de cosméticos ya que sus beneficios medioambientales están en armonía con los valores que sustentan la cosmética natural. En este artículo te quiero contar las principales ventajas que nos proporciona el uso de estos cosméticos y también algunos ejemplos de cosméticos sólidos que te puedes encontrar en el mercado o incluso aprender a prepararlos por ti mismo.

Antes de entrar en detalle te dejo un dato para que comprendas aún mejor todo lo que te explico a continuación.

Un champú sólido de 100 g puede durar unos 80 lavados. Esa es la media, pero obviamente dependerá de la longitud del cabello. Un champú líquido de 300 ml (el tamaño más habitual) dura unos 25 lavados.

Razones para usar champú sólido

Ventajas de la cosmética sólida

Utilizamos menos cantidad de producto

Con el formato sólido regulamos de forma inconsciente la cantidad de producto que utilizamos en cada aplicación. En el ejemplo anterior se ve claramente. Esto se debe a que para que se desprenda producto normalmente necesitamos humedecer y/o hacer fricción sobre el cosmético. Por lo tanto, la cantidad desprendida es menor. 

Cuando utilizamos cosméticos líquidos siempre vamos a utilizar más cantidad por aplicación (debido a su propio formato) y como su modo de aplicación es más cómodo y sencillo solemos aplicarnos más de lo necesario “por si acaso”.

Es decir, con los cosméticos sólidos ajustamos la cantidad que realmente necesitamos utilizar. Esto nos permite AHORRAR dinero ya que desperdiciamos menos producto. También se ahorran recursos a la hora de producir estos cosméticos y, por supuesto, reducimos los residuos generados (tanto en la producción del mismo como lo generado por los consumidores con su uso).

Menos envases y embalajes

Al reducir su tamaño y la cantidad que consumimos estamos reduciendo por un lado el tamaño y, por otro, el número de envases generados. Además, dichos envases suelen ser reciclables (cartón o aluminio).

Menor huella de carbono

La huella de carbono es la forma de medir el impacto medioambiental de una persona, proceso, producto, etc. Refleja la cantidad de gases de tipo invernadero generados.

Si repasas los puntos anteriores observarás que se reducen residuos, se reduce la cantidad de producto consumido, la producción y otros aspectos que no te he mencionado (como por ejemplo el transporte).

Al reducir todos estos aspectos los gases emitidos durante toda la vida del cosmético se reducen y como consecuencia de ello también se reduce la huella de carbono emitida.

Como has podido leer, las ventajas que nos aportan los cosméticos sólidos son muy beneficiosas para el medioambiente. Si estos cosméticos son naturales aún nos ofrecerán más ventajas a nivel medioambiental y personal. Te recomiendo que leas el artículo que escribí el mes pasado para que conozcas esos beneficios.

5 Motivos para utilizar cosmética natural

Y ya por último te resumo brevemente los cosméticos sólidos que te puedes encontrar en el mercado.

Cosméticos sólidos disponibles en el mercado

Cosméticos capilares

Fueron el primer tipo de cosméticos desarrollados en este formato. Podemos encontrar champús, acondicionadores y mascarillas. Su uso está bastante extendido (sobre todo en el caso de los champús) y sus resultados son muy buenos. Al principio quizás te cueste repartir de forma homogénea el producto por todo tu cabello, pero dale una oportunidad. Cuando lo hayas usado tres o cuatro veces lo repartirás perfectamente y empezarás a notar los beneficios en tu cabello.

En mi web puedes encontrar un curso en el que aprenderás a preparar tus propios champús sólidos. 

Cosméticos para la higiene personal

En este grupo encontramos desodorantes, dentífricos y colutorios. Aún no están tan extendidos porque su aplicación nos puede resultar más “incómoda” en comparación con los formatos más convencionales.

Por ejemplo, el desodorante lo tendremos que humedecer para que al contacto con la piel se desprenda el producto. En el caso del dentífrico también lo humedecemos para después frotar el cepillo y llevarnos el producto en él. Y, por último, los colutorios. En este caso suelen ser pastillas que tendremos que disolver en agua. Una vez disueltas utilizaremos esa mezcla para el enjuague de nuestra boca.

Maquillaje sólido

Antes de esta tendencia de la cosmética sólida ya existía maquillaje sólido como por ejemplo pintalabios, correctores de ojeras o maquillaje en barra. Sin embargo, dentro de esta corriente de la cosmética sólida podemos encontrar estas opciones sin envase. Los aplicaremos directamente sobre el rostro o impregnando una brocha con la cantidad de cosmético que queremos aplicar.

Te recomiendo que, si no lo has hecho ya, pruebes alguno de estos cosméticos sólidos (mejor aún si son naturales). ¡Estoy segura de que te van a encantar!

Si tienes cualquier consulta puedes escribirla en los comentarios.

Sara Sierra

Biografía de Sara Sierra

El uso y la preparación de cosmética natural fue la solución a muchos de los problemas de mi piel y, lo más importante, fue el impulso para reinventarme profesionalmente aprovechando mi experiencia previa como doctora en Química.

Los usuarios/colaboradores de Revista cultivarsalud.com se comprometen a difundir información que sea verdadera y correcta de acuerdo a los conocimientos actuales

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies