Trucos para un pelo sano y fuerte

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

Cómo evitar la ansiedad por la caída del cabello

Este artículo no trata de buscar soluciones a la caída del cabello, sino a algo que sí depende de nosotros, que está mucho más a nuestro alcance, este artículo trata de cómo reconocer y evitar la ansiedad que nos puede generar la pérdida del cabello.

La caída de cabello es algo natural para todos y todas pero siempre es un asunto que nos despierta preocupación, temores, obsesiones y ansiedad… 
En los hombres se activan las alarmas y la incertidumbre, la ansiedad, se apodera de muchos: ¿Voy a quedarme calvo?

En las mujeres aparece una especial preocupación por la pérdida de cabello y se interpreta como un símbolo de una belleza y sensualidad que se va.

Cómo nos sentimos cuando creemos que se nos cae el pelo

La caída del cabello se puede dar por muchas razones y es importante saber cuales son  las causas para saber qué puedes hacer y si obtendrás resultados.

Lo primero que tenemos que hacer es analizar las posibles causas de la caída del cabello para poder darle una solución: ¿Por qué me está pasando? ¿Estoy comiendo bien? ¿Tendré anemia, me faltarán vitaminas, estoy estresado/a? Hacerse éste tipo de preguntas es importante porque nos mueve a reflexionar sobre nuestra salud y promueve el cuidado propio, para poner soluciones al motivo de la caída del cabello si esta no fuese natural. En muchos casos, el proceso no se queda ahí, sino que se disparan nuestras emociones de alerta: ansiedad, angustia y preocupación excesiva.

Normalmente comenzamos un proceso un tanto obsesivo de observación y vigilancia constante, en el que estamos pendientes de cuántos pelos se nos han caído, los miramos y en ocasiones hasta se cuentan, aparecen las llamadas conductas de comprobación como son, mirarnos con mucha frecuencia al espejo para ver si hay indicios ya, o si se ven los signos más evidentes de la inminente calvicie (producto de nuestro pensamiento o real).
Con todo lo anteriormente comentado, empezamos a tener más emociones negativas: ansiedad, preocupación, miedo, etc., y como consecuencia aparecen los pensamientos distorsionados y catastrofistas: Si pierdo el pelo no lo voy a soportar…, ya no seré guapo o guapa para nadie, a mi pareja ya no le gustare, nadie se fijará ya en un calvo o calva, harán comentarios acerca de mi calvicie… esto es la decadencia de mi vida…

 “Ves lo que estás pensando“. Cuando tenemos un temor tendemos a interpretar cualquier señal como la confirmación de que está sucediendo lo que pensábamos: ¡Definitivamente me quedo calvo/a!, y cada día que te mires al espejo te verás con menos pelo que el día anterior, aunque no sea real. Y con ello, sin querer, incrementamos nuestro malestar.

No te obsesiones. Miramos en internet que podemos hacer para evitar quedarnos calvos, visitamos clínicas especializadas, gastamos dinero en productos “milagro” o acabamos mirando el precio de un trasplante de pelo en Turquía. Cuanto más pendiente estás, más obsesionado u obsesionada estarás, y esto no resuelve lo que te pasa, sea lo que sea.
Todo esto puede empeorar si estás atravesando un momento difícil en tu vida, es decir cuanta más ansiedad, angustia, tristeza o estrés estés padeciendo por otros motivos (problemas en el trabajo, mal momento de pareja, alguna enfermedad…) más probable será que vivas este proceso con ansiedad y temor.
En definitiva, si el motivo de la caída del cabello es inevitable, la opción es cuanto antes, asumirlo y si tiene solución corregir aquellos hábitos que provocan la pérdida del cabello e informarte sobre cómo cuidar tu pelo.

Mira esto: Recupera la vitalidad de tu cabello

ceramidas

Rutinas diarias para un pelo bonito

A continuación te dejamos algunos trucos para un pelo sano que te ayudarán a cuidar tu pelo de manera sencilla y barata.

Pelo perfecto; trucos

Cabello sano y hermoso gracias al corte correcto

¿Tu cabello le da un aspecto triste a tu cara? ¡El motivo es un corte que no va con tu aspecto en general! Sí, porque cuidar tu cabello también significa ir a un peluquero profesional, que puede ver la estructura de tu cuero cabelludo y comprender qué es lo que mejor funciona para ti.
Después cada cierto tiempo (4 a 6 semanas), vuelve a tu peluquería de confianza para mantener un pelo correcto y sanear puntas y demás.

El cepillado

Para estar sano y fuerte, el cabello debe peinarse con el cepillo adecuado y de la manera correcta. Elige un buen cepillo. Los mejores son de madera y están hechos con cerdas (pelos), naturales, aunque también los hay mixtos. Estos cepillos se deslizan fácilmente por el cabello, mejorando el brillo del cabello, eliminando la suciedad y además distribuyen el sebo (propio del cabello), desde la raíz a las puntas. Si cepillas tu cabello con frecuencia quedará sano y con un aspecto bonito y aseado.

Mira esto: Cepillo de bambú

¡Quítate las manos de la cabeza!

Si tienes un pelo graso, evita pasar las manos sobre el pelo con demasiada frecuencia para evitar esparcir el sebo, (presente en cantidades excesivas), con los dedos. Mejorarás la salud de tu cuero cabelludo.

Una buena alimentación para mantener el pelo sano

¡Una buena nutrición es la base de todo! También para el cuidado del cabello.

La proteína y la vitamina B5 (presente en el arroz sin procesar, frijoles y granos enteros), por ejemplo, son esenciales para un cuero cabelludo que es capaz de hacer que el crecimiento del cabello sea sano y fuerte. Las vitaminas y minerales fortalecen las raíces del cabello.

Los huevos, las nueces y el queso contienen grandes cantidades de las proteínas necesarias para contribuir al mantenimiento de un cabello sano y bonito. El café, sin embargo, estimula la producción de sebo en las raíces del cabello. Pero también es, desafortunadamente, responsable del aumento de la caspa.

Evita el tabaco y el alcohol. En su lugar come frutas, pescado, aves, vegetales verdes y granos integrales.

Te puede interesar: Beneficios del ajo para el cabello

No calientes demasiado el pelo

Durante el secado, por ejemplo, mantén el secador en constante movimiento y evita el uso de accesorios que no permitan el flujo de aire caliente.
No selecciones la potencia máxima de tu secador de pelo. Una potencia intermedia hará que tengas menos posibilidades de dañar la estructura del cabello. El alisado, rizado, secador de pelo, etc., a menudo alcanzan una temperatura de 200° C. En el cabello dañado, las proteínas comienzan a degradarse a alrededor de 140° C.

Usa los productos adecuados para tener unas puntas suaves y flexible


El cuidado del cabello también pasa por el uso de los productos correctos. El  acondicionador mantiene las puntas suaves y flexibles. Aplique el acondicionador especialmente en las puntas secas: de esta manera, el cabello mejorará su apariencia en un abrir y cerrar de ojos.

El champú

Si tu cabello tiende a ser grasoso, usa un champú suave para bebés. Si tu cabello está bien, usa un champú de calidad para dar volumen. Para el cabello seco, se recomienda un champú con aceite de karité, ya que hidrata suavemente, y para las personas con cabello encrespado se recomienda un champú con aceite de argán o aceite de coco.

Te gustará: Champú ecológico con vitaminas, sin parabenos y sin sulfatos

Alfredo José Corbín Ordóñezhttps://www.cultivarsalud.com/

Me gustan la personas que toman decisiones y son valientes, me gustan los que se informan y aprenden, los que se parecen por dentro y por fuera, los que ven la parte buena, los que se caen y se levantan. No me gustan la mediocridad, la mentira ni la injusticia. Me gusta dar de comer…

Los usuarios/colaboradores de Revista cultivarsalud.com se comprometen a difundir información que sea verdadera y correcta de acuerdo a los conocimientos actuales.

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies