Efectos de respirar mal en el cerebro

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

¿Cómo regula nuestro cerebro el ritmo de la respiración? ¿Y por qué en algunos casos esta función vital no se comporta como debería? Los investigadores descubrieron cómo funciona el mecanismo de respiración en el cerebro.

Inhalar, exhalar, por la nariz o la boca, es un acto involuntario, sin embargo, esto no es así para aquellas personas que padecen síndrome de Rett, apneas nocturnas o hipoventilación alveolar primaria.

Te recomendamos: Tipos de respiración, pranayamas y sus efectos.

Consecuencias de respirar mal

¿Qué nos ocurre al respirar mal? ¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando esta función vital no se comporta como debería? Para comprender mejor cómo tratar aquellas personas que padecen enfermedades similares a las anteriormente citadas, los investigadores de la Universidad de Drexel se hicieron otra pregunta: ¿cómo logra nuestro cerebro marcar el ritmo de la respiración?

Los científicos explican que en el pasado se entendía que el tronco encefálico, que conecta el cerebro con la médula espinal, generaba y controlaba el ritmo de la respiración. Esta actividad también logra controlar la respiración mientras se come, se habla o hace otras cosas. Además, dicen, que hace 25 años, se descubrió un grupo de neuronas, presente en el tronco encefálico, renombrado como «complejo pre-Bötzinger», considerado el verdadero responsable de la inhalación..

Después de una serie de análisis, los investigadores de la Universidad de Drexel llegaron a la conclusión de que hay dos sistemas diferentes en el cerebro que interactúan al iniciar la respiración: «por un lado, hay un» generador de ritmo «compuesto por neuronas de alta frecuencia, por otro lado, un «entrenador de patrones» que le indica al diafragma que se contraiga y a los pulmones que se llenen de aire.

Lo que se ha descubierto, en este punto, permitirá, gracias a estudios posteriores, comprender lo que sucede en nuestro cerebro cuando este mecanismo automático no funciona y, por lo tanto, con suerte, encontrar una solución para quienes padecen enfermedades relacionadas con las vías respiratorias.

El arte de respirar para vivir mejor

¿Aprender a respirar? Tal vez parezca una contradicción: ¡respiramos todo el tiempo, de lo contrario no podríamos vivir! Es cierto, una inspiración es el primer acto que realizamos al nacer y una exhalación el último de nuestra existencia. Pero eso es sobrevivir, vivir es otra cosa. Vivir significa ser plenamente conscientes al 100% de nuestra persona: alma, mente y cuerpo. Une todo cuerpo físico, emociones y sentimientos. 

Nuestro bienestar físico proviene del ritmo de la respiración: respirar mal provoca bloqueos y espasmos en el diafragma con la consiguiente descompensación y dolor cervical y lumbar. Por el contrario, la correcta respiración diafragmática-abdominal aporta mejoras en la postura, oxígeno nuevo a los tejidos y representa una ayuda valiosa para el sistema cardiovascular y linfático. Intentar controlar conscientemente la secuencia de inspiraciones y espiraciones en caso de gastritis y estreñimiento, puede constituir un saludable auto masaje para los órganos e intestinos.

Respiración y emociones.

La respiración también está estrechamente vinculada a nuestra parte más profunda, el área  emocional e irracional. Presta atención (se consciente), a las señales que llegan desde tu diafragma dependiendo del estado psicoemocional en el que te encuentres: en momentos de ira, pánico, estrés, malestar general, respirarás rápido y con entusiasmo, mientras que cuando te sientes tranquilo y relajado, la respiración es profunda y abdominal.

Si nunca lo ha hecho antes, toma conciencia de esta interdependencia y aprende a gobernarla a tu favor. La respiración influye en las emociones y las emociones afectan tu respiración. Así de sencillo es.

De respirar mal a respirar conscientemente: observa el aire que pasa por tu nariz, primero infla el abdomen, luego el estómago y finalmente expúlsalo con una exhalación lenta y controlada. La atención a la secuencia de inhalación-exhalación promueve la introversión, reduce el flujo de pensamientos y ayuda a concentrarse con el momento presente.

Es una especie de meditación que, con un poco de entrenamiento, puedes aprender y ponerte en contacto con tu inconsciente: al promover la relajación muscular, de hecho, se liberan las tensiones del cuerpo y la mente, dejando espacio para el aire y la vida.

Te puede interesar: Respirar salud física y emocional

Respiración y masajes

Un excelente método para volver a conectar con la parte más íntima de nosotros mismos es el masaje, por lo que el vínculo cercano que se establece entre el masaje y nuestra respiración se hace patente.

El masaje es un momento de descanso, es la oportunidad ideal para concentrarse en la respiración, eliminar la ansiedad y los pensamientos nocivos. Siempre comienza con una serie de inhalaciones profundas por la nariz y expiraciones lentas por la boca, e imagina que con cada espiración, estas expulsando las emociones negativas.

Ahora que estamos predispuestos a la relajación en general, también podemos aprovecharnos de la respiración para disfrutar mucho más de algunos tipos de masajes (descontracturantes, posturales y tailandeses). Cuanto más lenta y controlada es la exhalación, mayor es el estiramiento muscular.

Respiración abdominal

Cuando te notes alterado, nervioso, irritado o con ansiedad prueba a cambiar tu ritmo de respiración, observate, deja de respirar mal y prueba con la respiración abdominal. Decimos que una respiración es abdominal, cuando enfocas tu atención en el aire que entra y sale de la nariz hacia el abdomen sin esfuerzo, con un ritmo lento, medido y constante. Este tipo de respiración permite la relajación de músculos, órganos e intestinos, brindando bienestar inmediato a una parte muy delicada, sin experimentar ningún dolor. ¡Te animamos a probarla y sentir sus efectos!

La información proporcionada en cultivarsalud.com ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación que existe entre un paciente/visitante de este sitio web y su médico

Mar García Arribas

Biografía de Mar García Arribas

Los usuarios/colaboradores de Revista cultivarsalud.com se comprometen a difundir información que sea verdadera y correcta de acuerdo a los conocimientos actuales

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies