Las 3 formas de mirar al futuro

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

El Ser Humano siempre tiene puesta la mirada en el futuro. Aunque como ya veremos, pueda tener el rabillo del ojo enfocado hacia otra dirección, su natural es ir hacia delante. Como organismo vivo, tiende a sobrevivir, crecer y desarrollarse.

Desde un enfoque psicológico, podemos avanzar pero con la mente puesta en distintos tiempos. Así, podemos vivir con la mirada puesta en el pasado, en el futuro o en el presente. Estas distintas formas de aceptar el avance genera distintas actitudes, comportamientos y lógicas consecuencias.

En nuestras manos queda la elección de la dirección de nuestra mirada mientras crecemos. El paso del tiempo es inevitable pero su aceptación y gestión dependen totalmente de nuestra decisión.

Podemos por tanto hablar de tres formas de mirar al futuro:

  1. Pasado

Mirar hacia atrás mientras avanzamos es no aceptar el tiempo que vivimos, el inevitable devenir y sus cambios. Nos negamos a reconocer el inexorable paso del tiempo. Nos agarramos a algún momento del que hemos creado una imagen idealizada y comportarnos como si aún estuviéramos en ese momento.

Esta forma de mirar el futuro es la causa de la tristeza y la depresión. Aunque nos consideremos personas positivas, en el fondo estaremos mostrándonos con una gran carga de negatividad, puesto que está implícita en la percepción del transcurrir del tiempo. Consideramos el tiempo como algo que NO debería ocurrir y por tanto no tenemos la suficiente positividad y alegría para aceptarlo como tal.

  1. Futuro

Paradójicamente, mirar el futuro con el foco puesto en este, nos puede llegar a ocasionar serios problemas. Principalmente la ansiedad se nutre de este hecho. Vivimos expectantes, impacientes y deseosos de que acontezca algo y nos olvidamos de vivir el momento presente.

Nos dedicamos a hacer planes, querer cumplir deseos y conseguir metas olvidándonos del paso que debemos dar en este preciso momento para llegar a esas metas. Muchas veces nos fijamos en un estilo de vida de algunas personas y nos olvidamos de los pasos que tuvieron que dar en su presente para estar donde están ahora.

  1. Presente

Vivir con la mirada puesta en el Presente nos garantiza que vivimos el momento y por tanto la vida. El pasado dejó de existir y el futuro no existe todavía. Solo hay un presente continuo y vacío. Si nos ajustamos a esta vacuidad estaremos en flujo constante con la vida y por tanto dotados del toque de gracia divina necesario para ser seres Evolutivos.

Vivir el Presente desde un punto de vista psicológico nos garantiza la paz y tranquilidad suficiente para poder mimetizarnos con la corriente natural de vida y poder ser Uno con esta corriente.

Por tanto, vivimos en un continuo vacío temporal… ¿o acaso no es vacío y energía los elementos básicos del universo?

Carlos Postigo

Índice de contenidos

Carlos Postigohttp://www.carlospostigo.es/

Biografía de Carlos Postigo

Psicólogo General Sanitario Colegiado M-19.658

Licenciado en Psicología Social por la Universidad Complutense de Madrid
Profesor Especializado para Aprender en Casa de alumnos con Dificultades Específicas del Aprendizaje (dislexia, discalculia, TDA(H), desórdenes emocionales…)
Educador de familias en Disciplina Positiva certificado por la Positive Discipline Association

Los usuarios/colaboradores de Revista cultivarsalud.com se comprometen a difundir información que sea verdadera y correcta de acuerdo a los conocimientos actuales

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies