Los valores del Yoga

Hoy en día estamos muy acostumbrados a ver la forma física del Yoga, y sin duda es una parte importante, ya que a través de las asanas (posturas) vamos creando la secuencia que nos transporta a diferentes estados.

Sin embargo La palabra Yoga abarca tantas facetas y aspectos diferentes que es imposible resumirlos o expresarlos únicamente a través de la práctica física.

Una parte muy importante es su base filosófica, en la que los que practicamos Yoga buscamos inspiración.

Cómo elegir la esterilla de yoga

El desapego

Entre los muchos aspectos en los que profundizamos en Yoga está el desapego. El propio Krishna le da una importancia vital en el Bhagavad Gita como actitud para llevar a cabo nuestro dharma y no caer en las carencias de nuestra mente que con frecuencia nos lleva a realizar acciones interesadas.
Puede parecer que cuando actuamos con desapego, también actuamos con desinterés o “pasotismo”. Esto no es así. Cuando hablamos del desapego desde una perspectiva yóguica, nos referimos a un camino de aceptación del momento presente. Y esto es todo un proceso porque nuestra mente siempre está apegada a los resultados, a los deseos, a las fantasías que nos creamos pensando que son la verdad, a las interpretaciones que hacemos en función de los datos que somos capaces de captar con nuestros sentidos y a partir de los cuales construimos la película de nuestra vida.

El sentido del desapego desde nuestra visión yóguica es más el del alejamiento, el de tomar distancia del objetivo o del resultado para conseguir que nuestra mente se libere de la dualidad que supone estar apegados a un resultado que siempre se calificará como bueno o malo en mayor o menor intensidad.

Evidentemente, en determinados aspectos de nuestra vida es imprescindible fijar metas y objetivos ya que sin ellos sería imposible vivir, pero si te fijas un poco, seguro que encuentras algo en tu vida de lo que te gustaría deshacerte, ya sea el apego a las posesiones materiales, o el apego excesivo a personas o mil ejemplos más, y ves que pasa el tiempo, piensas que ya no te afecta pero una situación concreta te hace ver que sí.

Yoga para mi bienestar: me escucho, me cuido, me quiero

Nuestra educación tiene mucho que ver

Algunas personas han crecido con la creencia de que su propia identidad está ligada a su poder adquisitivo y de ahí nace el clasismo. Otras personas creen que su identidad está ligada a su profesión. Otras piensan que su identidad depende de mantener una relación personal en sus diferentes grados con otras u otra persona. Incluso algunas personas ligan su identidad a todos esos patrones de pensamiento que se han ido adquiriendo a lo largo de la vida, algunos de los cuales sí son propios pero una gran parte de ellos son simples reproducciones de la herencia familiar, tradición o social.

¿Para qué practicamos el desapego?

Porque es un aspecto muy importante en el camino hacia la libertad y es eso precisamente lo que en este estilo de vida llamado Yoga aspiramos a alcanzar, ser personas verdaderamente Libres.

El desapego no implica distanciarse de nada ni de nadie. No es dejar de tener relaciones estrechas ni de no fluir con el amor en todas sus expresiones.

Tipos de respiración: Pranayamas tipos y efectos

El desapego es más la compresión de que todo es pasajero. Que no somos tan dueños de nada aunque lo creamos así. Cualquier pertenencia puedes tenerla hoy y no mañana. Solamente la gestionas durante un tiempo limitado. Sin embargo al creer que somos los dueños, invertimos gran cantidad de tiempo de nuestra vida en trabajar para generar el dinero necesario, para poseer o invertimos el tiempo en algo que realmente no tiene un valor equilibrado….. ¿Realmente merece la pena?

Quizá tiene menos coste vital estar agradecidos por todo lo que la vida nos trae y aceptar que somos sus gestores durante un tiempo, aceptar que tanto la vida como todo lo que nos trae y nos llega, existe para disfrutarlo, vivirlo y aprender. Que todo lo que forma parte en nuestra vida puede convertirse en un escalón para nuestra evolución, pero también en una piedra en nuestro camino vital. El desapego es la práctica de vivir consciente y profundamente cada momento de nuestra vida, sin caer en la creencia de que nuestra verdadera identidad es lo que poseemos, ya sean cosas materiales o relaciones, y sin embargo saber disfrutar el ahora con la intensidad y la conciencia necesaria para que cada momento sea una enseñanza que nos haga liberarnos del equipaje que aún hoy nos pesa.

Artículo anteriorModa low cost: la otra cara de la moda
Artículo siguienteCuatro beneficios del drenaje linfático

Curriculum académico de Nacho Sáez

Licenciado en Ciencias Geológicas en el 2002 por la Universidad de Granada

Profesor de Kundalini Yoga en Gobinde yoga y salud, Valencia

Anatomía del Yoga en Gobinde yoga y salud, Valencia
Sat nam rasayan en la escuela Prana Apana de Valencia
Curso de Gong con Don Coreaux en Aluenda, Tarragona

Intensivo de una semana Sobre estilo de vida yóguica, Escuela Karam Kriya en Más de Noguera en Caudiel

Impulsor de la celebración del día internacional de Yoga en Granada

Miembro fundador de la asociación Granada es Yoga.

Biografía de Nacho Sáez

En el pasado trabajé como técnico de geotecnia e inspector de obra gracias a mis estudios como licenciado en Geología.

Sin embargo desde que el Yoga (concretamente Kundalini Yoga) entró a formar parte de mi vida, se convirtió en unas de mis señas de identidad más destacadas y por supuesto un estilo de vida.

Y es por ello que lo identifiqué como mi vocación, por lo que decidí ayudar a los demás enseñando la técnica que consiguió obrar el milagro en mí. Así que desde 2006 imparto clases de Kundalini y finalmente mi pareja y yo creamos nuestra escuela en Granada desde la que enseñamos a otras personas a profundizar en la técnica, a evolucionar y crecer y por supuesto a ser [email protected] de Yoga para continuar esta cadena de la que nos sentimos tan agradecidos de formar parte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí