Recomendaciones para el cuidado de la piel antes y después de la depilación con cera

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

Según los últimos datos recogidos por la marca Veet, el 80% de las mujeres en España considera la depilación como el hábito estético más importante para los meses del verano. La mitad de las que participaron en la encuesta se realizan la depilación de forma casera, ya sea con máquinas para calentar la cera y conseguir una extracción de raíz sin dolor, o a través del método de la cera fría. La cera queda por delante de otros métodos de depilación como las cuchillas, ya que con la primera se consigue un acabado más duradero y suave. 

Tiendas como Novabel son las encargadas de mandar productos profesionales a cualquier hogar, convirtiendo tu habitación en una auténtica sala profesional. Pero, hay que prestar atención a pequeños detalles para obtener resultados profesionales y sin daños. 

Antes de la depilación

Preparar la piel antes de iniciar una depilación con cera es esencial. En primer lugar, la dermis tiene que estar bien seca, por lo que no se recomienda utilizar cremas antes, independientemente del tipo de cera que se utilice: fría o caliente. 

Uno de los pasos fundamentales y de los más olvidados es la previa exfoliación. Realizar este paso ayudará a obtener mejores resultados. Si hay un pelo enquistado, podrá hacer que aflore. Además, conseguirás una mejor fijación de la cera al desaparecer células muertas. 

Si tu piel presenta acné o tienes una zona sensible, es mejor esperar unos días y depilar esa zona más tarde, porque podría sufrir y empeorar el resultado. 

Para conseguir una depilación menos dolorosa, es recomendable ducharse o bañarse momentos antes de la aplicación de la cera. Así, los poros estarán dilatados y facilitará el arrastre de los pelos. 

Durante la depilación

Recuerda que al poner las bandas depilatorias o poner la cera caliente sobre tu piel, tiene que ir en la misma dirección en la que crece el vello. A la hora de retirarlas, debes hacerlo siguiendo la dirección contraria en la que sale el pelo. 

Para evitar que aparezcan heridas e irritaciones, tienes que tener en cuenta la temperatura de la cera (en caso de que elijas la modalidad caliente). La cera caliente debe ser calentada en una máquina especial hasta alcanzar su temperatura ideal de 42 grados centígrados.

Después de la depilación

Al terminar la depilación, es importante aplicar una crema hidratante que no contenga alcohol, ya que podría producir irritaciones. Uno de los ingredientes estrella es el Aloe Vera que, además de hidratar, tiene efecto calmante. 

Aunque a veces se olvide este punto, sobre todo en verano, es importante evitar tomar el sol durante las siguientes 48 horas para que la piel respire. De no ser así, podrían aparecer machas en la piel. 

Al igual que se recomienda no ir a la playa o a la piscina, tampoco es recomendable practicar deporte durante 24 horas. Utilizar prendas ajustadas como los tops deportivos o las mallas, harán que la zona esté apretada y aparezcan rozaduras. 

Mar García Arribas

 

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies