Ojo Seco: Qué es, Síntomas, Causas y Cómo afrontarlo

hombre con ojos rojos irritados a causa de tenerlos secos

Table of Contents

Con el aumento del uso de pantallas con luz azul en nuestra rutina diría, se ha visto un aumento en los diagnósticos del síndrome de ojo seco. Si es la primera vez que escuchas sobre esto o estás sospechando que podrías tenerlo, sigue leyendo. En este post te estaremos explicando sobre que quiere decir tener síndrome de ojos secos, qué sintomatología presenta, como prevenirlo, como se diagnostica y cuáles son los posibles tratamientos. 

Qué es el ojo seco

El ojo seco, también conocido como queratoconjuntivitis seca, es una afección que ocurre cuando los ojos no producen suficientes lágrimas o cuando las lágrimas no tienen la calidad adecuada para mantener la superficie ocular húmeda y protegida. Más allá de que en la mayoría de casos no es una afección grave, si no se trata, si puede desarrollar consecuencias graves.

Ojo seco síntomas

El ojo seco se puede manifestar de diversas formas, con síntomas que varían en intensidad y presentación, por ejemplo:

  • Sensación de ardor, picazón o quemazón en los ojos.
  • Sensación de tener arena o un cuerpo extraño en los ojos.
  • Enrojecimiento e irritación ocular.
  • Visión borrosa, especialmente durante la lectura o la conducción nocturna.
  • Sensibilidad a la luz, conocida como fotofobia.
  • Lagrimeo excesivo por momentos.
  • Fatiga ocular después de períodos prolongados de uso de pantallas o lectura.
  • Dificultad para usar lentes de contacto.

Además, el ojo seco puede causar síntomas más graves, como:

  • Dolor ocular intenso que llega a interferir con las actividades diarias.
  • Sensibilidad al viento, que además agrava la sequedad y la irritación.
  • Secreción ocular espesa, indicativa de una disfunción más severa en las glándulas lagrimales.
  • Inflamación de la córnea (queratitis). Esta es una complicación muy seria.
  • Úlceras corneales, representando un riesgo para la salud ocular que requiere atención médica inmediata para prevenir complicaciones a largo plazo.

Causas del ojo seco

Este tipo de afección ocular es multifactorial, las causas del ojo seco pueden clasificarse en dos categorías principales.

Deficiencia en la producción de lágrimas

Envejecimiento: Con el paso del tiempo, es común que la producción de lágrimas disminuya gradualmente debido a cambios fisiológicos asociados con la edad.

  • Menopausia: Las fluctuaciones hormonales que acompañan a la menopausia pueden tener un impacto considerable en la producción de lágrimas en las mujeres, llevando a una reducción notable en su cantidad.
  • Medicamentos: Algunos fármacos, como antidepresivos, antihistamínicos y antihipertensivos, suelen tener como efecto secundario la disminución de la producción de lágrimas, comprometiendo la lubricación ocular.
  • Enfermedades autoinmunes: Condiciones como el síndrome de Sjögren y la artritis reumatoide pueden desencadenar una respuesta autoinmune que ataca las glándulas lagrimales, reduciendo su capacidad para secretar lágrimas de manera adecuada. Conoce cómo cuidar tu salud para no enfermarse y así, evita la sequedad ocular
Te puede interesar:  Todo sobre verrugas: Causas, síntomas y tratamientos

Evaporación excesiva de las lágrimas

Ambientes secos o con humo: La exposición a entornos con baja humedad o alta concentración de humo puede acelerar la evaporación de las lágrimas de la superficie ocular, exacerbando la sequedad.

  • Exposición al viento: El viento, especialmente cuando es fuerte o constante, logra aumentar la evaporación de las lágrimas, dejando los ojos más propensos a la sequedad y la irritación.
  • Uso de lentes de contacto: Si bien los lentes de contacto son una opción popular para corregir la visión, su uso prolongado puede interferir con la producción de lágrimas y promover una mayor evaporación, especialmente si no se siguen las pautas de cuidado adecuadas.
  • Cirugía ocular: Algunos procedimientos quirúrgicos oculares, como la cirugía LASIK, terminan por afectar los nervios que regulan la producción de lágrimas, lo que puede resultar en una disminución de la lubricación ocular y, por ende, en la sequedad.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de ojo seco?

El diagnóstico del ojo seco generalmente se realiza mediante una combinación de historia clínica, síntomas del paciente y pruebas específicas realizadas por un oftalmólogo u otro especialista, más precisamente de la siguiente manera:

Historia clínica y síntomas

El médico realiza preguntas sobre los síntomas, como sensación de sequedad, picazón, ardor, sensibilidad a la luz, visión borrosa, entre otros. También pueden preguntar sobre factores de riesgo, como el uso de lentes de contacto, entorno de trabajo o condiciones de salud subyacentes.

Examen ocular

Luego un oftalmólogo realizará un examen ocular completo para evaluar la salud general del ojo. Esto suele incluir la evaluación de la cantidad y calidad de las lágrimas, así como la observación de la superficie ocular.

Pruebas de lágrimas

Se pueden realizar varias pruebas para medir la cantidad y calidad de las lágrimas. Este paso generalmente incluye la prueba de Schirmer, que mide la cantidad de lágrimas producidas en un cierto período de tiempo, o la prueba de tinción con colorantes como el tinte de fluoresceína o el tinte de rosa de bengala, que ayudan a evaluar la integridad de la película lagrimal y detectar daños en la superficie ocular.

Evaluación de la calidad de las lágrimas

Se pueden realizar pruebas adicionales para evaluar la composición de las lágrimas, como la prueba de osmolaridad lagrimal o el análisis de la expresión de las glándulas de Meibomio, que identifican problemas específicos relacionados con la calidad de las lágrimas.

Otras pruebas diagnósticas

Dependiendo de la situación clínica, el médico podría solicitar pruebas adicionales, como pruebas de sensibilidad corneal, evaluación de la función de las glándulas de Meibomio mediante imágenes de infrarrojos o análisis de la superficie ocular utilizando dispositivos como la topografía corneal.

¿Cómo solucionarlo?

El síndrome del ojo seco es causado por varios factores, por lo que su tratamiento también será multifacético, solo así un tratamiento se adaptará bien a la causa subyacente y la gravedad de la condición. Los objetivos fundamentales del tratamiento se centran en abordar la sequedad ocular de manera integral:

  • Aumentar la producción de lágrimas: Estimular la producción de lágrimas es fundamental para restaurar la humedad adecuada en la superficie ocular y aliviar la sequedad. Esto puede lograrse mediante diversas intervenciones, como medicamentos o tratamientos específicos.
  • Reducir la evaporación de las lágrimas: La prevención de la rápida evaporación de las lágrimas busca mantener una hidratación ocular óptima. Estrategias que reducen este proceso, como protección ocular adecuada, son clave para el tratamiento efectivo el síndrome de ojo seco.
  • Proteger la superficie ocular: Salvaguardar la integridad y salud de la superficie ocular también es crucial para prevenir la irritación y el malestar asociados con el ojo seco. Esto implica no solo el alivio sintomático, sino también la promoción de un entorno ocular favorable para una recuperación óptima.
Te puede interesar:  Cómo renovar el permiso del carnet de conducir de forma fácil y segura

Entre las opciones de tratamiento disponibles para el ojo seco se incluyen:

  • Lágrimas artificiales: Consideradas el pilar del tratamiento, las lágrimas artificiales ofrecen una solución inmediata para la sequedad ocular. 
  • Tapones lagrimales: Estos dispositivos diminutos se insertan en los conductos lagrimales para obstruir el drenaje de las lágrimas, lo que prolonga su contacto con el ojo y mejora su efectividad como agente lubricante.
  • Suplementos de ácidos grasos omega-3: Investigaciones sugieren que los ácidos grasos omega-3 pueden desempeñar un papel crucial en la mejora de la calidad de las lágrimas, lo que los convierte en una opción complementaria en el tratamiento del ojo seco.
  • Medicamentos recetados: En casos más severos o complicados, los oftalmólogos recetan medicamentos específicos para estimular la producción de lágrimas o reducir la inflamación que contribuye a la sequedad ocular.
  • Cirugía: Para casos de ojo seco graves, la cirugía es una opción viable. Los procedimientos pueden incluir mejorar el drenaje de las lágrimas o incluso reemplazar glándulas lagrimales dañadas para restaurar la funcionalidad ocular.

Consejos para el ojo seco

El síndrome de ojo seco logra interferir con la vida cotidiana. No solo es molesto, sino que encima llega a ser doloroso y no nos permite hacer cosas tan sencillas como cocinar. Por eso es tan importante prevenirlo. Si quieres saber qué cosas puedes hacer para lograrlo, sigue leyendo:

Mantente hidratado

Beber una cantidad adecuada de agua a lo largo del día no solo es beneficioso para su cuerpo, sino que también contribuye a mantener la hidratación de sus ojos.

Evita los ambientes secos

Si vives en un área con clima seco, considera usar un humidificador para aumentar la humedad en el aire, esto te ayudará a prevenir la sequedad tanto en la piel como en los ojos. Además, el uso de gafas de sol o anteojos puede proteger sus ojos del viento y el polvo que pueden desencadenar la irritación.

Te puede interesar:  Los mejores productos para personas que se encuentran encamadas

Parpadee con frecuencia

Durante actividades prolongadas como el uso de la computadora o la lectura, debes parpadear con regularidad para mantener la superficie ocular lubricada y evitar la sequedad.

Tome descansos frecuentes

Si trabajas frente a una pantalla, tómate breves descansos cada 20-30 minutos para descansar la vista y permitir que sus ojos se relajen, mirando hacia objetos distantes durante unos minutos.

Usa lágrimas artificiales

Cuando sientas sequedad en los ojos, recurrir a lágrimas artificiales te podrá proporcionar alivio inmediato, restaurando la humedad necesaria en la superficie ocular y evitando su futura irritación.

Evita frotarte los ojos

Frotarse los ojos puede irritarse y exacerbar los síntomas del ojo seco. En su lugar, si sientes molestias, intente parpadear o usar lágrimas artificiales para aliviar la sequedad. 

Use gafas de sol

El uso de gafas de sol de calidad protegerá a tus ojos tanto de los rayos UV nocivos como del viento, reduciendo así el riesgo de sequedad e irritación.

Mantén una dieta saludable

Consumir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como pescado, nueces y semillas, puede mejorar la calidad de las lágrimas y contribuir a la salud ocular en general.

Evita consumir trabajo o cigarros

El tabaquismo no solo es perjudicial para la salud general, sino que también puede irritar los ojos y agravar los síntomas del ojo seco. 

Consulte a tu médico

Si experimentas síntomas persistentes de ojo seco, es importante buscar la opinión de un profesional de la salud ocular. Un médico puede diagnosticar la causa subyacente de la sequedad ocular y recomendar el tratamiento más adecuado para tus necesidades individuales.

Calidad

Si eres una persona de estar expuesta a climas secos, actividades al aire libre que irritan los ojos o trabajas muchas horas mirando una pantalla, lo mejor que puedes hacer es invertir en productos que puedes de calidad que cuiden tu vista.

Conclusión

En conclusión, el ojo seco es una condición tratable que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas afectadas. Si experimentas alguno de los síntomas mencionados en este artículo, es importante que acudas a consulta con un oftalmólogo para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas con síndrome de ojo seco logran experimentar una mejora significativa en sus síntomas y disfrutar de una mejor salud ocular. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies