Pierde peso en pareja y sin pasar hambre

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

Cualquier meta se hace más fácil y más agradable si es compartida. Cuánto más aún si nos proponemos realizarla junto a nuestra pareja. Cuando hablamos de dietas para adelgazar, uno de los principales impedimentos suele ser que las personas con las que convivimos no la compartan y aparezcan constantemente tentaciones en casa. Eso se acaba cuando la decisión de perder peso es una decisión conjunta. Hoy verás cómo, mediante dietas personalizadas o simplemente mediante un cambio de hábitos y de estilo de vida, tu pareja y tú podéis perder peso sin pasar hambre.

En qué consisten las dietas para adelgazar

Partimos de que la dieta, más que cualquier otra cosa, es un estilo de vida. No se trata de algo que mantienes unas semanas o meses y después vuelves a lo de antes. Ya de entrada te garantizamos que, siguiendo cualquiera de las dietas para adelgazar en pareja, será mucho más fácil que no abandones tu dieta saludable. 

Teniendo eso en cuenta, si tenéis un objetivo concreto, debéis darle una respuesta concreta. Si vuestro objetivo es perder peso, debéis buscar el asesoramiento de expertos. Una dieta para adelgazar parte de un estudio pormenorizado de cada uno de vuestros cuerpos. Estos estudios están hechos por profesionales, por dietistas y nutricionistas. Estos analizan en profundidad diferentes ámbitos implicados (morfológico, genético, etc.), además de valorar vuestra situación de manera individual y también en conjunto en función de vuestras circunstancias, deseos y posibilidades. Tras ello os pautaron una dieta a medida.

Dieta

Esta dieta incluirá un menú semanal detallado y muy fácil de seguir. Este, además, suele conformarse a partir de alimentos fáciles de encontrar en cualquier supermercado, y aptos para cualquier bolsillo. Las dietas para adelgazar que suponen un gran desembolso constante no son fáciles de mantener a largo plazo, así que no tendría sentido que se plantean así. Pese a ello, y como ya te hemos avanzado, cada una de las dietas para adelgazar se planea y se pauta de manera individual, así que no es lo más acertado dar claves genéricas. 

Además, en la pérdida de peso intervienen muchos factores en función de cada tipo de cuerpo, organismo y metabolismo. Entre ellos están los factores hormonales. En este proceso tienen un gran papel, por ejemplo, las hormonas leptina, que se encargan de regular el apetito y por tanto el peso. Uno mismo no puede ser consciente de estos factores ni regularlos por su cuenta, motivo por el cual se vuelve si cabe más importante que contéis con expertos que os asesoren y os guíen en el proceso. 

Algo que sí podemos adelantar y que ya habrás imaginado es que en estas dietas para adelgazar, independientemente del menú personalizado, hay una gran presencia de frutas y verduras, muy reducidas en calorías y con un valor nutricional altísimo. También pescado, una fuente de grasa saludable esencial. La lista se completa con algunos tipos de carne, lácteos, legumbres, frutos secos… En esa proporción siempre deben tener un peso prominente las proteínas, que son las que más os ayudarán en la pérdida de peso. 

Otra de vuestras compañeras inseparables en el proceso de perder peso será el agua. Beber suficiente agua es imprescindible para que el adelgazamiento sea efectivo. Deberéis contar con una gran reserva de agua en vuestra despensa. También será muy útil que os hagáis con botellas de bambú o cualquier material reciclado que sean resistentes y os obliguen a beber constantemente. Ingerir mínimo 2 litros diarios de agua se hace más fácil si lo hacéis así. Depurar el organismo, os sentiréis saciados y favoreceréis tanto la función renal como la función intestinal, ambas indispensables a la hora de intentar perder peso. 

Deporte 

Hablemos ahora del deporte. Dieta y ejercicio van de la mano, y para conseguir el déficit calórico que buscamos cuando queremos perder peso, es esencial que combinemos una alimentación equilibrada con el ejercicio físico regular. Recomendamos de manera ideal unos 30 minutos de actividad física diaria. Al principio no es necesario que este sea de alta intensidad, pero en cuanto vuestro cuerpo se vaya adecuando al ritmo, podéis ir subiendo la intensidad. Será este ejercicio el que nos permitirá quemar calorías. Ya podéis empezar pensando en parques cercanos a vuestra casa que se convertirán en vuestro mejor amigo. También podríais hacer deporte en casa, por supuesto, pero al aire libre se hace más agradable y también os obliga a crear una rutina. 

Tened en cuenta que el paso más complicado de dar siempre es el primero. Esos 21 días en los que algo pasa a convertirse en rutina. Es cierto que si nos planteamos iniciar una dieta para adelgazar, al principio tendremos que obligar a nuestro cuerpo a portarse bien, pero antes de lo que crees ya le saldrá solo. Este proceso se hará mucho más fácil si es progresivo, si no pretendéis cambiar drásticamente vuestros hábitos de la noche a la mañana, sino introducir paulatinamente cambios asequibles, tanto en lo que respecta a vuestra alimentación como al ejercicio físico.

Asesoramiento 

Otra de las piezas clave en los planes pautados para adelgazar, y por tanto también en las dietas para adelgazar en pareja, es el asesoramiento. Este será completo y constante y os aportará, entre otras cosas, lo siguiente: 

  • Conocer cómo hacer que la alimentación encaje con vuestras necesidades y condiciones particulares. 
  • Conseguir alcanzar vuestro peso ideal de forma saludable y manteneros en él.  
  •  Aprender a comer bien para llegar a los objetivos que os hayáis marcado, además de aprender la manera de hacer acelerar el metabolismo de manera saludable. 
  • Aprender a comprar los mejores alimentos para vuestra salud sin comprometer vuestra economía. 
  • Conocer nuevas recetas saludables que os facilitarán mucho el día a día.  

Beneficios de hacer las dietas para adelgazar en pareja

Llegamos ahora a lo que diferencia a las dietas para adelgazar en pareja del resto de dietas para adelgazar. En este caso, la clave es que os tenéis el uno al otro. Los beneficios de seguir dietas para adelgazar en pareja son muchos y variados, pero a continuación mencionamos los más relevantes por si necesitas terminar de convencerte.

  • El apoyo mutuo facilita mucho el proceso, sobre todo si ese apoyo viene de la persona a la que más queremos y que más influencia tiene sobre nuestro ánimo
  • Las metas conjuntas, como seguir una dieta, unen y fortalecen a cualquier pareja
  • Lograr los objetivos que nos hemos marcado y sentirnos a gusto con nosotros mismos y con lo que vemos en el espejo hace que, además de buena salud corporal, tengamos una mayor autoestima y estemos de mejor humor, y eso repercute directamente en nuestra relación de pareja.
  • Cuando la persona con la que convivimos sigue la misma dieta que nosotros, se hace mucho más fácil no tropezar ni abandonarla, ya que no nos encontramos trampas ni obstáculos en la nevera ni en la despensa, algo que suele pasar cuando vivimos con personas que no están siguiendo la dieta.

Como ves, una alimentación saludable, y por tanto una vida sana, es mucho más fácil de alcanzar si nos acompaña en el camino nuestro compañero o compañera de vida. ¿Te atreves a comprobarlo? 

Artículo anterior¿Qué son las kokedamas?
Artículo siguientePlantas sólo de temporada.
Mar García Arribas

 

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies