Aumento de Pómulos Permanente: Precio y Cuánto dura (Guía 2024)

cirujano revisando el rostro de la paciente

Table of Contents

El aumento de pómulos es un procedimiento estético que ha ganado popularidad en los últimos años. Muchas personas buscan realzar sus rasgos faciales y lograr un rostro con rasgos mucho más definidos. Si nunca habías escuchado hablar del aumento de pómulos y quieres saber de qué se trata sigue leyendo. En el post de hoy te contaremos desde que es y qué tipos hay, hasta cuanto cuesta, qué riesgos asociados tiene, que beneficios aporta y más. 

¿Qué es un aumento de pómulos permanente? 

El aumento de pómulos permanente es un procedimiento estético facial que busca realzar y definir los pómulos, también conocidos como huesos de las mejillas. Se le llama aumento de pómulos permanente porque a diferencia de los rellenos dérmicos temporales, que duran entre 6 y 18 meses, esta técnica ofrece resultados mucho más duraderos.

Procedimiento para el aumento de pómulos permanente

El procedimiento para el aumento de pómulos permanente consta de las siguientes etapas:

Previo al procedimiento

Antes de someterte a un aumento de pómulos permanente, el cirujano plástico facial te dará instrucciones detalladas sobre la preparación que debas realizar. Esto podría incluir restricciones en tu dieta, la suspensión de ciertos medicamentos y la abstinencia del tabaco. Muy probablemente también te pedirá que firmes un formulario de consentimiento informado que explique claramente los riesgos y beneficios del procedimiento. Si posees algún tipo de alergia o condición médica no olvides mencionarlo, ya que podrían interferir con el procedimiento y ponerte en algún riesgo. 

Día del procedimiento

El procedimiento de aumento de pómulos permanente generalmente se realiza de forma ambulatoria y bajo anestesia local. Como técnicas existen dos principales: implantes o injerto de grasa.  En el caso de los implantes, el cirujano realizará una pequeña incisión dentro de la boca o en el párpado inferior. Luego creará un bolsillo debajo de la piel donde colocará el implante. Para el injerto de grasa, el cirujano extraerá grasa de otra zona del cuerpo mediante liposucción, la procesará e inyectará en el área de los pómulos para darles volumen. La cirugía plástica reconstructiva suele durar entre 1 y 2 horas.

Postoperatorio

Después del procedimiento, es normal experimentar algo de molestia e hinchazón, que generalmente se controla con medicamentos. La mayoría de las personas son capaces de retomar su vida normal en pocos días. Sin embargo, los resultados finales del aumento de pómulos permanente pueden tardar hasta 3 meses en apreciarse por completo. 

Beneficios de un aumento de pómulos 

La mayoría de las personas deciden realizarse un aumento de pómulos porque buscan algunos de los siguientes beneficios:

Te puede interesar:  Nanofat: Qué es, Cuánto dura, Precio y Cuidados (Guía 2024)

Rejuvenecimiento facial

Los pómulos prominentes son un rasgo asociado a la juventud y la vitalidad. El aumento de pómulos puede ayudar a redefinir el contorno facial, atenuar las líneas finas y las arrugas, logrando un aspecto completamente renovado.

Mejora de la armonía facial

Unos pómulos bien definidos logran equilibrar las proporciones del rostro, creando una apariencia simétrica y atractiva. Así como las cejas unos pómulos definidos marcan la mirada y la estructura del rostro.

Aumento del atractivo 

Se ha demostrado que los pómulos marcados se perciben como un rasgo atractivo y sensual. Es de los rasgos más buscados por agencias de modelos y dentro del mundo del cine. Por lo que podría ser un procedimiento recomendado para personas que están considerando incursionar en ese mundo.

Efecto lifting

El aumento de pómulos puede crear un efecto lifting en el rostro, elevando las mejillas y tensando la piel, ayudando a combatir la flacidez y mejorar la definición del óvalo facial.

Mejora de la autoestima 

En general, los pacientes que se someten a un aumento de pómulos experimentan un aumento significativo de su autoestima y satisfacción con su imagen corporal. Esto se traslada a todas las áreas de su vida y se sienten mejor a nivel general.

¿Cuándo se recomienda un aumentar los pómulos?

Realizarse un aumento de pómulos está recomendado para personas que:

  • Tienen pómulos planos o poco definidos, que parecen planos o muy poco prominentes.
  • Posee pérdida de volumen facial debido a la edad. La realidad es que la piel del rostro pierde volumen y elasticidad, con el tiempo provocando pómulos hundidos.
  • Tienen un pómulo más pequeño o más plano que el otro.
  • Consideran que sus pómulos no están en proporción con el resto de su rostro.
  • Poseen problemas de autoestima debido a la apariencia de los pómulos.
  • Se encuentran en buen estado de salud.
  • Son conscientes que los resultados pueden no ser 100% los esperados. 

Precio aumento de pómulos permanente

El precio del aumento de pómulos permanente varía considerablemente dependiendo de diversos factores, como:

  • La técnica utilizada: El injerto de grasa suele ser menos costoso que los implantes.
  • La experiencia y la ubicación del cirujano: Los cirujanos más experimentados y aquellos que se ubican en zonas con un alto costo de vida suelen cobrar honorarios más altos.
  • La complejidad del procedimiento: Los casos más complejos, como aquellos que requieren correcciones asimétricas o que combinan diferentes técnicas, pueden tener un precio más elevado.
  • Las instalaciones y los gastos asociados: Los costos de la clínica estética en Abu Dhabi, la anestesia y los medicamentos también pueden influir en el precio final.
Te puede interesar:  Braquioplastia: Qué es, Precio, Duración y Postoperatorio

En general, el precio del aumento de pómulos permanente puede oscilar entre 1.500 € y 4.000 €.

Aumento de pómulos: antes y después 

Te dejamos a continuación algunos ejemplos de cambios luego de un aumento de pómulos:

Cuidados postoperatorio aumento de pómulos 

Los cuidados postoperatorios son vitales en cualquier procedimiento. Más allá de que en la operación salga todo bien, si no se llevan a cabo como corresponde se pueden provocar complicaciones serias, que no solo tengas consecuencias a nivel estético sino a nivel de salud también. Los cuidados exactos a seguir los indicará el cirujano, pero para que puedas saber de antemano que seguramente deberás hacer, te lo dejamos a continuación:

Reposo

Es fundamental descansar completamente durante las primeras 24-48 horas después del procedimiento. Se recomienda evitar actividades extenuantes, ejercicio físico y levantar objetos pesados durante la primera semana. Además, es importante dormir boca arriba con la cabeza elevada sobre dos almohadas para ayudar a reducir la hinchazón. Esta manera de dormir también evita cualquier tipo de presión en la zona operada. 

Medicación

Sigue al pie de la letra las indicaciones de su cirujano respecto a la medicación recetada, que puede incluir analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios. Evita tomar medicamentos que puedan aumentar el sangrado, como aspirina o anticoagulantes, a menos que tu cirujano lo indique. Si tomas suplementos, debes decírselo para que evalúe si los puedes tomar mientras te recuperas o no.

Aplicación de frío

Para reducir la inflamación y el malestar, aplica compresas frías envueltas en una toalla en la zona de los pómulos durante las primeras 24-48 horas, realizando sesiones de 20 minutos de aplicación seguidas de descansos de 20 minutos. No te excedas con el frío, debe ser algo que puedas aguantar sin ningún problema. 

Higiene

La higiene es extremadamente importante para evitar infecciones. Debido a esto, deberás mantener la zona de la incisión limpia y lo más seca posible, lavándola suavemente con agua tibia y jabón antiséptico dos veces al día, siempre evitando tocar o rascar la zona de la incisión para prevenir infecciones.

Dieta

Durante los primeros días posteriores al procedimiento, lo ideal es que optes por una dieta blanda y rica en líquidos. Evite alimentos duros, picantes o salados que puedan irritar la zona y bebe mucha agua para mantenerte hidratado, que no solo te hará sentir mejor, sino que también ayuda a reducir la inflamación.

Evitar ciertos hábitos

Deberás abstenerte de fumar y consumir alcohol durante al menos dos semanas después del procedimiento, ya que estos interfieren con la cicatrización y aumentan el riesgo de complicaciones. También evita la exposición directa al sol durante al menos seis semanas, utilizando protector siempre solar de alta protección, de alguna línea que sea hipoalergénica si es posible.

Te puede interesar:  Implante Capilar Colombia: Ranking 15 Mejores Clínicas 2024

Seguimiento médico

Asiste a todas las citas de seguimiento programadas con su cirujano. Durante estas visitas, su cirujano evaluará su progreso, retirará las suturas si es necesario y proporcionará instrucciones adicionales para una recuperación óptima.

Riesgos en una operación de pómulos

Absolutamente, todos los procedimientos estéticos tienen en mayor o menor medida riesgos asociados. Por ende el aumento de pómulos no es la excepción. Conocer estos riesgos te permite evaluar si realmente es lo que quieres y si estás dispuesto a arriesgarte en cierta medida.  Algunos de los riesgos más comunes incluyen:

  • Infección: La infección es un riesgo potencial en cualquier cirugía estética. Los síntomas de infección incluyen enrojecimiento, hinchazón, dolor, calor y pus en la zona de la incisión.
  • Sangrado: El sangrado excesivo puede ocurrir durante o después del procedimiento. 
  • Hematomas: La formación de hematomas es un efecto secundario común del aumento de pómulos, pero no dan mayores problemas y se resuelven solos.
  • Lesiones nerviosas: Existe un pequeño riesgo de dañar los nervios durante el procedimiento, provocando un adormecimiento, hormigueo o debilidad en la zona afectada.
  • Asimetría: Los resultados del aumento de pómulos pueden no ser perfectamente simétricos, incluso cuando el procedimiento se realiza correctamente.
  • Cicatrices: Todas las incisiones quirúrgicas dejan cicatrices, aunque en este caso se hace de manera tal que no sean visibles.
  • Desplazamiento o rechazo del implante: En el caso de los implantes, existe la posibilidad de que se desplacen o sean rechazados por el organismo. 
  • Reacciones a la anestesia: Las reacciones a la anestesia, como náuseas, vómitos y mareos, son poco comunes, pero pueden ocurrir.
  • Insatisfacción con los resultados: Por esto es importante tener expectativas realistas sobre los resultados del aumento de pómulos.

Conclusión 

En resumen el aumento de pómulos permanente es una excelente opción para quienes desean resaltar sus mejillas y definir su rostro, no de forma temporal sino por muchos años. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un cambio considerable y en el rostro, por lo que es crucial investigar a fondo, consultar con profesionales médicos y comprender los riesgos antes de tomar una decisión. Te recomendamos que siempre priorices tu salud y bienestar al considerar cualquier procedimiento estético.