Mastopexia: Qué es, Tipos, Precio y Recuperación

mujer levantando un seno

Table of Contents

Los años, los cambios de peso y la genética modifican el aspecto de los senos, siendo perfectamente normal que esto nos cause problemas. La mastopexia es una de las muchas operaciones que hay para cambiar el aspecto de los senos así como también, la reducción de pecho, pero en el post de hoy te contaremos todo lo que tienes que saber sobre la mastopexia. Desde que es, que se logra con ella, qué ventajas aporta, como es el procedimiento y que cuidados tener hasta cuanto sale, te explicaremos todo.

¿Qué es la cirugía de mastopexia?

La mastopexia, también conocida como levantamiento de senos, es un procedimiento quirúrgico estético que tiene como objetivo elevar y mejorar la forma de los senos caídos y flácidos. Durante la cirugía, se elimina el exceso de piel y se reubica el tejido mamario para darle a los senos una apariencia más firme y juvenil. En algunos casos, también se puede cambiar la posición de la areola y el pezón para lograr un resultado más armonioso.

Tipos de mastopexia

La manera habitual de clasificar una mastopexia se basa en la técnica de incisión empleada, que determina el tipo y la extensión de las cicatrices resultantes, siendo:

Mastopexia periareolar

Este tipo de mastopexia implica una incisión alrededor de la areola y es ideal para casos donde se requiere una manipulación mínima del tejido o cuando la intervención se limita a un solo pecho. La cicatriz resultante se encuentra únicamente alrededor de la areola, lo cual la hace menos visible y menos invasiva en comparación con otros tipos. 

Mastopexia con cicatriz vertical

Conocida también como mastopexia “chupete”, esta técnica involucra una cicatriz que rodea la areola y se extiende verticalmente hacia abajo del seno. Es adecuada para pacientes con un grado moderado de caída del pecho. Sin embargo, su efectividad está limitada en casos de pechos más grandes debido a la tensión adicional, ya que podría afectar la calidad de la cicatriz. 

Mastopexia con cicatriz en T invertida

También llamada mastopexia en ancla, esta es la técnica más comúnmente utilizada. Implica una incisión que rodea la areola, baja verticalmente desde la areola hasta el pliegue del seno, y se extiende horizontalmente a lo largo del pliegue. Es la opción preferida para pacientes con pechos significativamente caídos o con un exceso considerable de piel, ya que permite una mayor remodelación y soporte del tejido mamario. 

Procedimiento de una mastopexia

La mastopexia, o levantamiento de senos, es generalmente un procedimiento ambulatorio, aunque en ciertos casos puede requerir una hospitalización breve de entre 24 y 48 horas. En su totalidad el proceso consta de los siguientes pasos:

  • Preparación y anestesia: Se prepara a la paciente para la cirugía plástica reconstructiva y se le administra anestesia general para asegurar que permanezca inconsciente y libre de dolor durante todo el procedimiento.
  • Incisiones: El cirujano plástico en Puerto Rico realiza incisiones en las áreas específicas del seno donde considere que es necesario para lograr los objetivos estéticos.
  • Reposicionamiento: Se reubica el pezón y la areola, en algunos casos, también se puede reducir el tamaño de la areola si es necesario.
  • Remodelación y ajustes adicionales: Se procede a eliminar el exceso de piel y remodelar el tejido mamario para darle una forma más firme y elevada. Si es necesario, se pueden realizar procedimientos adicionales como:
    • Inserción de prótesis mamarias para aumentar el tamaño de los senos.
    • Reducción del tamaño del seno mediante mamoplastia.
    • Reconstrucción completa en situaciones que lo requieran.
  • Cierre de Incisiones: Las incisiones se cierran con suturas y se procede a colocar el vendaje.

¿Cuál es la diferencia entre mamoplastia y mastopexia?

La mamoplastia y la mastopexia son procedimientos quirúrgicos destinados a mejorar la apariencia de los senos, pero tienen objetivos y técnicas diferentes.

Te puede interesar:  Mejores 15 Clínicas Estéticas en Dubai

Mamoplastia

La mamoplastia busca alterar el tamaño y la forma del pecho, utilizando implantes para obtener senos más grandes o eliminando tejido mamario y piel para conseguir una reducción mamaria. La mamoplastia de aumento es especialmente popular por alta efectividad y se realiza mediante la inserción de implantes a través de incisiones en las axilas, areolas o vía sub mamaria. 

Mastopexia

La mastopexia, o levantamiento de senos, corrige la caída del pecho causada por el embarazo, la lactancia o el envejecimiento. A diferencia de la mamoplastia, la mastopexia se enfoca en elevar los senos sin cambiar su tamaño. Algunas mujeres optan por combinar la mastopexia con implantes mamarios para elevar y aumentar el tamaño de los senos al mismo tiempo. 

Beneficios de la mastopexia en mujeres 

La mastopexia, o elevación de mamas, ofrece múltiples ventajas que mejoran significativamente la calidad de vida de las pacientes, por ejemplo:

Corrección del pecho caído

Este procedimiento elimina la distensión de la piel del pecho, logrando que las mamas recuperen su firmeza, proporcionando una apariencia más elevada y juvenil. Esta elevación no solo proporciona una mejora estética sino que también física, ya que por ejemplo, reduce las posibilidades de desarrollar paspaduras bajo el pecho en días de calor. 

Mejora general de la figura

La mastopexia remodela la figura de las pacientes, armonizando el pecho con el resto del cuerpo, es decir, no solo mejora la apariencia de los senos, sino que también contribuye a una silueta equilibrada y estilizada. Además, los resultados son muy naturales, por lo que es posible disfrutar de un cambio satisfactorio sin necesidad de pasar un largo proceso de adaptación. 

Aumento de la autoestima

Además de los beneficios físicos, la mastopexia tiene un fuerte impacto positivo en la autoestima. La mejora en la apariencia del pecho casi siempre incrementa la confianza y seguridad en una misma, lo que conlleva una mejora en la calidad de vida, bienestar y felicidad de las pacientes. Este cambio psicológico es un aspecto fundamental del éxito de la intervención.

Te puede interesar:  Fillers o Rellenos Faciales: Qué son, Tipos, Beneficios y Precios

Recuperación rápida

Esta cirugía tiene una duración de entre 2 y 4 horas y generalmente solo requiere una noche de hospitalización para observar la evolución postoperatoria. La recuperación es relativamente rápida, puesto que permite la reincorporación a una vida normal en 2 o 3 semanas así como retomar la mayoría de actividades habituales en pocos días.

¿Quién es candidata para una mastopexia?

Una mastopexia está recomendada para aquellas mujeres que:

  • Se sientan mal o tengan molestias físicas por la caída de su pecho
  • Posean expectativas realistas y estén informadas de los riesgos de la operación
  • Posean un estado de salud general bueno, sin condiciones o enfermedades que estén contraindicadas a esta operación
  • No fumen ni beban alcohol en grandes cantidades
  • Posean un peso saludable y estable, que no tengan planes de aumentar o reducir su peso corporal en el futuro
  • Idealmente que no quieran tener más hijos

Precio de una mastopexia

El costo promedio de una mastopexia varía entre 4.000 y 6.000 €. Este monto usualmente abarca el precio de la intervención quirúrgica, los honorarios del cirujano, los gastos de anestesia, una noche de hospitalización y las consultas de seguimiento.

Antes y después de una mastopexia

¿Quieres ver la diferencia que una mastopexia puede lograr? Te dejamos algunos ejemplos:

Imagen: Multiestética

¿Cuánto dura el efecto de la mastopexia?

En promedio, los resultados de una mastopexia suelen durar entre 5 y 10 años. Sin embargo, debido a factores que te comentamos a continuación los senos pueden volver a caer ligeramente:

Elasticidad de la piel y el tejido mamario

La elasticidad, la calidad de la piel y el tejido mamario juegan un papel crucial en la duración de los resultados, aquellas mujeres con piel más elástica y firme podrán mantener los resultados por más tiempo. 

Estilo de vida y cuidados

Seguir las recomendaciones del cirujano respecto a los cuidados postoperatorios, como evitar levantar objetos pesados y usar un sostén de soporte adecuado, asegurará de mejor manera los resultados. De la misma manera, mantener un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta equilibrada y ejercicio regular, ayudará a mantener los resultados de la mastopexia.

Cambios en el peso

Las fluctuaciones significativas en el peso siempre afectan la apariencia de los senos, aun después de una mastopexia pasa. Es muy importante mantener un peso estable para la durabilidad de los resultados.

Embarazo y lactancia

Un embarazo posterior muy probablemente altere los resultados de la mastopexia debido a los cambios hormonales y el aumento de volumen mamario durante la lactancia. Por eso es recomendable realizar la mastopexia cuando no se planean más embarazos.

Cuidados preoperatorio de una mastopexia

Prepararse adecuadamente para una mastopexia es vital si queremos evitar cualquier tipo de complicación y tener una recuperación sin mayores contratiempos. Para ello lo que puedes hacer es: 

  • Pruebas médicas: Realízate todos los estudios que te soliciten, los cuales son usualmente análisis de sangre, mamografías y, en algunos casos, un electrocardiograma.
  • Medicamentos: Debes informarle a tu médico sobre todos los medicamentos que estés tomando, incluyendo suplementos herbales y vitaminas.
  • Suspensión de hábitos: Se recomienda dejar de fumar al menos un mes antes de la cirugía, así como evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Preparación del hogar: Organiza tu hogar para facilitar tu recuperación, deja a mano alimentos, ropa cómoda, quien te cuidará y medicamentos. También deberías preparar algunos cojines o almohadas para apoyarte y dormir boca arriba. 

Cuidados postoperatorio de una mastopexia

Así como es vital prepararse de forma previa a la operación, lo es seguir todos los cuidados postoperatorios. El periodo de recuperación después de una mastopexia es crucial para obtener los mejores resultados y también minimizar las complicaciones. Aunque las indicaciones específicas las da el cirujano, lo recomendable suele ser:

  • Reposo: Descansa lo suficiente durante los primeros días posteriores a la cirugía. Evita realizar actividades extenuantes o levantar objetos pesados.
  • Medicamentos: Toma los analgésicos y antibióticos recetados por tu médico según las indicaciones.
  • Vendajes y apósitos: Sigue las instrucciones de tu cirujano sobre cómo cuidar los vendajes y apósitos. Cambia los vendajes según sea necesario y mantén la zona limpia y seca.
  • Elevación del pecho: Duerme boca arriba con la cabeza y el pecho elevados sobre dos o tres almohadas para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Sujetador quirúrgico: Deberás usar un sujetador quirúrgico especial durante las primeras semanas posteriores a la cirugía. 
  • Actividad física: Evita realizar actividades físicas intensas durante las primeras 6 semanas. Puedes comenzar gradualmente con actividades ligeras como caminar a partir de la segunda semana.
  • Cicatrices: Es importante mantener la zona limpia y seca y aplicar protector solar cuando salgas al aire libre.
  • Evita fumar y beber alcohol: Fumar y beber alcohol interfieren con la cicatrización y aumentan el riesgo de complicaciones.
  • Controles médicos: Acude a las citas de seguimiento con tu cirujano para controlar tu recuperación y asegurarte de que la cicatrización se está produciendo correctamente.

Conclusión 

En conclusión, la mastopexia permite mejorar la apariencia y la posición de los senos, contribuyendo a una mayor confianza y satisfacción personal. Pero, antes que todo hay que comprender los diferentes tipos que hay, los costos involucrados y los cuidados necesarios tanto antes como después de la cirugía, para tomar una decisión con fundamento.