Pareja Liberal: Qué es y 10 Claves para que funcione

pareja liberal coqueteando

Table of Contents

Aunque se ha avanzado mucho en el tema, cuando se habla de relaciones liberales, aún hay quien piensa que estas son símbolo de inestabilidad, indecisión y deshonestidad con la pareja. No obstante, la verdad es que son otra manera de amar y entre sus ventajas está que pueden incrementar la confianza, disminuir los celos y aprender a escuchar darle mayor espacio al otro. Eso sí, si ser ser una pareja liberal es un deseo de los dos y los dos están preparados para ponerla en práctica, de lo contrario estarías destinados al fracaso.

¿Qué es una pareja liberal?

Para expresarlo en pocas palabras, una pareja liberal es la que tiene una relación en la que ambos aceptan tener contacto sexual con otras personas.

Aquí debéis tener claro que lo que no acepta es generar algún vínculo emocional y afectivo con un tercero, pues si bien, para ellos el cuerpo no tiene exclusividad, los sentimientos de amor sí (y este es solo es exclusivo para la pareja).

Contrario a las relaciones tradicionales y monogámicas en las que se cree que el amor verdadero es el que solo se comparte con una sola persona, las parejas liberalesdefienden el hecho que se puede construir un amor de verdad, basado en el respeto y la comunicación, pero compartiendo la sexualidad con más de una persona, es decir, teniendo sexo con quien te plazca, pero sin que eso implique terminar la relación base o algún problema para tu pareja.

¿Cómo son las relaciones liberales?

Las parejas liberales son las que pese a su compromiso se sienten libres para salir con amigos, disfrutar y además tener sexo con otras personas por fuera de la relación, sin tener que consultarlo entre ellos.

Es claro que este tipo de relación no es para todo el mundo, si sois celosos, posesivos o emocionalmente dependientes, practicar una relación abierta podría terminar mal, afectando emocionalmente a ambos o a uno de los dos y obviamente la idea no es pasar un mal rato, sino que ambos lo disfrutéis.

Te puede interesar:  Helen Fisher: Teoría del Amor y los 4 Tipos de Personalidades

Así que, si aún dudas un poco sobre si está relación es o no es para ti, lo mejor es que lo pienses. Recuerda que hablar con tu pareja es lo más importante, si ambos coincidís en que puede ser algo positivo ¡adelante!, sino podéis puedes parar el intento de ser pareja abierta y probar con otras cosas para salir de la rutina y darle un toque nuevo a la relación.

Es importante que tengáis en cuenta que, aunque parecidas, la relación abierta difiere del poliamor porque en este último todos los vínculos tienen el mismo peso, deseo e importancia, es decir, todos los miembros de la relación son iguales en importancia, mientras que en la relación liberal, la relación primaria, es decir, la pareja inicial, es la más importante y se prioriza por encima de todas las demás.

10 Claves para que funcione

Si estás seguro que la relación liberal es para ti y quieres intentarlo, hay algunas claves que merece la pena tengáis en cuenta, eso sí, recuerda que lo más importante es basarla en el respeto, la confianza y sobre todo la buena comunicación.

Aquí te van las 10 claves principales para que una pareja liberal funcione:

Sinceridad ante todo

Como ya lo mencionamos, la comunicación es la clave y esta debe fundamentarse en la sinceridad. Ser sinceros, decir lo que os gusta, lo que no, las expectativas, a lo que le tenéis miedo o lo que definitivamente no probaríais, es fundamental para que la relación prospere, se disfrute y ninguno salga lastimado.

Pon límites

Es muy importante que tracéis condiciones. Debéis tener unas reglas claras, un consenso con lo que estéis a gusto y lo que definitivamente no queréis permitir. Cuida de no presionar, juzgar o criticar al otro. Ambos debéis de verdad desear ser una pareja liberal, no se vale que uno de vosotros quiera y el otro lo acepte solo por no quedarse atrás o porque se siente comprometido.

Te puede interesar:  ¿Cómo saber si estás enamorada? Las 10 Señales

Vive tu libertad

Parece obvio, pero si váis a tener este tipo de relación, debes tener claro que ambos sois libres, estéis el uno para el otro, no tenéis una relación exclusiva. Así que afuera los celos y los malos rollos. Sin embargo, recuerda que libertad no significa libertinaje y que se deben respetar ciertos límites ya acordados.

Confianza

Ya hablamos de esto, pero es que nunca sobra. Aunque haya un compromiso de amor de por medio, no es necesario que este sea también de fidelidad. Lo realmente importante es que creáis en la otra persona y que busquéis no defraudaros como pareja, por eso es importante aclarar que esperáis el uno del otro.

Espacios propios

En este tipo de relación los espacios son fundamentales, cada uno tiene su espacio, en el que el otro no hace parte. Cuestionamientos y reproches por pasar tiempo con otras personas quedan fuera de discusión, pues se supone que esto está claro desde el minuto 1.

Negociar

Hay situaciones que merecen explicación, cuando sea así lo mejor es escuchar, exponer las ideas de manera clara y evitar discusiones innecesarias. Llegar a acuerdos comunes es importante para que este tipo de relación prospere.

Trata siempre de mejorar la experiencia sexual con tu pareja

Aunque tengas otras relaciones por fuera, trata de experimentar nuevas cosas, con juguetes, nuevos lugares, mantén la llama de la pasión encendida y evita caer en la rutina. Escucha y ten en cuenta lo que le mola a tu pareja y ponlo en práctica.

Prioriza

Si tu pareja es lo primero así lo debéis transmitir y se lo debéis hacer saber. Las fechas especiales o los compromisos previos no deben ser opacados por nada. Si habéis hecho un compromiso juntos, debéis cumplirlo.

Te puede interesar:  Recetas Cena Romántica en Casa + TIPS para una Gran Noche

Se claro con los terceros

Cuando tengas encuentros sexuales con otras personas fuera de tu pareja, se claro y diles para qué les quieres. No se trata de ir por la vida ilusionando a todo el que comparta tu cama o jurando amor eterno, si es solo para pasar un buen rato y solo se siente atracción déjalo claro desde el principio, para no llevarse sorpresas luego que te harán pasar un mal rato.

Seguridad

Si tomasteis la decisión de ser una pareja liberal, debéis saber que uno de los aspectos más importantes es cuidarse. Usar preservativo es una opción que debes tener en cuenta siempre, para evitar embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual. ¡No improvises y cuídate!

Como veis, estas pautas te pueden facilitar la vida a la hora de llevar tu relación abierta o de intentar abrirla. Si lo lográis tendréis una relación más sólida y por su puesto, fuera de la rutina, donde seguro no tendréis espacio para aburriros, ni tampoco para discusiones sin sentido, ya que se hará un gran trabajo confianza juntos.

Conclusión

En conclusión, si queréis ser y tener una pareja liberal ¡debéis hablarlo! Y no descuides a tu pareja, darle más espacio puede aportar un giro positivo a la relación, pero esto no quiere decir que le abandones, prepara una cita romántica, una noche de juegos o una cena especial.

El sexo con antifaz, lubricantes de diferentes texturas y sabores y cumplir alguna fantasía sexual, vendrá muy bien a la relación y os permitirá optimizar tiempo juntos, ten en cuenta que más que cantidad, es la calidad de tiempo que paséis como pareja y las cosas que compartan y construyan día a día.

Recuerda que tener relaciones abiertas o ser una pareja de ese tipo, no significa desatender a tu pareja, sino todo lo contrario, ambos debéis sentirse cómodos, felices, amados y deseados. ¿Te atreves a probar este tipo de amor que cada vez se hace más convencional?