Relaciones Casi Algo: ¿Por qué duelen tanto? Supéralas así

relación casi algo

Table of Contents

A que todos hemos tenido una relación ‘casi algo’ de esas que no logramos identificar bien, somos mucho, pero a la vez nada, ni amigos, ni novios, ni compromiso, pero tampoco relación abierta, mejor dicho, ese tipo de relación en la que parecemos estar en la mitad de un gran mar de sentimientos, con expectativas muchas veces no correspondidas y la vulnerabilidad emocional a flor de piel. Si es tu caso o te ha pasado, te damos algunas claves para que puedas entender qué es lo que te pasa y para que superes todo ese dolor que muchas veces se origina por este tipo de relación.

¿Qué quieren decir una relación casi algo?

Comencemos desde el principio, una relación casi algo, es un punto intermedio en el que no sabes si tienes o no pareja, es decir: hay dos personas que tienen comportamientos de pareja en muchos casos, pero en otras en lo absoluto, por su manera de tratarse no son amigos, pero tampoco se puede definir que sean novios, es decir, son ‘casi’ novios, pero a veces el casi no vale.

Etapas de los casi algo

Por lo general, una relación casi algo pasa por varias etapas, estas son las principales:

Interés

Es justo la etapa en la que se vive un interés intenso de ambos, aquí se busca atención, aprobación y presencia siempre. Es muy evidente cuando se quiere llamar la atención para que la otra persona lo vea. Es la típica etapa del tonteo.

Transparencia

Aquí se hablan 24 horas, todo es hermoso, feliz e idílico. Hay confianza para hablar de temas importantes, se siente gusto al escuchar, hay empatía y complicidad. Ilusión: Es un momento emocional, es cuando ambos se dicen cosas bonitas, tienen detalles, llamadas, mensajes, en resumen, todo el tiempo se están haciendo sentir especiales.

Todo fluye

Comienzan los problemas, después de una temporada donde todo fluye, tu ‘casi algo’ comienza a marcar distancia, a ser más frío o indiferente. Ya no hay más conversaciones las 24 horas, comienzan muchas dudas. Intermitencia: Es una etapa de tristeza porque se nota que las cosas ya no son como antes. Pasan días enteros de silencio, pero de un momento a otro aparece de nuevo, entonces no sabes a qué atenerte. 

Te puede interesar:  Zonas Erógenas de una Mujer: Cuáles Son y Cómo Estimularlas

Despedida

Ese es el momento en el que tienes que hablar con esa persona y dejarlo todo ahí. Es decir, dar una solución frente a la relación que tienen, ¿van a dejarlo ahí? O lo intentarán. Son cosas que deben hablarse.

¿Por qué duele tanto este tipo de relación?

Sin duda este tipo de relaciones son dolorosas y la razón, es que al ser algo inconcluso, siempre da espacio para el ‘qué hubiera sido si’, lo que alimenta vivir con esa pregunta o esperanza. Además, se dejan atrás planes, promesas hábitos o rutinas y esto muchas veces, hace que la vida tome un giro radical. Por eso, es mejor optar por tener relaciones de pareja sanas

Además, hay unas series de situaciones que ayudan a que el dolor se incremente:

Expectativas sin corresponder

Una de las razones por las que este tipo de relación duele, es porque las expectativas no se cumplen. Se comienza con mucha ilusión, pero luego poco a poco todo se desmorona y eso genera frustración.

Falta de comunicación

Ir alejándose poco a poco es doloroso. genera confusión y ansiedad. Desafortunadamente es algo muy frecuente en este tipo de relaciones, de pasar de hablar todo el tiempo, a ni siquiera responderse. Para evitar esto lo mejor es hablar desde el primer momento de lo que se espera de la relación.

Miedo a la soledad

A veces la soledad hace que nos aferremos a una relación, pero no propiamente porque haya un sentimiento fuerte, sino no queremos estar solos. Esto resulta ser nefasto la mayoría de las veces.

Golpe para la autoestima

Sin duda duele porque comienzan las comparaciones y los cuestionamientos: que si no somos suficientes, que no somos buenos, o guapos (as), que somos aburridos, en fin, un sinfín de cuestionamientos que hay que evitar.

Te puede interesar:  ¿Sexo con la Regla? Te contamos Cómo Paso a Paso

Sin embargo, no puedes quedar viendo todo en negro, hay algunos tips para que salgas adelante después de una relación como estas.

Consejos para superar un casi algo: ¿Cómo seguir adelante?

  1. Permítete sentir y procesar tus emociones: No evites sentir, llora si tienes que llorar, vive, siente, pero no te enganches en una situación. 
  2. Establece límites y mantén el distanciamiento: Si tu pareja corta la relación que fuese, tu estás en todo tu derecho de no responder más a llamadas, mensajes, correos, en fin. A veces tomar distancia es lo mejor.
  3. Busca el apoyo de amigos y seres queridos: Ni te cierres ni te encierres. Sal, comparte con otras personas, trata de pasar tiempo de calidad con los que quieres.
  4. Practica el autocuidado y la atención plena: Concéntrate en el aquí y ahora, no te adelantes a los acontecimientos, ni te quedes oras pensando en lo que podría ser, pero no fue. Atiéndete, fíjate en tus emociones para que puedas sanar.
  5. Enfócate en tu crecimiento personal.
  6. Evita la idealización y la obsesión: Nada de montar un bloque de búsqueda, o de comenzar a aparecer ‘por arte de magia’ donde tu casi algo se encuentra. Dale espacio y no acoses. Recuerda que no hay personas perfectas, que si esa persona no es para ti, no lo es y que lo más importante eres tu.
  7. Aprende de la experiencia y encuentra lecciones: Mira todo lo que estás viviendo como una oportunidad e interioriza esas vivencias para ser mejor.
  8. Mantén una actitud positiva hacia el futuro: No todas tus relaciones son así, ni serán y tu persona en cuestión no es la única que alcanzarás, seguro que hay una persona y una relación para ti y esas cosas bonitas que estabas sintiendo volverás a sentirlas luego, así no lo creas.
  9. Dale tiempo al tiempo: Da tiempo para sanar, no comiences una relación sin antes haber dejado este casi algo saldado. No comiences una relación para tratar de llamar la atención o dar celos, si lo haces lograrás el efecto totalmente contrario.
  10. Abre tu corazón a nuevas oportunidades: No te cierres a conocer gente, si bien puedes ir (y lo mejor es que vayas) lento, toma el tiempo para conocer a otras personas, disfrutar de nuevas ilusiones y por qué no, comenzar otra relación sana y de verdad.
Te puede interesar:  Todo sobre el Poliamor: Qué es, Cómo Practicarlo y Tipos

Tips para evitar en este tipo de relación

Lo más importante para evitar este tipo de relación es ser claro. Desde el minuto uno de la relación hablar lo que se espera de esta, las expectativas, tomarse el tiempo para conocer a la otra persona, escuchar, ser transparente y no agobiar no puedes pretender estar 24 horas con una persona, ya sea físicamente o al teléfono, los espacios son algo clave. Respeta sus gustos y aprende a escuchar, no tienes que convertirte en su alma gemela, porque a la larga eso cansa, simplemente se tu. Las cosas deberían fluir solo con eso. Recuerda que es vital tener una relación sana, ya que los ‘casi algo’ por lo general viven en mucha turbulencia y eso no los hace precisamente felices.

Conclusión

Si estás saliendo o conociendo a alguien ve despacio, mantén los ojos muy abiertos para saber realmente qué es lo que te gusta de esa persona y trata de fomentar siempre una buena comunicación, debes poder hablar de todo, sueños, miedos, luchas, en fin. Si ves que quieres a un ‘casi algo’ como algo serio díselo, sin miedo, es mejor saberlo y quedarse o saberlo y tomar distancia, todo depende de lo que vayan hablando o de las actitudes que vayas viendo, recuerda que una imagen vale más que mil palabras y a veces en este tipo de relaciones es mejor dejarse guiar por las acciones y la intuición.

Sigue leyendo: pareja liberal, poliamor, dependencia emocional y etapas del enamoramiento