pomelo, sabias que, red cultivarsalud

Las asanas invertidas son aquellas en las que nuestra postura es inversa a la en la que mantenemos la mayor parte del día es decir  pelvis y  pies arriba, y cabeza abajo. Cuando practicamos este tipo de posturas literalmente “le damos la vuelta a nuestro mundo” y los beneficios que nos aportan tanto a nivel fisico como psiquico son multiples.

Al estar de cabeza, nuestra sangre fluye “al revés”, llega mejor a la parte superior de nuestro cuerpo, y elimina las tóxinas en esta zona.  Además, la sangre de las piernas vuelve al corazón con lo que lo estimula; luego va a los pulmones y después puede recircular purificada por todo el cuerpo. También, de esta manera, la sangre masajea y estimula profundamente a los órganos internos estómago, páncreas, hígado y los riñones optimizando su funcionamiento.

revista cultivarsalud

Con este proceso se estimula a la glándula pituitaria, con lo que el sistema endocrino opera mejor. La respiración se vuelve mas profunda y correcta con lo que también tranquiliza nuestra mente, ya que el estrés siempre está asociado a una respiración corta,  y poco profunda.

Al dirigir todo el flujo de energía vítal hacia arriba abrimos el espíritu, mejoramos nuestra concentración y meditación, agudizamos nuestro intelecto, estimulamos nuestra pureza interior e incrementamos la creatividad, se dice incluso que las asanas invertidas producen en quien las practica una nueva forma de pensar o de enfocar la mente en un asunto, equilibran nuestras emociones y, en general, depuramos cuerpo, mente y espiritu.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí