La Red familiar: la mejor vacuna

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

La red familiar. Vacuna para la salud

El  S.XXI, se caracteriza por seguir perteneciendo a un sistema de producción postfordista de carácter regulacionista  y neoliberal (Petith 2005). Los sistemas de gestión socio-económicos implantados en Europa permiten formas heterodoxas de gestión del capital, pero dentro de un particular patrón cultural, una cosmovisión, que prioriza un sistema dinámico y fluido (Maffé 2017) de una Sociedad de Mercado que se caracterizará por situaciones de inestabilidad episódica a lo largo de los próximos años.

Lejos quedó la estabilidad laboral típica de los 80 con necesidades de empleo masivo características de una sociedad industrial. El futuro se prevé incierto para el ciudadano, que pasará por etapas largas y discontínuas de desempleo y precariedad laboral (González, 2013) favorecida por nuevos sistemas de empleo (Amable,2001) y una falta de previsión por parte de los Gobiernos (CES,2018). Las progresivas implantaciones de rentas mínimas garantizadas de ciudadanía intentarán evitar la exclusión social (EAPN,2014), aunque en España se observan insuficientes. Esta forma actual de organización de la sociedad ha generado una insólita reestructuración del panorama europeo, de los estilos de vida ciudadanos, la convivencia familiar y la relación intergeneracional.

La geolocalización dentro del mapa internacional juega un papel importante en las relaciones familiares según la sociedad. Factores que influyen son la edad de jubilación, bagaje académico, importancia de la relación familiar, comprensión y el pacto intergeneracional, marco socio-económico y laboral,…

La jornada laboral

En España, una anacrónica jornada laboral de carácter presencial, partida, en un huso horario europeo central que también genera sus propias complicaciones en los biorritmos españoles, dificulta que los padres puedan ejercer los roles familiares que les competen, delegando en los abuelos. Éstos suponen un sustento económico que contiene la precariedad laboral y económica que vive el núcleo familiar.

Esbozar la actualidad de la red familiar y la importancia en la salud dentro del marco descrito resulta complejo, marcado por las siguientes variables recogidas muchas de ellas en el Eurostat 2016:

Puede que te interese: Biohacking ¿Tiene usted algún chip implantado?

Variables que influyen

Aumento del tiempo de convivencia de la persona en el domicilio paterno y retraso de la edad de emancipación

En la UE en 2016, las mujeres se marcharon del hogar familiar dos años antes que los hombres, las mujeres también se casaron antes y los hijos se tienen entre los 29 y 31 años de media según que país europeo

Retraso en la edad de concepción

El acceso tardío a un empleo estable unido a las otras situaciones descritas en este capítulo, podría suponer un motivo por el cual los españoles deciden tener hijos más tarde que la media europea.

Falta sensibilidad del hombre frente a las tareas domésticas y cuidados familiares

En todos los Estados miembros, hay una proporción mucho mayor de mujeres que de hombres que realiza las tareas relacionadas con el cuidado de los niños, las tareas domésticas y la cocina. En la UE en 2016, el 92 % de las mujeres de 25 a 49 años (con hijos menores de 18 años) cuidaba a sus hijos diariamente, en comparación con el 68 % de los hombres.

En las tareas domésticas y la cocina, las diferencias son aún mayores. En la UE en 2016, el 79 % de las mujeres cocinaban y/o realizaba tareas domésticas diariamente, en comparación con el 34 % de los hombres.  En España, la diferencia entre hombres y mujeres en cuanto al trabajo en el hogar y a las actividades culinarias diarias, se encuentra por debajo de la media de la UE.

Reducción de la tasa de natalidad, deseo de concebir menos hijos a veces relacionado con la depreciación de la mujer en su función como madre

Jornada laboral y dificultad de la conciliación familiar

España se caracteriza por una fuerte presencia de la jornada partida que llega a afectar cerca del 45% de personas con. Observamos una reducción de trabajo en horario de 14:00 a las 16:00 y mostrando también un número importante de gente trabajando sobre las 20:00h. Esta situación contrasta con los horarios escolares de los niños, muchos ahora con salida a las 14h del colegio (Gracia y Kalmijin, 2015).

Implicación de los abuelos en el cuidado de los menores de la familia. En la unión europea

Las mujeres viven más que los hombres: la media en la UE era de 83,3 años para las mujeres y de 77,9 años para los hombres en 2015. En el año 2015, las mujeres españolas eran las más longevas de la Unión Europea, con una esperanza de vida de 85,7 años.

Las personas mayores expresan una clarísima voluntad de autonomía, como manifiesta el hecho de que un 87% desea vivir en su casa el mayor tiempo posible, pero, a la vez, desean mantener relaciones familiares intensas, de las que ya disfruta el 89 %. Fruto de esto y de la gran solidaridad intergeneracional que demuestran, un 70 % contribuyen al cuidado de sus nietas y nietos (IMSERSO, 2018). Sin embargo, no debemos minimizar el posible impacto sobre la salud mental de nuestros mayores. Se describe el síndrome del abuelo esclavo, «un problema silenciado por miedo a afectar las relaciones familiares con los hijos» (SEGG, 2014)

Aislamiento social y descenso de las parejas sentimentales estables.

Debido a su mayor esperanza de vida, en la UE había más mujeres que hombres, con 105 mujeres por cada 100 hombres (5 % más) en 2016. En casi todos los Estados miembros había más mujeres que hombres.

En cuanto a los jóvenes de hasta 18 años, la tendencia es la opuesta, con un 5 % más de hombres que de mujeres de esta edad. Por otro lado, en el grupo de mayor edad, las personas de 65 años y más, había un 33 % más de mujeres.

Hay siete veces más mujeres que viven solas con niños que hombres en la misma situación

Al observar la forma en que las mujeres y los hombres viven – en pareja, solteros, con o sin hijos – se dan algunas diferencias. En la UE en 2016, el 7,7 % de las mujeres de 25 a 49 años vivía sola con algún hijo, en comparación con el 1,1 % de hombres de la misma edad.

En España, las mujeres que viven solas con niños superan en casi nueve veces a los hombres que viven solos en la misma situación.

Migración, interculturalidad y multiculturalidad en el seno familiar

Aunque existe una tendencia a pensar que vivimos en países estancos, la migración es una realidad histórica e inherente al ser humano desde el cruce del Neandhertal, el Homo Sapiens y resto de especies humanas. Una correcta regulación del flujo migratorio es beneficioso para una sociedad europea con una proclive pirámide poblacional invertida (Eurostat 2017) con un sistema de pensiones en franco peligro que necesita personas jóvenes.

Esta situación, con curvas ascendentes y episódicas del flujo migratorio responden a las políticas económicas y de explotación mundial de los países en vías de desarrollo por parte de los países occidentales.

Este incremento exponencial de migración supone un aumento teórico de las parejas mixtas y un núcleo familiar multicultural (Albert, 2007) así como un planteamiento sobre la identidad étnica y cultural por parte de segundas y terceras generaciones, que ya viven países con más larga trayectoria como Francia (La Vanguardia, 2015), denominadas “hyphenated” por Therborn.

Para Dan Rodríguez “el contexto de formación y dinámica de las uniones mixtas constituye un espacio de hibridez sociocultural especialmente activo y complejo; y que estas dinámicas implican procesos de negociación y acomodación de bagajes socio-culturales diversos”

Quizás te guste leer: Prácticas cotidianas para envejecer mejor

La Red familiar y sus efectos

La red familiar es básica para la concepción de un individuo sano. El cuidado en las relaciones y la salud en el  genograma familiar supone un especial impacto en las generaciones venideras, con predisposición a enfermedades epigenéticas (Stoll, 2007)

El influjo del capitalismo y las políticas económicas aplicadas en nuestra sociedad puede tener consecuencias severas en la Salud de la población y la red familiar al producir efectos como:

  • Incremento de enfermedades derivadas por el estrés, nutrición inadecuada, falta de ejercicio de los padres.
  • Problemas emocionales del niño, obligado a crecer con padres periféricos y posteriormente su madurez mental
  • Impacto sobre la salud y autonomía de las personas mayores obligados a volver a ejercer de padres y no poder asumir el rol correspondiente.
  • El aislamiento social, denominado Hikikomori, por su inicio en Japón, puede denotar o ser precursor de enfermedad mental (Malagón, 2014)

Bibliografía

La información proporcionada en cultivarsalud.com ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación que existe entre un paciente/visitante de este sitio web y su médico

 

Pedro Rodriguezhttps://www.pedrodrodriguez.es/

Biografía de Pedro Rodriguez Picazo

Enfermero por la Universidad de Alicante. Experto universitario en inmunonutrición por la Universidad Católica de Valencia San Vicente Martir. Máster en nutrición humana por la Universidad de les Illes Balears. Máster en Salud Mental por CEU Cardenal Herrera y Máster en Salud y medicina Integrativa Avanzada. Titulado como profesor de Yoga.
Ademas de mi actividad asistencial, coordino e imparto  formaciones sobre diferentes disciplinas de la Salud y la Medicina Integrativa.

Los usuarios/colaboradores de Revista cultivarsalud.com se comprometen a difundir información que sea verdadera y correcta de acuerdo a los conocimientos actuales

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies