Que enfermedades puedes sufrir si eres mujer y como prevenirlas

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

Lo que tienes más posibilidades de sufrir por ser mujer y cómo prevenirlo y tratarlo

Veremos algunas de las patologías más frecuentes en mujeres, y cuáles son las novedades que con respecto a su prevención y tratamiento puede aportar la Medicina Integrativa. El estrés emocional, además de los factores orgánicos, es fundamental para el desarrollo de estas enfermedades, por eso no repetiré este factor en cada una de ellas, pero si hay que tenerlo muy presente a la hora de prevenir y tratar estos desórdenes.

Migrañas

Las migrañas siguen siendo más prevalentes en mujeres con respecto a los hombres. Su prevalencia es del 18% en mujeres y el 8% en hombres. Curiosamente, ser divorciada o viuda también se consideran factores de riesgo para el desarrollo de migraña crónica, según la revista Neurología.

Desde la SESMI (Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa) se hizo una exhaustiva revisión de las cefaleas, presentada en el Congreso Nacional de Salud y Medicina Integrativa celebrado  en 2018. En cuanto a la causa de las cefaleas, se ha hablado que podría haber alguna influencia hormonal. De hecho, hay muchas migrañas que suceden en los días previos a la menstruación, incluso pueden ser el síntoma predominante de un SPM (síndrome premenstrual). El tratamiento de la migraña sería en este caso el del síndrome premenstrual.

También hemos relacionado las migrañas con la presencia de niveles elevados de histamina, en ese caso, las migrañas tienen un clarísimo desencadenante alimentario, después de comer algún alimento con altos niveles de histamina o liberador de histamina, como las berenjenas, o el tomate, se desencadena una crisis. Este tipo de migrañas mejoran mucho restringiendo los alimentos ricos en histamina.  Con respecto al tratamiento y prevención de las crisis, hay datos interesantes, como que el aporte de magnesio (en forma de sales queladas) por vía oral puede espaciar las crisis, también los suplementos de Rivoflavina pueden mejorar los síntomas, como nos indica el Dr. Manuel Lara, neurólogo del hospital La Paz.  Otros suplementos como el Coenzima Q10, podrían ser útiles, siempre recetados por personal sanitario especializado en el manejo de suplementación. 

La acupuntura ha demostrado también que puede mejorar este cuadro crónico.

Hipotiroidismo por tiroiditis de Hashimoto

La enfermedad de Hashimoto, una tiroiditis autoinmune, donde hay producción de autoanticuerpos contra las células tiroideas, es una de las causas más frecuentes de hipotiroidismo en el mundo.  En general, las enfermedades autoinmunes son más frecuentes en mujeres. Un estudio epidemiológico realizado en EE. UU., el estudio Whickham, mostró una prevalencia de hipotiroidismo del 1,5% en las mujeres y menos del 0,1% en los hombres. De esta patología, la SESMI, publicó en 2017 unas guías de práctica clínica, donde podemos destacar nuevas concepciones muy modernas sobre la etiología de esta enfermedad autoinmune y que pueden tener interesantes consecuencias en la práctica clínica. Una de ellas nos indica que los metales pesados, a los que estamos sometidos: mercurio de los pescados de gran tamaño, por ejemplo,  y otros tóxicos con acción disruptora endocrina (es decir tóxicos industriales que actúan como hormonas una vez ingeridos, activando o inhibiendo la acción hormonal, por ejemplo, algunos pesticidas como el clorpifirós, ya retirado del mercado hace bien poco), podrían jugar un importante papel en la etiología del hipotiroidismo en general. De ahí la importancia de comer ecológico (frutas y verduras sin pesticidas) y evitar los pescados azules grandes, como el atún o el pez espada).  Ciertos cambios dietéticos, como la retirada del gluten del trigo, también pueden reducir esta respuesta inmunitaria.

Los virus lentos (un grupo de virus de la familia herpes: VHS: virus herpes simple, EBV: Virus de Epstein Barr, CMV: citomegalovirus y VVZ: virus varicela zoster), pueden desencadenar una respuesta inmune anómala (autoinmune), y estar en la base del desarrollo de un hipotiroidismo autoinmune y tratar sus reactivaciones puede ser una manera de frenar la producción de anticuerpos contra el tiroides. Es este sentido, la micoterapia, indicada en dosis y forma correcta por un especialista, pueden ayudar mucho a reducir los fenómenos autoinmunes, ya que los betaglucanos de los hongos tienen una función inmunomoduladora.

Osteoporosis

La osteoporosis es una pérdida de masa ósea que predispone a fracturas. En Europa hay 22 millones de mujeres frente a 5.5 millones de hombres afectados. Los estrógenos nos protegen de la pérdida de masa ósea y es muy común que en la postmenopausia un alto porcentaje de las mujeres desarrolle este problema. El ejercicio regular, sobre todo en las edades en las que se está formando el hueso, hace que la masa ósea mejore, pero también lo hace a edades avanzadas. El ejercicio de fuerza, como el isométrico con pesas, ha demostrado ser muy útil a la hora de remineralizar el hueso. Unos músculos fuertes, se asocian a unos huesos fuertes. La osteoporosis se asocia a lo que se conoce como sarcopenia (falta de músculo). Así se recomienda en un artículo publicado como “Intervenciones no farmacológicas para el tratamiento de la osteoporosis: revisión sistemática de las guías de práctica clínica”, en 2019 por la Asociación Médica Latinoamericana de rehabilitación.

Es importante, además de tomar alimentos ricos en calcio (que los lácteos no son los que mejor permiten la absorción de calcio), serán mejores las almendras, la pasta de sésamo (Tahin), las sardinitas en lata, las algas…Tomar alimentos ricos en magnesio, como el cacao puro sin azúcar, las verduras de hoja verde oscura como la espinaca, rúcula, canónigos… y suplementar también con silicio, mineral fundamental en la pérdida de hueso y con vitamina D3, que si asociamos a vitamina K2, puede potenciar su función. Se admite hoy en día que la vitamina K tiene un papel importante en la salud ósea. Es necesaria que la osteocalcina (la proteína no colágena más importante del hueso) funcione. 

Fibromialgia y fatiga crónica

La fibromialgia es una enfermedad crónica que afecta entre un 2% y un 6% población española, siendo más común entre las mujeres. Según los datos de la Sociedad Española de Reumatología, las mujeres son casi el 90% de los casos, lo que se traduciría como 1.600.000 afectadas. Es una enfermedad que cursa con dolor muscular generalizado crónico, con gran impacto en la vida diaria y en el desempeño laboral. Se asocia con frecuencia a fatiga o cansancio crónico incapacitante, patología que también es mucho más frecuente en mujeres. Múltiples estudios clínicos han relacionado la intolerancia no celiaca al gluten con esta enfermedad, y una dieta exenta de gluten de trigo, sobre todo, puede mejorar mucho los dolores y la fatiga de estas pacientes. El Dr. Carlos Isasi, reumatólogo español, miembro de SESMI ha publicado en la revista Reumatología Clínica un artículo demostrando esta asociación.

También es posible que los virus lentos ya mencionados en la etiología de la tiroiditis, estén implicado en la fibromialgia y la fatiga crónica. La reactivación de estas infecciones virales crónicas puede causar con cansancio, dolores musculares, faringodinia (dolor de garganta), síntomas que se superponen a los de la fibromialgia y fatiga crónica.

Los tóxicos medioambientales, en paciente con polimorfismos (variantes) en los genes que codifican enzimas imprescindibles para los procesos de detoxificación hepática, pueden desencadenar la fibromialgia y fatiga crónica. El apoyo de las funciones de detoxificación hepática con suplementos puede ayudar a tratar estos desórdenes.

Cánceres más frecuentes en las mujeres

Además del conocido cáncer de mama, que afecta un 99% a mujeres y un 1% a los varones, otros tipos de cáncer que afectan a las mujeres con más frecuencia son los cánceres de colon y recto, endometrio, pulmón, cuello uterino, piel y ovario, según datos de la Asociación Americana del cáncer.

No es el lugar para hablar de cada uno de ellos de manera extensa, así que vamos a dar algunas directrices generales para la prevención del desarrollo de tumores.

Los hábitos de vida saludables, como el ejercicio regular, sin excesos, puesto que el ejercicio es un prooxidante, cuando hacemos ejercicio nos oxidamos un poco temporalmente, pero a la larga, esta pequeña oxidación controlada, genera enzimas antioxidantes endógenas. Por lo que el efecto de un ejercicio moderado y frecuente, es muy beneficioso para eliminar los radicales libres, que se han asociado a los tumores. Ya hay muchas publicaciones que demuestran que el ejercicio regular mejora el pronóstico de las mujeres con cáncer de mama, por ejemplo.

También el déficit de vitamina D se ha asociado con el desarrollo de varios tumores, el cáncer de mama entre ellos, con lo que es muy importante tener unos buenos niveles de esta vitamina para prevenir su desarrollo.

La salud de la microbiota intestinal también es muy importante, por lo que una dieta rica en fibra y polifenoles (sustancias presentes en los vegetales y frutas) y fermentados o ricos en probióticos (como la kombucha, las aceitunas, tan españolas, el chocolate negro sin azúcar), nos ayudan a tener una excelente salud intestinal. Se ha visto que de la microbiota intestinal puede depender también la respuesta a algunos fármacos quimioterápicos. Y se ha demostrado en estudios realizados en la Universidad de Virginia que destruir la microbiota intestinal produce inflamación en la mama y esta inflamación precede al desarrollo tumoral en modelos animales.

La obesidad se ha demostrado como factor de riesgo para el desarrollo de tumores, por lo que es muy importante mantener un normopeso. Los azúcares refinados, si se ingieren en dosis altas y de manera persistente en la dieta han sido señalados por la OMS como un factor de riesgo para el desarrollo de tumores, por lo que si se quiere prevenir el cáncer se deben reducir drásticamente los azúcares refinados en la dieta. Para que nos hagamos una idea, le ingesta diaria máxima recomendada por la OMS es de 10 g de azúcar al día. Una sola lata de coca-cola, tiene 40 gramos, 4 veces más que la ingesta diaria total. La epidemia de diabesidad (diabetes y obesidad) que asola el mundo occidental, se debe a la alta ingesta de azúcares en la dieta. La diabetes es por si sola un factor de riesgo para el desarrollo de tumores.

Los lácteos no ecológicos, obtenidos de animales tratados con hormonas y antibióticos, se han relacionado en algunos ensayos clínicos con un aumento de la prevalencia de cáncer.

Finalmente, señalar un factor general que puede afectar a la salud de la mujer. Las diferencias de condiciones laborales, con peores condiciones para ellas que para ellos, más precariedad laboral, peores sueldos, mayor explotación, pueden aumentar el riesgo de padecer enfermedades crónicas como las que hemos señalado. Lo señala el investigador Laurent Vogel en su libro La salud de la mujer trabajadora en Europa. Desigualdades no reconocidas.

Dra. Alejandra Menassa de Lucia

Médico especialista en Medicina Interna

912999416

La información proporcionada en cultivarsalud.com ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación que existe entre un paciente/visitante de este sitio web y su médico

Alejandra Menassa de Luciahttps://alejandramenassa.com/

Biografía de Alejandra Menassa de Lucía

  • Máster en valoración del daño corporal y psicosocial por el Instituto Europeo
  • Experta en Peritación Judicial Psicológica por el Instituto Alborán de Psicología.
  • Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares.
  • Responsable de la Unidad de Salud Mental. Calle Goya 7. Entreplanta.
  • Vicepresidenta de la Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa (SESMI)

    Los usuarios/colaboradores de Revista cultivarsalud.com se comprometen a difundir información que sea verdadera y correcta de acuerdo a los conocimientos actuales.

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies