La leyenda del hilo rojo

Contenido revisado y validado por nuestros expertos del comité asesor.

Cuando me propusieron escribir sobre la leyenda del hilo rojo me entró la curiosidad por conocerla, si eres de aquellos que te preguntas si existe la casualidad o el destino, este artículo te va a interesar. También vamos a responder a la pregunta de ¿Crees que todos hemos nacido conectados a alguien? Como si hubiera algo que nos uniera, todo tipo de relaciones importantes están predeterminadas, nada es fruto del azar. Ese hilo lleva contigo desde que naciste, y te acompañará a lo largo de tu vida.

En qué consiste la leyenda del hilo rojo

Cuenta la leyenda que un hilo rojo invisible conecta a las personas que están destinadas a encontrarse, es una leyenda oriental que cuenta que las personas destinadas a encontrarse están unidas por un hilo rojo invisible a los ojos. Suele relacionarse con el amor pero también puede aplicarse a amigos o almas gemelas que suponen un gran apoyo o incluso alguien que te sirva de inspiración o de ejemplo.

Hay muchas creencias y mitos cuyo origen viene de la mitología japonesa, una cultura rica en este tipo de pensamientos. Según el mito, las relaciones humanas están predestinadas por un hilo rojo que los dioses atan al dedo meñique de aquellos que tienen como objeto encontrarse en la vida, el destino nos tiene preparados encuentros.

El hilo rojo puede enredarse, estirarse o desgastarse, pero no se rompe nunca, supera las circunstancias y los tiempos. Se ata al dedo meñique porque está relacionado con la sangre, con la arteria cubital, que conecta nuestro corazón con el dedo meñique y, según la leyenda, esa vena se extendería por el mundo hasta unirse a la arteria y llegar al corazón de otra persona.

Otras personas han leído: Anahatha: ¿Sabías qué es el amor puro?.

Origen de la leyenda

No está claro el origen exacto de la leyenda del hilo rojo, puede provenir de la mitología japonesa o de la china, en ambas culturas hay mucha tradición de esta creencia. Cuenta la historia que los dioses atan los extremos de un cordón rojo alrededor del dedo meñique y también hay quien lo ata al tobillo, creen que está es una conexión directa al corazón de dos personas que coincidirán y se ayudarán en el futuro.

La leyenda sobre “el hilo rojo” está muy vinculada a la del “Emperador y la Bruja”, es una de las más populares de Japón, cuenta la historia de una bruja que era capaz de ver los hilos invisibles que unían a las personas, el emperador quería encontrar a la mujer de su vida, mandó llamar a la hechicera para que encontrara el extremo del hilo atado a su meñique. La bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir el hilo rojo, pero su magia le llevó hasta una campesina pobre con un bebé en los brazos a las puertas de un mercado.

La bruja se acercó a la mujer, le pidió que se levantara y anunció: “Aquí termina tu hilo rojo”. El Emperador pensó que aquello era una broma de la hechicera y reaccionó con ira dando un empujón al puesto del mercado y con él a la mujer, provocando la caída del bebé, que se hirió en la frente.

Pasaron los años y el emperador confió a su corte la elección de su esposa, la elegida fue la hija de un General importante. Cuenta la leyenda que el día de la boda, fue la primera vez que el emperador vio la cara de su futura pareja, apareció cubierta con un velo, al levantarlo, el emperador vio la cicatriz en la frente de la mujer, marca que él mismo había provocado años atrás en el mercado.

Hay otra leyenda sobre el hilo rojo, cuenta la historia de un anciano que vive en la Luna, sale cada noche y busca entre los espíritus aquellos afines a reunirse en la Tierra, que tienen algo que enseñarse mutuamente, cuando los encuentra los ata en un hilo rojo para que encuentren su camino. Defiende la idea de que nuestros hilos rojos terminan en alguien más, supone un consuelo, es como si nuestros pasos supieran la ruta de sus múltiples destinos amorosos y por lo tanto no hubiera decisiones mal tomadas.

En conclusión, la leyenda nos dice que dentro del laberinto de encuentros e historias compartidas hay una senda prediseñada y perfecta, un hilo nos conecta con nuestro destino irrevocable. Ahora piensa en todas esas personas que han significado o significan algo en tu vida: ¿serán las que se corresponden con tu hilo rojo?.

Artículo relacionado: Amor: ¿Te mereces ser amado?.

David Cortecerohttp://www.miravalencia.com/

Vivo la vida en el presente, con optimismo y con mucho amor. Me gustan las personas que siempre están aprendiendo y les gusta estar informadas de todo lo que pasa en el mundo.

Los usuarios/colaboradores de Revista cultivarsalud.com se comprometen a difundir información que sea verdadera y correcta de acuerdo a los conocimientos actuales.

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

McSano: Escaparate BIO

¿Sabías que...?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies