Mitos y rituales de la noche de San Juan

La Noche de San Juan

Sin duda es una celebración importante en muchos países y culturas Europeas.
El solsticio de verano, por lo tanto su comienzo, se celebra principalmente con un ritual muy común como es encender fuegos con el propósito simbólico de dar mas fuerza al Sol.

Esta tradición se celebra en toda españa, pero es en la Comunidad Valenciana donde tiene más fuerza y un significado e importancia muy particulares.

Las Hogueras de San Juan

Son una fiesta que tiene su centro neurálgico en Alicante,  se celebra por los alicantinos desde el 19 al 24 de Junio, siendo las fiestas más importantes de la ciudad de Alicante. Es una fiesta de carácter oficial declarada de Interés Turístico Internacional y a partir del año 2014 Bien de Interés Cultural Internacional.
Cada barrio/distrito presenta una hoguera mayor y una hoguera infantil  (monumento de cartón y madera, de características similares a las fallas de Valencia), para participar en un concurso según su categoría. El trabajo de montar las hogueras se le denomina plantà y se realiza a las 12 de la noche del día 20 de junio y al día siguiente un jurado las evalúa y premia con distintos galardones.

En Valencia, la fiesta de San Juan se celebra en la noche del 23 y 24 de junio y se considera oficialmente la entrada del verano. Es la noche más corta del año, y sin duda la que se vive con más intensidad.

Por muchas razones se dice que es una noche mágica. En las playas se encienden hogueras durante esta noche tan especial y las familias y los grupos de amigos se reúnen para estar juntos, cenar a la orilla del mar y celebrar la llegada del verano alrededor del fuego.
Ya por la tarde, toda la ciudad se va preparando para la noche. El Ayuntamiento de Valencia pone a disposición de los ciudadanos la madera que arderá en miles de hogueras para comenzar con los rituales de la fiesta. 

Puede que te interese: 9 Consejos para ir a la playa

Rituales festivos de San Juan

Muchos ritos y creencias están relacionados con la fiesta de San Juan y con el santo mismo , reminiscencias de los cultos antiguos que celebraban a la llegada del solsticio de verano .
Después de la cristianización de esta fiesta, la noche entre el 23 y el 24 de junio se convirtió en una noche santa, sagrada y purificadora, sin perder su aura mágica y pagana.
Es la noche más corta del año y a su vez por lo tanto, el día que más luz tiene y por ello se celebra con la idea de que es la noche en la que más se atraen el amor, el bien, la suerte y la abundancia.
Es por eso que encontramos distintas leyendas y tradiciones como el tradicional salto de las olas del mar,  los conjuros y hechizos o en Cantabria por ejemplo, la de los Caballucos del Diablo. Los Caballucos del Diablo, son  seres que pueden dar al traste con cualquier fiesta aterrorizando a la gente mientras ellos vuelan y chillan sin fin y para proteger a las gentes dice la leyenda que hay que buscar un trébol de cuatro hojas.

Claves de la felicidad de Tich Nat Ham

Agua, fuego, hierbas y plantas. Los tres elementos principales de la noche de San Juan.

El agua es uno de los tres símbolos que subyacen en la noche de San Juan, se dice que durante esta noche todo el agua tiene propiedades curativas y regenerativas y a través de ella se conecta con el Santo.
La tradición invita a saltar siete olas de espaldas en el mar, justo en la media noche.

El fuego es otro de los símbolos más apegados a los rituales ancestrales de esta noche. Es el elemento purificador que nos libera de la mala suerte. Por ello dice la tradición, que después de saltar las 7 olas, hay que saltar una hoguera para alejar las energías negativas y favorecer la fertilidad.

Finalmente, el último elemento de la fiesta son las hierbas y plantas (que se queman en el fuego), ya que se creía que durante esta noche multiplicaban sus beneficios y propiedades curativas. 

Otras personas han leído: 5 Pasos para conocernos mejor

Orígenes de la fiesta de San Juan

Los orígenes de esta fiesta pagana, que ahora se ha convertido en cristiana,  están vinculados a las ceremonias paganas del solsticio de verano .
En la cultura celta, los druidas celebraban la llegada del solsticio de verano encendiendo grandes hogueras, propiciando la bendición de la tierra, el ganado y sus comunidades. Los griegos también encendieron fuegos purificadores en honor de Apolo, el dios del sol y la luz. Los romanos también dedicaron una fiesta de fuego a la diosa Minerva.

La tradición cristiana celebra la noche de San Juan (Bautista), el 24 de junio en homenaje al nacimiento del santo de quien toma su nombre. Por lo tanto, podría ser una adaptación de la fiesta pagana del solsticio de verano a las tradiciones bíblicas basadas en las grandes hogueras que Zacarías, el padre del santo (personaje que aparece mencionado en la Biblia y en el Corán), hizo para el nacimiento de su hijo.

Técnico Superior de cocina y nutrición. Técnico Superior en administración y gestión de servicios hosteleros. Técnico Superior en Comercio Internacional Técnico Superior en Marketing y comunicación Formación en Inteligencia Emocional. Experto en crecimiento personal. Me gustan la personas que toman decisiones y son valientes, me gustan los que se informan y aprenden, los que se parecen por dentro y por fuera, los que ven la parte buena, los que se caen y se levantan. No me gustan la mediocridad, la mentira ni la injusticia. Me gusta dar de comer....

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí