¿Cuánto tarda en parir una perra? Todo sobre el Parto

control de rutina de la salud del cachorro

Table of Contents

El proceso de parto en las perras es un fenómeno fascinante y complejo que despierta numerosas preguntas entre los dueños de mascotas. La expectativa y la preocupación por el bienestar de la madre y sus cachorros son elementos comunes en este período crucial. Entender el tiempo que puede tomar el parto de una perra es esencial para brindar el apoyo adecuado durante este evento trascendental. Si es tu perrita la que está por parir y quieres informarte bien sobre que esperar y que hacer, sigue leyendo que en el siguiente post te lo contamos.

El proceso de parto

El proceso de parto de una perra, como cualquier otro, se divide en varias etapas con sus necesidades de perros que son todas igual de importantes, te las explicamos una a una.

Fase 1: Dilación

Esta fase suele durar entre 6 y 12 horas, aunque en perras primerizas puede prolongarse hasta 36 horas. Durante este tiempo, el cuello uterino se dilata para permitir el paso de los cachorros. 

Fase 2: Expulsión

Esta fase es la más corta, y suele durar entre 15 minutos y una hora. Durante esta fase, la perra comienza a tener contracciones para expulsar a los cachorros. Los cachorros suelen nacer con la cabeza hacia adelante, y la madre los ayuda a salir lamiendo el líquido amniótico y cortando el cordón umbilical.

Fase 3: Expulsión de la placenta

La última fase suele durar entre 30 minutos y una hora. En esta, la perra expulsa las placentas de los cachorros. Es importante que te asegures que expulse todas las placentas, ya que si alguna se queda retenida puede provocar una infección.

Antes de comenzar con el trabajo de parto la perra mostrará signos claros de que el momento se acerca y es vital estar atentos, estos signos son:

  • Se vuelve inquieta, nerviosa o ansiosa.
  • Pierde líquido vaginal.
  • Se hincha la vulva.
  • Se baja el vientre.
  • Comienza a hacer nidos.

Cuánto dura su parto

 granjero pasa tiempo con perro

La duración del parto de una perra suele ser de entre 12 y 24 horas, aunque variará en función de la raza de la perra, el tamaño de la camada y la presencia de complicaciones.

Te puede interesar:  CBD Para Perros: Beneficios y Dosis Necesarias

En general, las primerizas suelen tener un parto más prolongado que las perras que ya han tenido camadas anteriores. Esto se debe a que el cuello uterino de las perras primerizas suele ser más rígido y tarda más tiempo en dilatarse.

Las razas de perras grandes tienen tendencia a tener camadas más pequeñas que las razas de perras pequeñas. Por lo tanto, el parto de una perra grande suele ser más corto que el parto de una perra pequeña.

Posibles complicaciones

Las complicaciones del parto en perras son relativamente raras, pero pueden ocurrir. Algunas de las complicaciones más comunes son:

Prolapso uterino

Es una condición en la que el útero sobresale de la vagina. Esto puede ocurrir si el útero está demasiado distendido o si el cuello uterino no se cierra correctamente después del parto. El prolapso uterino es una emergencia veterinaria y requiere atención inmediata.

Hemorragia

La pérdida de sangre abundante puede ocurrir durante el parto, después del parto o incluso semanas después. Una hemorragia puede ser causada por una variedad de factores, como una placenta retenida, un desgarro uterino o una infección.

Infección

Las infecciones suelen ocurrir en el útero, la vagina o la placenta y causan fiebre, letargo, pérdida de apetito, temblores o un estado letárgico.

Atonía uterina

Es una condición en la que el útero se relaja y no puede contraerse correctamente. Esto impide que la perra expulse la placenta o los cachorros muertos y debe ser tratada con mucha urgencia.

Malformaciones fetales

Los cachorros que nacen con defectos congénitos, como malformaciones del corazón o del cerebro.

Cachorros demasiado grandes

Los cachorros demasiado grandes son difíciles de expulsar y ponen a la perra en riesgo de las complicaciones mencionadas anteriormente. 

¿Qué hacer cuando una perra está dando a luz?

Si tu perra está dando a luz, es importante que estés preparado y sepas qué hacer. Aquí hay algunos consejos:

  • Proporciona a tu perra un lugar tranquilo y cómodo para dar a luz. El lugar de parto debe ser limpio y seco, y debe estar alejado de otros animales.
  • Presta atención a la frecuencia de las contracciones y a la duración de los intervalos entre ellas. También debes observar el color y la cantidad del líquido amniótico.
  • Ayudar a la perra a expulsar a los cachorros, si es necesario. Si la perra tiene dificultades para expulsar a un cachorro, puedes ayudarla tirando suavemente del cachorro con una toalla limpia.
  • Cortar el cordón umbilical, si es necesario. El cordón umbilical debe cortarse a unos 2 cm de distancia del cuerpo del cachorro. 
  • Limpiar a los cachorros, si es necesario. La madre suele limpiar a los cachorros después de que nacen. Sin embargo, si la madre no lo hace, deberás hacerlo tú.
  • La perra suele estar cansada después del parto y puede necesitar ayuda para comer y beber.

10 Recomendaciones para su cuidado

 manos tocando perro

El parto de una perra es un momento emocionante, pero también puede ser un momento delicado. La información y la preparación son cruciales. Aquí tienes 10 recomendaciones para los cuidado de perros en el parto:

  1. Lleva a tu perra al veterinario para una revisión prenatal. El veterinario evaluará la salud de tu perra y detectará cualquier problema potencial.
  2. Crea un espacio especial para que tu perrita pueda parir y sentirse completamente segura. 
  3. Vigile el progreso del parto. Si observas algún signo de complicaciones, contacta al veterinario inmediatamente.
  4. Prepárate con premios para perros naturales y especiales para perritas embarazadas, mucha comida fácil de digerir y mucha agua. 
  5. Ofrécele a tu perra alimentos suaves y nutritivos durante las primeras 24 horas después del parto. Conoce cuál es la mejor alimentación para perros
  6. Ayuda a tu perra a limpiarse a sí misma y a sus cachorros después del parto.
  7. Asegúrate de que tu perra descanse lo suficiente y hazle muchos mimos.
  8. Contacta al veterinario si notas algún signo de infección, como fiebre, letargo o pérdida de apetito.
  9. Mantén a la perra aislada de otros perros durante las primeras 24 horas después del parto. Esto ayudará a prevenir la propagación de enfermedades.
  10. Vigila la salud de los cachorritos, asegúrate de que todos estén comiendo bien y ninguno presente signos de enfermedad.

Conclusión

En conclusión, el proceso de parto en las perras es una experiencia única que demanda atención y cuidado especial. La duración del parto puede variar, pero la preparación y la vigilancia son cruciales para asegurar un resultado exitoso. La observación atenta de signos precursores, la asistencia veterinaria cuando sea necesario y la disposición para adaptarse a las distintas fases son prácticas esenciales para cualquier dueño de una perra gestante. Recuerda que, más allá de la duración del proceso, el vínculo entre dueño y mascota se fortalece durante este evento, destacando la importancia de brindar apoyo emocional y físico a la madre canina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies