Respira hondo y suelta estrés

estrés

Table of Contents

El manejo de las emociones y el estrés siempre será más efectivo, a través de la Aromaterapia, si utilizamos la vía olfativa. Esto es así por la sencilla razón de que con la olfacción directa de los aceites esenciales, las moléculas olorosas viajan a través de nuestro epitelio olfativo, transformadas ya en señales eléctricas, hasta alcanzar el interior de nuestro cráneo y contactar con el bulbo olfatorio. Desde ahí y siguiendo paso a paso un recorrido realmente efectivo, entre el 3% al 7% de dichas moléculas, alcanzan nuestro Sistema Nervioso Central, el lugar donde deseamos influir para modificar nuestra respuesta emocional y hormonal a un mismo tiempo.

La segunda vía de aplicación, no tan potente, pero si mucho más segura, será la vía tópica, diluyendo los aceites esenciales en un vehiculizante apto para nuestra piel.

En el caso que nos ocupa, la gestión del estrés, que no es más (ni menos) que una respuesta desmesurada de nuestro organismo, activada por el cerebro, ante una situación mal enfocada o tomada, la vía olfativa es nuestra mejor arma. Por tanto, la difusión ambiental y la inhalación personal activa, nos puede sacar del atolladero emocional y muy reactivo en el que nos hemos metido.

La cuestión es saber cómo y cuándo. Pero esto te lo indicaré en el tratamiento más adelante.

Etapas del estrés

Durante una situación estresante, ya sea puntual o crónica, pasamos por diferentes etapas:

  1. Alarma. En la cual nuestro corazón y respiración se acelera, aumenta la presión arterial, transpiramos y varias funciones vitales se ralentizan o incluso se paran, como la digestión.
  2. Resistencia. Aceptamos la situación y la alarma segregando cortisol desde nuestras suprarrenales.
  3. Agotamiento. Momento crucial que significa, por desgracia, que hemos “normalizado” el estado de estrés y se cronifica. Los fallos en diversos sistemas van en cadena: nervioso, endocrino, inmunitario…El cortisol campa a sus anchas.
Te puede interesar:  Diseño de vida con Feng Shui

¿Qué deseamos gestionar con esta mezcla?

Los síntomas más comunes se entremezclan unos con otros, aparecen y desaparecen. Se acentúan o se ralentizan. Nuestro cuerpo y nuestra mente sufre. Hay una bajada inmunológica evidente que puede abrir la puerta a infecciones repetidas, los ardores de estómago ocupan prácticamente todas nuestras comidas, nuestro metabolismo se acelera y con ello consume más energía, lo cual puede derivar en deficit nutricional y además sufrimos de insomnio, ansiedad, pánico, miedos, fobias, depresión… Un cuadro completo que nos lleva a sentirnos constantemente abrumados y sobrepasados, en un permanente estado de aceleración.

¿Cómo podemos entonces servirnos de la Aromaterapia? 

Con la fórmula que os he preparado conseguiremos:

  • Controlar nuestra hiperactividad, la vulnerabilidad emocional con la que vivimos, la ansiedad y recuperar el vigor y la fortaleza innata antes las circunstancias. Esto nos lo aportará la lavanda.
  • Gestionar -normalizando- nuestra respiración entrecortada con el naranjo amargo. Además de recuperar la capacidad de controlar el miedo y el pánico repentino y los nervios -mariposas- en el estómago. Es nuestro ansiolítico de cabecera.
  • Rebajar las palpitaciones y dejar atrás ese continuo estado de irritabilidad que nos puede llevar al borde de la ira incontrolada por falta seguridad en los acontecimientos, con el ylang-ylang. Este persistente aroma activa nuestra pituitaria con la segregación de las jubilosas endorfinas. Incluso actuará como un bálsamo ante los dolores musculares que la tensión nos genera. 

Fórmula

  • Lavanda (Lavandula angustifolia) :  5 gotas
  • Naranjo amargo (Citrus reticulata): 4 gotas
  • Ylang-ylang (Cananga odorata): 2 gotas
  • A.V de Jojoba (Simmondsia chinensis): Rellenar el envase
  • Manteca de Karité (Butyrospermum parkii). Si deseamos el preparado sólido
Te puede interesar:  Vivir con plenitud

Puedes usar como envases: un  frasco de 10 ml /roll-on 12 ml / tarrito  de  5 ml y para la difusión: difusor ultrasónico, stick inhalador y/o colgante de aromaterapia.

Aplicación

Vía olfativa.

En difusor o stick inhalador. Realizar, aparte, la mezcla de aceites esenciales puros y de dicha mezcla, verter al menos 8 gotas en el difusor o stick inhalador.

Vía tópica

  • Ir echando las gotas de aceites esenciales, en el orden que se desee, en el envase deseado (roll-on o frasco con pipeta) y rellenar con aceite vegetal de jojoba (también nos serviría a.v de nuez de albaricoque o de pepita de uva; cuantos menos densos los aceites vegetales, mejor)
  • Para el tarrito, que podría ser un elemento complementario, recoger con una pipeta, de la mezcla pura anteriormente preparada en el roll-on, 2 a 3 gotas para añadir al  tarrito con manteca de Karité que previamente hemos puesto al baño maría para llevarlo a estado líquido. Dejar enfriar a temperatura ambiente.

Tratamientos combinados

De nada nos sirve una formulación bien hecha si no llevamos un tratamiento pautado acorde a nuestras circunstancias personales. Aquí os muestro cómo podría ser uno de los tratamientos, que evidentemente debería adaptarse perfectamente al receptor de dicha fórmula y para ello se requiere de una entrevista terapéutica.

Via Olfativa:

  • En Difusor: Echar 8 gotas de la mezcla un par de veces al día y conectar el difusor no más de una hora en una habitación con las puertas abiertas. Repetir este tratamiento durante 21 días.
  • Sugerencia horaria: a media mañana y a media tarde.
  • En un colgante de aromaterapia (difusión pasiva personal)con lasca de terracota u otro elemento absorbente: dejar caer 3 gotas de la mezcla cada vez que se lleve el colgante. 
  • En un inhalador personal: empapar el algodón con 8 gotas de la mezcla y realizar suaves olfacciones cuando lo precises. Al menos 8 veces al día. Mantener este tratamiento durante la primera semana.
Te puede interesar:  Si dejas de identificarte con lo que "te importa", ¿desapareces?

Via Tópica:

  • Roll-on. Aplicar la mezcla en tu plexo solar y chacra corazón al menos 3 veces al día, o cuando sientas presión en el pecho, ansiedad…
  • Con la manteca de karité, aplicar en varios puntos de acupresión, 3 veces o más al día.
    • C7 (Meridiano corazón). A la altura del dedo meñique y en la cara interna de la muñeca, con la yema del dedo pulgar, aplicamos la mezcla hecha con manteca de karité y presionamos durante al menos 1 minuto. 
    • P7 (Meridiano pulmón). Con la mano y muñeca en línea recta, “abrazamos” el dedo pulgar con la otra mano y ahí donde llega la yema de nuestro dedo índice, totalmente estirado, en ese punto, aplicamos la mezcla hecha con manteca de karité y presionamos durante al menos 1 minuto. 

Esta fórmula y sus porqués tienen más explicaciones a nivel bioquímico que puedes encontrar en el libro El Arte y la Ciencia de la Formulación en Aromaterapia. Y puedes conocer aún más sobre los aceites esenciales aquí mencionados en su obra Aceites esenciales en Sinergia 

Porque la gestión de tus emociones puede comenzar con la ayuda de la mayor sinfonía del planeta, la química de los aceites esenciales.

Un aromático saludo

Ana Requejo

Fundadora y directora de la Escuela de Aromaterapia Ana Requejo

Técnico Superior en Aromaterapia y Naturópata

www.anarequejoaromaterapia.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies