Dieta BARF ¿Qué es y cómo implementarla en mi mascota?

perro salchicha comiendo

Table of Contents

La dieta BARF, es una alternativa alimenticia cada vez más popular dentro de los dueños de mascotas. Este enfoque ha logrado despertar considerable interés, especialmente entre los dueños de perros, quienes buscan brindarles una alimentación más natural y equilibrada para mejorar su salud y bienestar. Su popularidad, muchas veces, lo hace parecer como que solo trae ventajas, pero no es así. Su implementación requiere comprensión, planificación y supervisión adecuada para asegurar que cumple con las necesidades de perros nutricionales individuales de cada animal. En el siguiente post te explicamos todo sobre esta dieta, desde que es y quienes la pueden seguir hasta sus ventajas y consideraciones.

¿Qué es la alimentación BARF?

La alimentación BARF, acrónimo de «Biologically Appropriate Raw Food» o «Bones and Raw Food», es un estilo nutricional para mascotas que busca imitar la dieta natural de los ancestros salvajes de los perros y gatos. Esta dieta se basa en la premisa de que los animales domésticos se benefician al consumir alimentos crudos y sin procesar, similares a los que habrían encontrado en la naturaleza.

¿Qué tiene la dieta BARF?

Los ingredientes que componen una dieta BARF deben ser naturales, sin procesar, sin conservantes y en líneas generales sin cocinar también. Claramente, deben estar adaptados a las necesidades del animal en sí. Los alimentos más comunes que suele incluir son:

Carne magra

La base de la dieta BARF consiste en carne magra de alta calidad.

Huesos carnosos

Ya que no solo contribuyen al mantenimiento de una buena salud dental al promover el ejercicio mandibular y la eliminación de placa, sino que también suministran calcio y fósforo, nutrientes cruciales para huesos y dientes fuertes.

Vísceras

Estos órganos ofrecen una amplia gama de nutrientes, incluyendo vitaminas A y D, hierro, zinc y ácidos grasos omega-3.

Vegetales y frutas

Aunque los perros y gatos son animales carnívoros, la inclusión de vegetales y frutas que pueden comer los perros les proporciona fibra, vitaminas y antioxidantes. 

Suplementos

En algunos casos, se agregan suplementos para garantizar que la mascota reciba todos los nutrientes esenciales. 

Beneficios de la dieta BARF

La dieta BARF se ha hecho popular entre los dueños de mascotas debido a los beneficios que ofrece para la salud y el bienestar de los animales. Aunque, cabe aclarar que cada mascota es única y los resultados pueden variar. Algunos de los beneficios son:

Mejora del pelaje y la piel

Al ser una dieta rica en ácidos grasos esenciales provenientes de fuentes como pescado y aceites vegetales, ayuda a mantener la integridad de la piel y reducir problemas como la sequedad y la descamación.

Promoción de la salud dental

La inclusión de huesos carnosos crudos en la dieta fomenta la masticación natural, lo que ayuda a mantener una buena salud dental.

Te puede interesar:  CBD Para Perros: Beneficios y Dosis Necesarias

Mayor energía y vitalidad

Al proporcionar alimentos crudos y naturales, una dieta BARF aumenta los niveles de energía y vitalidad en las mascotas. Algunos dueños de mascotas han reportado que sus animales muestran una mayor actividad, resistencia y entusiasmo después de adoptar este enfoque nutricional.

Mejora de la digestión

Los ingredientes crudos y sin procesar son fácilmente digeribles. Como consecuencia se produce una mejor absorción de nutrientes y una digestión más eficiente.

Fortalecimiento del sistema inmunológico

La diversidad de nutrientes presentes en la dieta BARF, incluyendo vitaminas, minerales y antioxidantes, fortalece el sistema inmunológico de los animales. Un sistema inmunológico robusto los protege contra enfermedades y contribuye a una vida más saludable.

Menor riesgo de enfermedades crónicas

Al proporcionar una dieta natural y equilibrada, la dieta BARF también ayuda a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Desventajas de la dieta BARF 

Aunque esta dieta trae un montón de beneficios, no es perfecta, también presenta ciertas desventajas o consideraciones, como por ejemplo:

Riesgo de contaminación

La manipulación de alimentos crudos conlleva el riesgo de contaminación bacteriana, como Salmonella o E. coli, tanto para las mascotas como para los dueños. La higiene y la manipulación segura de alimentos son aspectos críticos en este tipo de dietas.

Problemas digestivos

mano sosteniendo un tazón de comida al perro

La transición abrupta a una dieta BARF a veces provoca problemas digestivos, como diarrea o malestar estomacal. 

Costo

Este estilo de alimentación, casi siempre, conlleva un gasto generalmente superior que las opciones de alimentos comerciales para mascotas. 

Incompatibilidad con algunas mascotas: Algunas mascotas tendrán dificultades para adaptarse a la dieta BARF, ya sea por preferencias alimenticias, problemas de salud preexistentes o sensibilidades.

Requerimientos de almacenamiento

Esta dieta implica la compra y el almacenamiento de alimentos crudos en grandes cantidades, llegando a ser un desafío logístico para aquellos con espacio de almacenamiento limitado.

Lista de alimentos dieta BARF

La lista de ingredientes que más eligen los dueños de mascotas para darles una dieta BARF es la siguiente:

  • Pollo (sin huesos)
  • Pavo (sin huesos)
  • Conejo
  • Carne de res magra
  • Cordero magro
  • Pescado (salmón, sardinas, arenque)
  • Huesos carnosos
  • Hígado 
  • Riñones 
  • Corazón 
  • Zanahorias
  • Calabacines
  • Brócoli
  • Espinacas (cocidas)
  • Calabaza
  • Manzanas (sin semillas)
  • Peras (sin semillas)
  • Aceite de pescado 
  • Aceite de coco
  • Aceite de oliva

¿Comida BARF cruda o cocinada?

La elección entre ofrecer alimentos crudos o cocidos es crucial, pero, depende de varios factores, como la salud individual de la mascota, las preferencias del dueño y las recomendaciones del veterinario. Ambas tienen sus propias ventajas y consideraciones, y la decisión final debe tomarse con cuidado. Te explicamos los pros y los contras de ambos aspectos:

Te puede interesar:  Todo sobre Leucemia Felina: Síntomas y Tratamiento
Alimentos crudosAlimentos cocidos
VentajasConservan mejor sus nutrientes naturales, como enzimas y vitaminas.La masticación de huesos carnosos crudos mejora la salud dental.Ofrecen una experiencia sensorial más enriquecedora para las mascotas.
La cocción elimina la mayoría de los patógenos presentes en la carne.Es más probable que las mascotas toleren sin problemas los alimentos.Los alimentos cocidos son más fáciles de almacenar y transportar.
ConsideracionesLa carne cruda puede contener patógenos como Salmonella o E. coli.Algunas mascotas experimentan problemas digestivos durante la transición a alimentos crudos.La cocción afecta la disponibilidad de algunos nutrientesHay más probabilidades de problemas dentales como acumulación de sarro.

¿Qué animales pueden consumir la dieta BARF?

La dieta BARF está diseñada para imitar la alimentación natural de animales carnívoros. Por ende, cualquiera de nuestras mascotas que sea por naturaleza carnívora, se podría beneficiar de seguir esta alimentación. Aunque la dieta BARF es particularmente popular entre los dueños de perros, tanto gatos como hurones pueden llevarla a cabo perfectamente. Claro está que primero habría que consultar con un veterinario e informarse de manera extensa. 

¿Dieta BARF es apta para cachorros?

La respuesta sencilla es sí, pero se debe hacer con previa autorización y orientación veterinaria. Esta dieta puede ser beneficiosa en diversos aspectos para el desarrollo de los cachorros en crecimiento. El masticar huesos carnosos crudos favorece su desarrollo dental y fortalece sus mandíbulas. Pero, por otro lado, poseen una mayor demanda nutricional en comparación con los perros adultos, por lo que hay que ajustar las porciones y proporciones regularmente.

El comenzar a darle alimentos, ya sean crudos o cocidos a nuestros cachorros, provee de una ventaja importante y es que el proceso de alimento procesado a natural no existe. Ya que el animal pasaría de alimentarse a base de leche a alimentarse a base de carne o los ingredientes que le demos. Casi como pasaría en la naturaleza.

Sin embargo, riesgos como la contaminación bacteriana se tornan más peligrosos. Los cachorros son más susceptibles a infecciones por patógenos presentes en alimentos crudos debido a que su sistema inmunológico aún no está tan desarrollado. Además, aunque los huesos carnosos son beneficiosos para el desarrollo, el desequilibrio en la proporción de calcio y fósforo puede afectar negativamente su desarrollo óseo, subrayando la importancia de la supervisión veterinaria para evitar desequilibrios nutricionales.

Transición a la alimentación BARF ¿cómo hacerla?

perro con plato de comida

La transición a la alimentación BARF debe ser un proceso gradual y cuidadosamente planificado para permitir que el sistema digestivo de la mascota se adapte a los nuevos alimentos. Nuestras recomendaciones para que la logres con éxito son las siguientes: 

Consulta veterinaria

Antes de iniciar la transición, es esencial programar una consulta con un veterinario. El profesional debería evaluar la salud general de la mascota, proporcionar orientación sobre los alimentos adecuados y establecer un plan de transición personalizado.

Te puede interesar:  Esterilizar gatos ¿Qué es? ¿Cuándo y por qué debe hacerse?

Investigación y planificación

Investigar y comprender los principios de la dieta BARF es crucial, además que planificar las comidas con anticipación facilitará una transición más suave.

Introducción gradual: Comienza introduciendo pequeñas cantidades de alimentos variados en la dieta existente de tu mascota. 

Ajusta de proporciones

A medida que tu mascota se acostumbra a dichos alimentos, ajusta gradualmente las proporciones. Aumenta la cantidad de alimentos crudos y reduce la cantidad de alimentos procesados hasta lograr la proporción que necesite.

Monitoreo de la salud

Durante todo el proceso de transición, monitorea la salud y el comportamiento de tu mascota de cerca para poder identificar cualquier signo de malestar y actuar rápido.

Adaptación del sistema digestivo

El tiempo que lleva la transición variará según la mascota. Algunos animales se adaptan rápidamente, mientras que otros pueden requerir más tiempo. Sé paciente.

Control de peso y ajustes continuos

Monitorea el peso de tu mascota durante la transición y realiza los ajustes necesarios. Los cachorros, perros mayores o aquellos con necesidades nutricionales especiales pueden requerir ajustes adicionales.

Mantener la higiene

Dado que la dieta BARF implica manipulación de alimentos crudos, mantener altos estándares de higiene es crucial para prevenir la contaminación.

¿Cómo calcular la cantidad en la dieta BARF?

Más allá de la variedad o la calidad de los alimentos, lo que marca también una gran diferencia en sí esta dieta aporta más beneficios que desventajas es la cantidad. Es muy fácil pasarse en las porciones y provocar que nuestra mascota termine con sobrepeso. Para calcular cantidades correctamente deberías:

  • Conocer el peso actual de tu mascota y determinar sus necesidades calóricas diarias. Esto variará según la raza, tamaño, edad, nivel de actividad y estado de salud. Apóyate en tu veterinario de confianza. 
  • Seguir las recomendaciones generales para las proporciones en la dieta BARF. Estas son incluir alrededor del 70-80% de carne magra, 10-15% de huesos carnosos, 5-10% de vísceras y pequeñas cantidades de vegetales y frutas. 
  • Con base en las proporciones y las necesidades calóricas, calcular la cantidad total de gramos requeridos para cada componente de la dieta. 
  • Cada mascota es única, y las necesidades nutricionales por ende variarán. Debes estar atento a señales de pérdida o ganancia de peso, así como a cambios en la energía y la salud general. 
  • En caso de ser necesario, incluir suplementos para asegurar que tu mascota reciba todos los nutrientes que necesita.
  • Programar consultas regulares con el veterinario.
  • Llevar un registro de la dieta y evaluar continuamente el progreso de la mascota. 

Conclusión

En pocas palabras, la dieta BARF busca satisfacer las necesidades nutricionales naturales de las mascotas. Aunque tiene seguidores entusiastas que resaltan sus beneficios, su adopción requiere comprensión, planificación y supervisión cuidadosa. Consultar con un veterinario es clave antes de hacer cambios significativos en la dieta de una mascota, para asegurar que se cumplan sus necesidades nutricionales específicas. Si estás considerando comenzar a implementarle esta dieta a tu amigo peludo, recuerda que la transición gradual y buenas prácticas de higiene, son los dos factores más importantes para prevenir problemas y malestares de salud.

Sigue leyendo: Cuidado de los perros