Ansiedad en Perros: Síntomas, Causas y Cómo Controlarla en 3 Pasos

golden retriever molesto domesticado mirando por una ventana

Table of Contents

Parece que cada vez son más las mascotas que sufren de ansiedad, especialmente los perros. La ansiedad, así como nos afecta a nosotros, puede afectar significativamente la calidad de vida y el bienestar de nuestros fieles compañeros caninos. Comprender los síntomas y las posibles causas que tiene en ellos es esencial para abordar adecuadamente este problema y proporcionar el apoyo necesario. En este artículo, te enseñaremos los diversos signos que indican la presencia de ansiedad en ellos, las posibles razones detrás de este comportamiento y, lo más importante, cómo controlarla y manejarla de manera efectiva en tres sencillos pasos. Con este artículo, buscamos proporcionarte a ti como dueño de perro las herramientas y conocimientos necesarios para mejorar la salud emocional de tus mascotas.

Qué es la ansiedad en perros

La ansiedad en perros es como la ansiedad en humanos. Básicamente, es un estado mental caracterizado por una gran inquietud, nerviosismo e inseguridad. Es una reacción normal a situaciones estresantes, pero que se puede descontrolar o volver crónica y llegar a ser un problema grave.

Consecuencias de la ansiedad en perros

 perro acostado sobre una almohada en casa

Los estados ansiosos continuos afectan negativamente tanto la salud física como el bienestar emocional del animal. Aquí hay algunas posibles consecuencias de la ansiedad en perros:

Problemas de salud

El estrés crónico asociado con la ansiedad impacta negativamente la salud física del perro, provocando problemas gastrointestinales, trastornos dermatológicos, supresión del sistema inmunológico, etc.

Problemas de conducta

La ansiedad lleva a cambios en el comportamiento, como agresión, miedo excesivo, hiperactividad o retraimiento social. Lee el artículo: Perros agresivos

Problemas fisiológicos

Los perros ansiosos muchas veces experimentan dificultades para controlar sus funciones fisiológicas, es decir, orinar o defecar en lugares inapropiados.

Problemas de socialización

La ansiedad también dificulta la socialización del perro con otros animales y personas, lo que a su vez limita su capacidad para disfrutar de interacciones sociales positivas.

Te puede interesar:  Catnip para Gatos: Qué es, Beneficios y Cómo Usarla

Agotamiento

Estar ansiosos constantemente afecta tanto mental como físicamente al perro, disminuye su energía diaria, su capacidad para descansar adecuadamente y su disposición general.

Los problemas con la ansiedad afectan de manera muy negativa la calidad de vida en general de nuestras mascotas. Como hemos visto, la ansiedad impacta en prácticamente todos los aspectos de la salud de los perros. 

Causas

Un problema con la ansiedad se originará de forma multifactorial y variará según la personalidad del animal, su rutina diaria y el ambiente en general donde vive. En líneas generales, las causas más comunes son:

Factores genéticos

Algunos perros son simplemente más propensos a la ansiedad que otros, así como nosotros los humanos. 

Separación

La ansiedad por separación es común en ellos y se produce cuando el perro se siente estresado o ansioso cuando está solo. Esto puede deberse a un apego excesivo a los dueños o a experiencias previas negativas durante la ausencia de los mismos.

Cambios en el entorno

Mudanzas, cambios en la rutina diaria, introducción de nuevos miembros en la familia (humanos o animales), o cambios en el entorno físico suelen desencadenar ansiedad.

Fobias

Las fobias también les generan ansiedad, ya sea que se enfrenten a aquello que les da miedo o que se traslade a ser un estado continuo. Es muy común en perros que fueron abandonados o vivieron en las calles durante al menos un tiempo.

Falta de socialización

Los perros que no han sido adecuadamente socializados desde cachorros tienden a experimentar ansiedad en situaciones sociales, especialmente en presencia de otros perros.

Traumas anteriores

Perros que han experimentado abusos continuos o negligencia en sus hogares anteriores también tienden a desarrollar ansiedad cuando están dentro de una casa, pero disminuye si están al aire libre.

Te puede interesar:  Ansiedad por Separación en Perros: Qué es, Síntomas y Cómo solucionarlo

Problemas de salud

El dolor crónico, las enfermedades o condiciones médicas pueden contribuir a la ansiedad en los perros, puesto que ellos no tienen las mismas herramientas que nosotros para entender y procesar lo que pasan. 

Falta de estimulación

Nuestros perritos necesitan estimulación mental y física para mantenerse equilibrados. La falta de ejercicio, juegos y enriquecimiento ambiental también contribuye a la ansiedad.

Envejecimiento

Cuando los perros se hacen mayores suelen experimentar ansiedad debido a cambios en su salud, capacidad física y la relación con el entorno.

Síntomas ¿Cómo saber si tu perro tiene ansiedad?

Los síntomas que genera la ansiedad son variados, muy distintos entre ellos y siempre pueden ir cambiando. Así como nosotros tenemos nuestras individualidades, nuestros peluditos también las tienen. De cualquier forma, los síntomas que más se suelen ver son:

Comportamientos destructivos

Los perros ansiosos a menudo manifiestan su ansiedad a través de comportamientos destructivos, como masticar muebles, zapatos u otros objetos en la casa.

Ladridos excesivos

La ansiedad llega a provocar que un perro ladre de manera excesiva, muchas veces sin razón aparente.

Temblores o agitación

Los perros ansiosos muchas veces muestran signos físicos de nerviosismo, como temblores, agitación y dificultad para quedarse quietos.

Hiperactividad o inquietud

Básicamente, esto quiere decir que el perro parece incapaz de relajarse o quedarse quieto.

Evitar situaciones o lugares

Los perros ansiosos suelen tratar de evitar situaciones o lugares que perciben como estresantes. Esto incluye resistencia a pasear con correa, negarse a entrar a ciertas habitaciones o mostrar miedo hacia ciertos estímulos.

Exceso de lamido o mordisqueo

Los perros ansiosos casi siempre se lamen o mordisquean en exceso, lo que lleva a irritaciones en la piel o incluso lesiones.

Controla su ansiedad en tres pasos

 mujer acariciando adorable perro

Si observas varios de estos síntomas en tu perro, estate alerta porque podría ser ansiedad. Presta mucha atención a su comportamiento, busca información y consulta con tu veterinario de confianza. Si no presenta ninguno de estos comportamientos, pero ves que está desarrollando hábitos extraños, consulta con tu veterinario porque también podría ser ansiedad u otra condición no necesariamente física. Nosotros te dejamos tres pasos que puedes seguir para ayudar a controlar la ansiedad de tu perro:

Te puede interesar:  Leishmaniasis en Perros: Qué es, Síntomas y Tratamiento

Identifica

Trata de identificar las posibles causas de la ansiedad. Puede ser útil observar cuándo y en qué situaciones se manifiestan los síntomas.

Proporciona

Crea un ambiente seguro y predecible para tu perro. Esto puede incluir establecer una rutina diaria consistente, ofrecer un lugar tranquilo para descansar y asegurarte de que tenga acceso a sus juguetes y actividades favoritas. Recuerda que los perros son territoriales, si le das un sitio para él, asegúrate que nadie lo invada continuamente, especialmente si tienes niños en casa. 

Entrenamiento

El entrenamiento y la socialización adecuados siempre ayudan a fortalecer la confianza de tu perro y reducir su ansiedad. Trabaja en ejercicios de obediencia y exposición gradual a situaciones sociales.

Como último consejo, considera la posibilidad de utilizar productos con CBD para perros, como aceites o galletas. Estos han demostrado tener efectos calmantes en algunos perros. Sin embargo, es crucial consultar con tu veterinario antes de incorporar cualquier suplemento en la dieta de tu mascota, para asegurarte de que sea seguro y adecuado para las necesidades de perros específicas.

Conclusión

En conclusión, la ansiedad en perros es un tema complejo pero manejable con la atención y el cuidado de perros adecuados. Cuando logramos reconocer los síntomas y comprender las posibles causas, como dueños de perros, podemos tomar medidas proactivas para abordar la ansiedad y mejorar su calidad de vida. Recordemos que cada perro es único, por lo que es fundamental observar y adaptar las estrategias según las necesidades individuales de cada uno.