Perros Agresivos: Qué hacer y Cómo Amansarlos

perro vicioso mostrando los dientes y mordiendo la mano

Table of Contents

La convivencia armoniosa que hay entre humanos y nuestros fieles compañeros caninos a menudo se ve desafiada por la aparición de comportamientos agresivos en ellos. Esta problemática no solo genera preocupación y estrés en los dueños, sino que también plantea riesgos potenciales para la seguridad de quienes rodean al animal y al animal en sí. A lo largo de este post, te explicaremos las causas subyacentes de la agresividad en los perros, para proporcionarte a ti como lector una comprensión más profunda de este comportamiento. Además, te daremos estrategias efectivas para abordar y mitigar la agresividad, fomentando un entorno seguro y afectuoso para ambas partes de la relación.

¿Por qué pueden convertirse los perros agresivos?

Está dentro de la creencia popular que hay razas, como las de los Pitbulls, que por naturaleza son agresivas, pero, esto está lejos de ser cierto. Son numerosos los estudios que se han llevado a cabo en los últimos años respecto a este tema y todos concluyen en lo mismo. Lo que realmente provoca que un perro sea agresivo es el ambiente en donde vive. Es decir, los factores que vuelven a un perro agresivo son siempre ambientales, siendo los más comunes:

Mala socialización

Los perros que no socializan adecuadamente durante su etapa de cachorros son más propensos a tener miedo y a reaccionar de forma agresiva ante otros perros, personas o situaciones nuevas.

Trauma

Aquellos que han sufrido algún tipo de trauma, como ser maltratados o abandonados, también son más propensos a desarrollar problemas de comportamiento, incluido la agresividad.

Ansiedad

Cuando los perros se sienten ansiosos o estresados, tienen más posibilidades de reaccionar de manera agresiva.

Enfermedad o dolor

Si nuestros peludos están enfermos o sufren dolor, serán más irritables y propensos a la agresividad. 

¿Qué pasa cuando un perro se vuelve agresivo?

Las repercusiones derivadas de la manifestación de agresividad en un perro llegan a ser de gran gravedad, tanto para el propio can como para las personas y otros animales que lo rodean. En el caso del perro, la agresión puede desencadenar diversas consecuencias, tales como:

  • Abandono
  • Eutanasia
  • Reclusión en un refugio

En cuanto a las personas y animales que comparten el entorno con el perro agresivo, la agresión puede conllevar:

  • Lesiones físicas
  • Estrés psicológico
  • Miedo posterior a los perros
Te puede interesar:  Viajar en Avión con Perro 10 Consejos para hacerlo (Guía 2024)

Estas ramificaciones subrayan la importancia de abordar y prevenir la agresividad en los perros, no solo por el bienestar del animal, sino también para preservar la seguridad y el bienestar de la comunidad en general. Está más que claro que nadie quiere ninguna de estas consecuencias. 

¿Qué hacer si tu perro te ataca? Actúa así

perro labrador retriever cansado después de un buen paseo.

Si tu perro o el de otra persona te ataca, lo más importante es mantener la calma y actuar con rapidez, nuestras sugerencias luego son:

  • Deja de mirar a los ojos al perro. Los perros suelen interpretar la mirada a los ojos como una amenaza.
  • No grites ni te resistas. Esto solo puede empeorar la situación.
  • Intenta alejarte del perro. Si puedes, corre hacia un lugar seguro, como una habitación cerrada o un automóvil.
  • Si no puedes alejarte del perro, intenta proteger tu cara y cuello. Puedes usar los brazos, las piernas o cualquier objeto que tengas a mano.
  • Si el perro te muerde, no hagas fuerza en sentido contrario a la de él. Esto porque tienen muchísima fuerza en la mandíbula y al ejercer fuerza en sentido contrario solo lograrás lastimarte aún más
  • Una vez que el perro te haya soltado, busca atención médica lo antes posible. Incluso si la herida parece pequeña, puesto que también está la posibilidad de que el animal tenga algún tipo de enfermedad como la rabia o agarres una infección.

Tipos de agresiones perrunas

La agresión, en realidad, es un comportamiento natural en los perros, pero claramente puede ser peligroso si no se maneja adecuadamente. Es importante entender que existen diferentes tipos de agresión y que se clasifican según la causa que las provoca. Las que son innatas de la especie hay que aprenderlas y respetarlas, pues es parte de su comunicación.

Agresión por miedo

Se produce cuando el perro se siente amenazado o asustado. El perro puede mostrar signos de miedo, como jadeo, temblores o ladridos, antes de atacar. Pero algunos perros pueden llegar a atacar sin mostrar signos de advertencia.

Agresión por dominancia

Esta se produce cuando el perro intenta afirmar su dominio sobre otros perros o personas. Los signos más usuales son gruñir, mostrar los dientes o ladrar. 

Te puede interesar:  Moquillo en perros: Causas, etapas y tratamiento

Agresión territorial

Este tipo de agresión pasa cuando el perro defiende su territorio de otros perros o personas. Generalmente, también mostrará signos de territorialidad, como gruñir, ladrar o incluso atacar.

Agresión por dolor

Si un perro está sufriendo dolor, es muy probable que ataque a otros perros o personas que se le acerquen o le toquen. 

Agresión maternal

La agresión maternal se produce cuando una perra protege a sus cachorros de una amenaza percibida.

Agresión por competencia sexual

Es la que ocurre cuando dos perros machos compiten por el derecho a aparearse con una hembra.

Agresión por juego

Esta agresión es la más común y es la que vemos cuando los perros juegan entre sí.

¿Cómo calmarlo? Paso a Paso

perro doberman aislado en blanco en estudio.

Si su perro está mostrando signos de agresión, es importante actuar con calma y rapidez para evitar una situación peligrosa. Los siguientes pasos te ayudarán a calmarlo:

  • Aléjate del perro. Si el perro está a la vista, aléjate lo más posible. Esto ayudará a evitar que se sienta amenazado y que la situación empeore.
  • Mantén la calma. Es importante que permanezcas calmado y controlado, incluso si el perro está agitado. Si tú te asustas o te pones nervioso, el perro lo notará y es más probable que se comporte de forma agresiva.
  • Habla con un tono de voz calmado.
  • Ofrécele una distracción, como un juguete o un bocadillo. Esto es para ayudar a desviar su atención de la situación que lo está estresando.
  • Si el perro está en un lugar cerrado, intenta abrir la puerta o la ventana, siempre sin ningún movimiento excesivamente brusco.
  • Nunca le toques ni le acerques la mano a la cara para intentar hacerle mimos. Tocar a un perro que está claramente agresivo solo empeorará la situación.

¿Cómo educar a un perro agresivo? ¡Hazlo poco a poco!

Educar a un perro agresivo es un total desafío, pero es importante tener en cuenta que es posible. Con paciencia y dedicación, lograrás ayudarlo a aprender a controlar su comportamiento y a vivir en armonía con los demás.

Paso 1

Identifica la causa. Lo primero que debe hacer es identificar la causa de la agresividad del perro. Esto suele ser difícil, pero es importante para poder desarrollar un plan de tratamiento eficaz.

Te puede interesar:  Ansiedad en Perros: Síntomas, Causas y Cómo Controlarla en 3 Pasos

Paso 2

Crea un entorno seguro: Una vez que fue identificada la causa de la agresividad del perro, comienza a crear un entorno seguro para él, abastecer las necesidades de los perros es algo crucial. Esto significa proporcionarle un lugar tranquilo para descansar y relajarse, y evitar exponerlo a situaciones que puedan desencadenar su agresividad. Si tu perro tiene miedo a algo en específico, puedes comenzar exponiéndolo a esas situaciones de forma gradual y controlada. Si tu perro intenta establecer su dominio, puede comenzar estableciendo un liderazgo claro. Esto significa ser consistente en sus reglas y expectativas, y asegurarte de que sepa quién está a cargo.

Paso 3

Busca ayuda. Ya sea que busques ayuda profesional o te eduques a ti mismo, es muy importante que aprendas sobre el tema. Capacítate, estudia e investiga sobre el comportamiento animal para que tengas más herramientas a la hora de enseñarle.

Paso 4

Entrena a tu perro. El entrenamiento ayudará a que aprenda a controlar su comportamiento y a responder de manera adecuada a diferentes situaciones. El entrenamiento positivo es el método de entrenamiento más eficaz para los perros agresivos. Este método básicamente utiliza refuerzos positivos, como elogios o golosinas, para enseñarles los comportamientos deseados. Caso contrario, deberás colocarle un collar o arnés

Paso 5

Sé paciente y consistente en el cuidado de perros: Educar a un perro agresivo te llevará tiempo y te consumirá mucha paciencia, pero te aseguramos que vale completamente la pena. Es importante ser consistente en las reglas y expectativas, y no desanimarse si tu perro no aprende todo de inmediato.

Conclusión

En conclusión, la agresividad en los perros no debe considerarse como una sentencia definitiva, sino como un problema que puede perfectamente ser abordado con paciencia, comprensión y dedicación. La clave en todo esto radica en la constancia y el amor, en proporcionar un ambiente en el que el perro se sienta seguro y comprendido. Si logras seguir estas pautas, no solo se beneficiarán tú y tu mascota, sino que también contribuirán a una comunidad segura, en la que los perros pueden ser apreciados y disfrutados por su lealtad y afecto incondicionales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies